La casa virtual de Andrea y Gabriella Jaramillo Char

Las hermanas Gabriella y Andrea Jaramillo son las encargadas de seleccionar las marcas que ofrecen en su nueva empresa virtual que nació en plena pandemia.

Zoraida Noriega

Se trata de Casa Hermana, la nueva plataforma online creada por la ex Reina de Carnaval y su hermana para ofrecer selectos objetos de diferentes marcas para el hogar.

Ellas no se cambian por nadie con su nuevo proyecto. Siguen la tradición familiar haciendo realidad una de sus pasiones: la decoración.

Es una casa amplia y moderna que no tiene techo ni paredes, pero repleta de objetos de distintas marcas que todos pueden adquirir solo con pasar la puerta. Nos referimos a Casa Hermana, el nuevo marketplace de decoración que ofrece un amplio abanico de opciones de selectivos productos con historia e identidad propia para el hogar.

Lo artesanal también está presente en el marketplace.

La nueva vitrina online ha sido creada por Andrea y Gabriella Jaramillo Char, dos jóvenes hermanas emprendedoras que durante la pandemia decidieron unir sus gustos y conocimientos en el arte de la decoración tanto para satisfacer las necesidades del hogar y convertirla en ‘la casa de los sueños’, como para apoyar el talento colombiano, mezclándolo con piezas de diseño contemporáneo de otras partes del mundo.

CÓMO EMPEZÓ

Luego de una minuciosa investigación de mercadeo, a través de las redes sociales lo primero que hicieron fue seleccionar y luego contactar las marcas especializadas en manteles, vajillas, cristalería, cubertería, etc, lo mismo que líneas de adornos para el hogar. “Nos llamó la atención que el talento colombiano es una locura, quedamos gratamente sorprendidas”, dice Andrea quien asegura que así como los diseñadores con el movimiento ‘Vístete de Colombia’ han logrado que la gente crea más en la industria, es lo que aspira Casa Hermana en la decoración: visibilizar, fortalecer  y promover lo artesanal de nuestro país de la mano de la tecnología.

Entre las marcas están lo mejor de la creatividad colombiana y piezas de diseño contemporáneo de otras partes del mundo.

“En la plataforma hemos reunidos varias firmas que trabajan con muchos artesanos nuestros”, agrega.

Seleccionar las marcas no fue tarea fácil, pues las hermanas tienen gustos distintos, según cuenta Andrea, a quien le encanta más lo clásico y tradicional, sin dejar a un lado la combinación de nuevas tendencias, mientras que Gabriella, 10 años menor, es más moderna.

Vajillas, cristalería y demás elementos para una mesa, pueden encontrarse en Casa Hermana.

Sin embargo, con la visión de “dos mundos distintos”, como dicen entre risas las hermanas, con este nuevo proyecto continúan con la tradición familiar infundada por su abuela Gladys Yidi, experta en el arte decorativo y arreglos de mesa y quien hace 37 fundó el almacén de decoración Kasana, hoy bajo la dirección de Marisel y su hija Andrea.

El gusto en que sí coinciden es el amor por los gatos. De ahí surgió el logo de la tienda, porque “es un animal doméstico y muy elegante”. Son dos mininos mirándose de frente, ahí estaban pintadas ellas. En Bogotá, donde reside, Andrea tiene dos gatos adoptados, en la casa de sus padres hay 3 y Gabriella se la pasa rescatando estos pequeños felinos en la calle y hace parte de la fundación Adopa peluditos.

Florero de Kasana, una de las 25 marcas que ofrece la nueva casa de las Jaramillo.

CON PIE DERECHO

“Cuando nos metimos en esta vaca loca, en Casa Hermana arrancamos con 10 marcas, después 15 se unieron porque confiaron en nosotras, y hasta hoy tenemos 25. Ahora muchas nos llaman para decirnos que quieren estar en la plataforma. Poco a poco vamos incluyendo más”.

La plataforma online está llena de firmas reconocidas y emergentes. Para estas últimas, las dos emprendedoras habilitaron el sistema pre-order (pedido anticipado). 

“En el marketplace  se vende al mismo precio de las marcas, no competimos. Las otras casas o tiendas pueden seguir vendiendo en sus sitios. No tenemos exclusividad, a no ser que una haga cierta línea especial para nuestra empresa”.

“Ha sido tal la acogida de la plataforma que ya ¡ni dormimos!”, apunta entre risas Andrea. “Por fortuna contamos con el mejor equipo que es la familia. Mis padres en Barranquilla, yo en Bogotá y  Gabriella, en Nueva York, donde estudia, pues es experta en la web, se encarga de todo el montaje en la página y de manejar las redes sociales.”

A través de shopcasahermana.com fue el lanzamiento digital del proyecto la semana pasada en el amplio y frondoso jardín del patio de sus padres. Allí, Andrea, quien también es una excelente hostess,  mostró su buen gusto y habilidades en el arte de arreglar una mesa, y acto seguido participó cocinando su papá Juancho Jaramillo, todo un maestro en la culinaria.

#Casa Hermana abrió su gran puerta para siempre darle la bienvenida a quienes deseen visitarla a cualquier hora y desde cualquier lugar del mundo.  

+ Noticias


La decoración de interiores que marca tendencias
Parejas que le cantan a la vida… ¡y encantan!
El ‘Plan B’ de los papás para celebrar la Noche de los Niños
Modistas: ¡aún hay mucha tela que cortar!