Entretenimiento / 13 de marzo de 2021

Las cuatro revelaciones más candentes de los duques de Sussex

El príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, durante la entrevista en el jardín de la casa de Oprah Winfrey.

Miredvista.co

Tras las declaraciones del príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, crecen los cuestionamientos por expresiones de racismo, discriminación y sometimiento en el seno de la monarquía en cabeza de la reina Isabel II.

El Palacio de Buckingham volvió a estremecerse esta semana con el huracán que levantó la sonada entrevista del príncipe Harry y de su esposa Meghan Markle a la connotada entrevistadora norteamericana Oprah Winfrey.

Los expertos en monarquía aseguran que las explosivas declaraciones que muchos siguieron en vivo y en directo, marcan el destape de una ‘guerra’ entre la corona y los duques de Sussex, que se cocinaba desde mucho antes de que estos decidieron dejar su residencia palaciega en Londres para radicarse en California, Estados, en marzo del año pasado, junto a su hijo Archie.

En ese momento, Harry y Meghan renunciaron temporalmente a sus privilegios y obligaciones reales y acordaron con la reina Isabell un periodo de transición, con el fin de trabajar para volverse financieramente independientes. Sin embargo, a mediados de febrero, antes de que esta transición terminara, la monarca anunció que su nieto y esposa ya no “continuarán con las responsabilidades y deberes que conlleva una vida de servicio público”.

La exactriz Meghan Markle, que espera su segundo hijo ­–una niña, según anunció a Winfrey–, habló con mucha serenidad, al principio sola y luego acompañada por su esposo, de situaciones vividas en la intimidad de la Casa Real, lo que generó reacciones encontradas.

Mientras muchas celebridades norteamericanas se pronunciaron a favor suyo, en Europa, y especialmente en el Reino Unido, consideran las revelaciones como una “bofetada” o una “puñalada” al corazón de la monarquía, y más puntualmente una “afrenta” a su la reina Isabel II, considerada por los británicos un símbolo de unidad nacional.

Aunque hablaron de varios temas, hubo cuatro revelaciones lacerantes, que desde ya se advierte que han abierto heridas difíciles de cerrar, pues dejan muy mal parada a la Corona británica. Veamos:

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por The Royal Family (@theroyalfamily)

“¿Qué tan oscura será su piel?”

Meghan Markle aseguró que durante su embarazo ciertos miembros de la familia real británica expresaron dudas sobre el color de piel que tendría su primer hijo, por lo que habían decidido no conceder el título de príncipe a Archie, su primogénito, ni la seguridad oficial que conlleva. El tema salió a relucir cuando Oprah Winfrey le preguntó a la duquesa de Sussex que si durante su embarazo hubo alguna preocupación en la Casa Real de que su hijo (Archie) naciera “demasiado moreno” y eso fuera un problema. Markle le dijo: “Si esa es la deducción que estás haciendo, creo que es bastante adecuada”. Winfrey no ocultó su asombro al oír esto. La exactriz norteamericana de 39 años apuntó que hubo alusiones sobre lo oscura que sería la piel del bebé cuando naciera: “[sobre] qué significaría o cómo se vería”. Agregó que se trató de una conversación entre miembros de la familia real británica y el príncipe Harry, quien, no obstante, no quisoofrecer más detalles: “Es algo que nunca voy a compartir públicamente”. Lo que sí dijo el príncipe de 37 años fue que le había dolido que nadie de su familia condenara la cobertura mediática racista sobre ellos.

“Se pierde totalmente la libertad”

La duquesa de Sussex explicó que tras casarse con el príncipe Harry, en mayo de 2018, sus actividades fueron limitadas y que no pudo salir de casa en meses, lo que le llevó a sentir “unaprofunda soledad”. “Cuando me uní a la familia, esa fue la última vez –hasta que nos marchamos– en que vi mi pasaporte, mi licencia de conducir, mis llaves… todo hay que entregarlo”. Harry, por su parte, explicó que ante el estado de su esposa no tenía “ni idea de qué hacer” y que él mismo acabó “en un lugar muy oscuro”. “No tenía nadie a quien recurrir”, manifestó. Fue después de este episodio que decidieron apartarse de sus roles, en marzo de 2020, y marcharse del país, tras denunciar la discriminación, mentiras y persecución de los tabloides británicos.

El registro de la entrevista le dio la vuelta al mundo.

“Ya no quería estar viva”

La duquesa de Sussex reveló que llegó a tener pensamientos suicidas, pero que la Casa Real se negó a ayudarla. “¿Tuviste pensamientos suicidas?”, repreguntó Winfrey. “Sí”, respondió Markle. “Pensé que eso solventaría todo para todos”. “Simplemente ya no quería seguir viva”, dijo. “Fue un pensamiento constante, real y aterrador”, señaló, y confesó que se sintió “avergonzada” de confesárselo a su esposo por las grandes “pérdidas que ha sufrido”, en alusión a la muerte de su madre, la princesa Diana de Gales.

Harry y su esposa Meghan con la reina Isabel II.

“Dejó de atenderme el teléfono”

Sobre la relación entre ellos y otros miembros de la realeza británica, Harry comentó que su padre, el príncipe de Gales y heredero al trono, dejó de atenderle el teléfono en medio de la crisis. “Me siento realmente decepcionado, porque él ha pasado por algo similar, sabe lo que es el dolor… y Archie es su nieto”. “Pero, al mismo tiempo, por supuesto que siempre le querré. Se ha hecho mucho daño y seguirá siendo una de mis prioridades tratar de curar esa relación), señaló. De su hermano, el príncipe William, manifestó que ambos están en “caminos diferentes”, y describió tanto a él como a su padre como “atrapados” en el sistema. Sin embargo, dijo que tiene muy buena relación con su abuela, la reina Isabel, quien ha hablado incluso por video-llamadas. ¿Qué viene ahora para la monarquía británica? De momento, la reina ha condenado cualquier asomo de racismo en su seno, pero el debate apenas comienza.

+ Noticias


Andrés Reales, médico barranquillero que divide su corazón entre Barcelona y su tierra natal
“No quiero hablar más de eso”: Zidane sobre el caso James
“Luché para acabar con el estigma de que las reinas siempre quieren ser actrices o presentadoras”
El estilo exclusivo de Isabel Preysler