Dolce vita / 20 de abril de 2024

La pasión por los peces llevó a un docente a descubrir más de 90 especies en el mundo

Carlos Ardila Rodríguez en e laboratorio que tiene montado en su casa en Barranquilla.

Miguel Utria

Se llama Carlos Ardila Rodríguez, es de Floridablanca, Santander, y reside en el barrio Chiquinquirá de Barranquilla, que hoy es un punto obligado de visitas de estudiantes en vísperas de graduarse para ahondar en las investigaciones de sus tesis.

Carlos Ardila es un docente retirado que ha dedicado toda su vida al estudio de los peces, inicialmente como afición por las vivencias en su infancia y posteriormente como parte de su profesión al dedicarse a recorrer varios países persiguiendo el estudio y logrando el descubrimiento de nuevas especies.

Es graduado en Administración Educativa y Administración de Recursos Renovables, con posgrado en Biología de la Universidad Santo Tomás, pero se considera biólogo desde que era niño pues desde pequeño se ha dedicado a la ictiología, según asegura.

Cuenta el profesor Ardila que siendo muy niño, en su pueblo natal, Floridablanca, Santander, acompañaba a su madre y abuela a lavar a orillas de unas quebradas cristalinas y llenas de peces con los que se extasiaba viendo las diferentes especies que en esas aguas nadaban.

El profesor Carlos Ardila y algunas de sus obras y publicaciones sobre los peces.

“Todas esas cosas influyeron en mí y fueron creando una impronta hacia los peces, impulsándome a realizar mis estudios y montar el primer museo en mi pueblo con todas las especies de peces encontrados allí en los ríos y quebradas”.

Al llegar a la Universidad Industrial de Santander a laborar como docente, conoció a un profesor que le enseñó lo relacionado con la pesca deportiva y estudiar lo relacionado con la museología para el estudio y conservación de diferentes especies piscícolas.

Ha sido docente durante más de 45 años en facultades de medicina en el país como la UIS de Bucaramanga, Cartagena, Panamá y Metropolitana de Barranquilla. Fue director del zoológico de Barranquilla y docente de biología en la Universidad del Atlántico. También ha sido profesor en las universidades San Martín y Santo Tomás de Aquino en la capital del Atlántico.

NUEVAS ESPECIES

El profesor Ardila, quien ya se encuentra retirado de las aulas, se dedicó a recorrer varios países, entre ellos Surinam, Guyana, Trinidad y Tobago, Venezuela, Panamá, Ecuador, Perú y Bolivia, en los que se especializó en peces de los Andes tropicales. En Colombia se especializó en peces de la región Andina y el Caribe.

Asegura que en cada uno de esos países se ha dedicado a la investigación, estudios en los museos e intercambio de conocimientos con expertos en el tema de ictiología (estudio de los peces).

A lo largo de su vida de estudios sobre los peces ha logrado documentar el descubrimiento de 93 nuevas especies de peces para el mundo, patentadas mundialmente y que son el fruto de más de 70 años dedicados a esta labor.

De esas especies nuevas descubiertas por el profesor Ardila, una fue para Panamá, nueve para Perú, tres para Venezuela y las otras 80 en Colombia, una de las cuales en Ponedera, Atlántico y otra en Tucurinca, departamento del Magdalena. Son especies pequeñas, de agua dulce, de quebradas pequeñas, que son importantes para el ecosistema porque unas son controladores de biológicos, otras son indicadores de la calidad del agua y otras son purificadoras de las aguas.

Tres de las nuevas especies descubiertas por Ardila.

Aunque está retirado de la docencia aún lo invitan a participar de conferencias, encuentros y congresos relacionados con el tema de la ictiología. De hecho su casa, en el barrio Chiquinquirá de Barranquilla, es una especie de aula ocasional, en la que tiene un acuario, y a la que llegan estudiantes a aprender del tema.

“Yo tengo en mi casa un museo que es referente internacional. Aquí han venido estudiantes del exterior y del interior del país que están en maestrías y posgrados, a estudiar y complementar sus estudios e investigaciones con los conocimientos que nosotros tenemos”, cuenta Ardila.

MUSEO EN CASA

En ese sentido han llegado a su casa estudiantes de universidades de Brasil y de varios departamentos del país para conocer su colección y detalles de toda la investigación que él ha realizado por años.

Esta labor y afición le ha dado para escribir 17 libros dedicados a la ictiología y está invitado a participar en el Congreso Sudamericano de Ictiología, en Villavicencio, el próximo mes de mayo, en el que presentará una nueva especie de pez descubierto recientemente en Zapatoca, Santander.

“Esto de los descubrimientos de nuevas especies se da por casualidad, es como una lotería que se le presenta a uno en la vida. El primer descubrimiento que hice se dio después de 38 años de estudios”, afirma el profesor.

Por su trabajo ha sido galardonado con cinco premios nacionales de biología, igualmente el Premio Águila de la Ciencia, que es la máxima distinción que se le otorga a un científico en Colombia, Premio al Mejor Zoólogo  Latinoamericano y le fue otorgada la distinción como Profesor honorifico por parte de la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

+ Noticias


La nueva Señorita Atlántico, sensible, comprometida y apasionada
Para una manicura ¡a lo estrella de Hollywood!
Semana Santa, tiempo para la humildad y la reflexión
Cómo limpiar una freidora de aire de forma correcta