Mundo curioso / 10 de diciembre de 2022

Las 10 curiosidades que quizás no conocías de la tradición de Navidad

Los primeros árboles de Navidad surgieron en 1570. Foto: Freepik.

Alix López

¿Cuántos kilómetros viaja Papá Noel para entregar los regalos? ¿Cómo nacieron los villancicos? MiRedVista te cuenta la historia de estos hechos y otros más.

Papá Noel leyendo las cartas de millones de niños en el mundo. Foto: Freepik

¿Sabías que los tradicionales colores rojo y verde de la Navidad están relacionados con Jesús?

El primero simboliza la sangre que derramó, y el verde representa la esperanza de la vida eterna, posible por su sacrificio. El dorado, el otro tono muy presente en las decoraciones de final de simboliza riqueza, prosperidad e iluminación divina.

Este es quizá un dato curioso que seguramente, amigo lector, desconocías de esta popular fiesta que se celebra en el mundo católico.

Nacimiento en Belén Foto Freepik

Pero, ¿y el pesebre? La representación El del nacimiento del Niño Jesús se remonta a 1223 en Greccio, por San Francisco de Asís, una población de Italia.

Cuentan algunos historiadores que todo partió de la iniciativa de un grupo de pobladores que en ese año interpretaron a José, María, el Niño Dios y los Reyes Magos, entre otros personajes.

Así se recreó el nacimiento en Belén que estuvo acompañado de misa, con tanta acogida que quedó institucionalizado que en las parroquias y en las casas se replicara el modelo pero usando figuras en madera.

Del árbol de Navidad, otra figura infaltable en muchos hogares del mundo, hay que mencionar que los primeros surgieron en 1570 en Alemania.

Las primeras luces eléctricas en un árbol de Navidad surgieron en 1882. Foto Freepik

En los archivos sobre su historia se lee que la tradición instalarlos y adornarlos empezó a tener popularidad a mediados del siglo XVIII, sobre todo en las clases altas de Alemania. Las decoraciones de la época eran con velas adheridas a las ramas con ayuda de cera derretida y agujas.

Las luces eléctricas alrededor del árbol empezaron a instalarse en diciembre de 1882, invento que se atribuye a Edward H. Johnson, quien le puso adornó el suyo con 80 bombillas pequeñas de colores azul, blanco y rojo.

A partir de 1900 ya algunos comercios empezaron a comercializarlas, pero los precios eran tan elevados, que no todas las personas podían comprarlas.

Pudín de Navidad, infaltable en la mesa de Nochebuena. Foto:  kidsandchic.es

Ahora bien, el muy apetecido pudín de Navidad era, originalmente, una sopa hecha de uvas pasas y vino.

Pero si de costumbres se trata, en Polonia, por ejemplo, los sabores fuertes son los protagonistas de la cena navideña ya que se acostumbra consumir borscht, una sopa que además de carne tiene zanahoria y betabel, mientras que en República Checa, la costumbre es consumir pescado  acompañado de ensalada de papas y pan relleno de almendras pasas y fruta confitada.

En cuanto a los villancicos, muy presentes a lo largo de muchas generaciones su origen fue en la época del Renacimiento cuando el pueblo entonaba melodías para contar cualquier situación cotidiana: parodiaban a sus gentes, hablaban de historias de amor, e incluso formaban parte del Cancionero de Palacio, según la Guía Infantil.com. Eran las canciones de los villanos, de ahí su nombre.

Alrededor de los autores, algunos historiadores relacionan al Marqués de Santillana como uno de los primeros en componerlos, como también hecho los evangelizadores del siglo V.

El villancico más popular del mundo, el que todos han cantado al menos una vez en la vida. Stille nacht, heilige nacht, es el nombre original de esta canción de Navidad, Noche de paz, creada y escrita por Joseph Mohr, un sacerdote austríaco que se encontró en la tesitura de tener que componer una canción que se pudiera interpretar sin el acompañamiento del órgano de la iglesia, que se había dañado.

Entonces en la misa del gallo en un pueblo pesquero de Austria, en 1818 compuso una famosa canción que millones de personas han entonado en el mundo y que ha sido traducida a 330 idiomas.

+ Noticias


Las finas servilletas decorativas de Yolanda de Orozco
La Bola e’ Trapo, una tradición que vuelve a los barrios de Barranquilla
Dos empresarios sincelejanos que impulsan el arte con materiales reciclables
Los mejores ‘outfits’ de los premios Emmys 2022