Dr. Rodolfo Vega Llamas
Columnista / 6 de abril de 2024

La maestría del silencio

«Una vez que abres tu boca le estás diciendo al mundo quién eres»: Ken Robinson

Yo pienso que se debe convencer al mundo sin abrir la boca; es mejor cautivar las personas con tus acciones, mantener un leguaje no verbal, que las personas las persuades en cualquier situación.

Tu actos influyen más que mil palabras, pero si decides abrir tu boca hazlo con la magia del lenguaje.
Hay un refrán muy popular que dice «por la boca muere el pez», y aunque no lo crean, la lengua coloquial o cotidiana es lo más popular en el sentido amplio en todas los estratos sociales; hablar en el trabajo, en la casa con la familia, con los amigos, con el vecino en cualquier situación siempre nos toca abrir la boca. Pero cuidado con lo que dices, no caigas en el chisme; en ocasiones decir una noticia verdadera o falsa con lo que se intenta indisponer una persona puede resultar en algo grave, y jamás podrás retroceder en lo que dijiste, y en el daño que pudieron ocasionar tus palabras.

Cuando dos personas hablan de una tercera persona, que no está presente, debería ser para algo positivo, ya que la que no está presente no puede defenderse de lo que dicen de ella, y este acto me parece vil y cobarde.

El chisme para mi es un acto de violencia, que sin ejercer un acto violento produce un daño moral, ya que puede dañar la reputación de un tercero, su autoestima y sus relaciones interpersonales.

Por eso esa frase me encantó, por que cuando escucho de alguien algo incorrecto, recuerdo la interpretación de la palabra chisme, (ñiñería, o cosa despreciable), viene del latín Cimex Icis, e inmediatamente reconozco en esa persona algo negativo.

Increíble lo que les voy a decir en una información que encontré. Imagínense que el chisme ayuda a segregar la hormona del placer. Así lo asegura la universidad italiana de Pavia. Por su parte, el “manual de Oxford de chismes y reputación” indica que el chisme hace parte de la naturaleza humana, manifiesta que el chisme es una adaptación evolutiva y que es la herramienta principal para monitorear y gestionar la reputación de los individuos en la sociedad.

Pero aún peor, esas personas que abren la boca para calumniar o difamar con el único fin de hacer daño.
Leyendo sobre este tema encuentro frases interesantes, como esta: “hasta un necio pasa por sabio si guarda silencio»; o esta otra frase increíble: «el silencio y la sonrisa son dos armas poderosas, la sonrisa resuelve problemas, el silencio los evita».

Hay un libro que lo recomiendo, se llama “el silencio de los sabios” escrito por Wilmer Oconitrillo.

Si analizamos bien, el conocimiento y la sabiduría nacen del silencio, en nuestros periodos de solitud, creamos más, aprendemos más, por una razón poderosa, estamos enfocados para crear, imaginar, soñar, en el fondo el silencio nos abraza y brotan ideas.

Cada día perfeccionó más la maestría del silencio, y esto me ha enseñado a tomar decisiones más importantes.

Por eso te recomiendo si guardas mas silencio te quedarás atónito de todo lo que descubrirás a tu alrededor, y lo más importante, no solo aprenderás a escuchar a los demás, sino a ti mismo.

+ Noticias


Hada International: manos barranquilleras que producen jabones para 22 países
La mujer que se hizo viral vestida de novia
Empleo y salud, lo que más piden los barranquilleros en el nuevo año
¿Cuáles son los museos más importantes del mundo?