Padre Jaime Marenco Martínez
Columnista / 13 de agosto de 2021

La belleza de la solidaridad en Catedratón

Cuando dos o más personas se unen y colaboran mutuamente para conseguir un fin común, están dando pasos solidarios.

La solidaridad es compartir con otros lo material, lo sentimental, lo espiritual; es ofrecer ayuda a los demás sin intereses egoístas. Cuando entendemos el significado de esta palabra nos atrevemos a transformarla en acción, descubriendo así la belleza de los gestos solidarios y convirtiéndolos en apoyo, respaldo, ayuda y protección de una causa para cambiar una realidad vulnerable o lamentable, haciéndola más amable, productiva y digna para todos.

La solidaridad es un valor que se caracteriza por la colaboración mutua que existe entre los individuos, lo que sin duda permite resistir las adversidades que se nos presentan a lo largo de la vida. La persona solidaria no duda en colaborar y apoyar a todos aquellos que se encuentran en situaciones desfavorecidas y, casi siempre, lo hace desde casa con sus familiares, amigos, vecinos e incluso con personas necesitadas de bondad que requieren una mano amiga que los anime a recuperar la esperanza.

En el departamento del Atlántico, territorio de la Arquidiócesis de Barranquilla, existe una obra de solidaridad que se llama “Catedratón”. Nació hace 18 años con el propósito de recaudar fondos para el mantenimiento de la Catedral Metropolitana María Reina. En su primera versión, en 2003, descubrimos que la fuerza católica de Barranquilla y todos los municipios del Atlántico superó en generosidad y bondad la meta trazada, duplicándola. Aquí, la solidaridad fue evidente.

Hoy, Catedratón se ha convertido en la obra de solidaridad más importante de Barranquilla y el Atlántico, la cual trabaja los 365 días del año por “las hijas” de la Catedral, es decir, por todas las parroquias de la arquidiócesis, especialmente por aquellas que se encuentran en zonas vulnerables.

En sus 18 años, Catedratón ha beneficiado a más de 110 parroquias, más de 400 empresarios se han vinculado con aportes, en escena han participado unos 5.000 artistas, más de 3.000 voluntarios han ofrecido su servicio, alrededor de 500 instituciones y un sin número de familias han colaborado con su donativo. Así mismo, grupos musicales de las parroquias, artistas diocesanos y de diferentes modalidades en los ámbitos locales, nacionales e internacionales, han alabado con su talento a Dios en esta gran obra de la iglesia arquidiocesana.

El evento central de Catedratón este 2021 será nuevamente de forma virtual, con transmisión multiplataforma desde el Cubo de Cristal en la Plaza de la Paz, a través de los canales Telecaribe y CTV Barranquilla, así como de las redes sociales de la arquidiócesis y Catedratón. Un total de 12 horas de solidaridad, oración y expresiones artísticas, vivirán barranquilleros, atlanticenses y hermanos de cualquier lugar del mundo que nos sintonicen el domingo 26 de septiembre, desde las 8:00 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde.

Cabe anotar que para todas las parroquias de la Arquidiócesis de Barranquilla ha sido un desafío avanzar en su misión evangelizadora durante la pandemia, y es precisamente Catedratón la que nos anima a seguir creciendo por el bien de la Iglesia y la comunidad atlanticense. Por esta razón, Catedratón quiere sembrar un mensaje de esperanza, ánimo, consuelo y fe en las diversas realidades eclesiales y de la sociedad, para vivir este tiempo de pandemia desde tres dimensiones: Confianza en Dios, cuidado personal y del prójimo, y solidaridad con los más necesitados.

“Ora & Obra con Catedratón”, el lema de esta versión, que tiene como principal propósito promover en este tiempo la oración y la comunión fraterna en las parroquias, los hogares, las empresas y los medios de comunicación, para crecer juntos en solidaridad con las obras y dinámicas propias de la Arquidiócesis de Barranquilla, promoviendo el recaudo de fondos para las parroquias en zonas vulnerables, la formación de los futuros sacerdotes en el Seminario Regional Juan XXIII, la atención de los sacerdotes ancianos en la Casa Sacerdotal Luis Calixto Leyva y los procesos pastorales que lidera el arzobispo Pablo Salas Anteliz desde la curia arquidiocesana.

Tenemos un compromiso grande y serio en la reactivación de los procesos pastorales, sociales, culturales y económicos de Barranquilla y todos los municipios del Atlántico. Por eso, desde la arquidiócesis, invitamos a unirse a esta gran obra de solidaridad que tiene nombre propio: Catedratón. Esto es orando y obrando, es decir, oración y acción.

Las personas que deseen sumarse con su aporte a Catedratón 2021 pueden hacerlo a través de la cuenta corriente No. 026569997005 del Banco Davivienda a nombre de ‘La Casa Sacerdotal Luis Calixto Leyva’, o llevando sus donativos a las parroquias.

¡Bendiciones para todos!

+ Noticias


Siete mitos y realidades sobre el baño del bebé
La modelo que gastó 500 mil euros para parecerse a Kim Kardashian
La historia de los estudiantes que fueron a la cárcel por copiarse en un examen
Meme de la semana