Personaje / 25 de mayo de 2024

‘Los caminos de la vida’ de Omar Geles, de la gloria hasta su última morada

La figura de cera de Omar Geles, que forma parte del Salón de la Fama del Centro Cultural y de Convenciones de la Música Vallenata en Valledupar, fue colocada a un lado del féretro del cantautor.

Zoraida Noriega

Este exitoso tema vallenato, del desaparecido maestro bolivarense criado en Valledupar, cuenta con 34 versiones y su extenso repertorio ha sido interpretado por distintas generaciones. Fue uno de los más prolíferos compositores de la actualidad.

Hace 32 años, cuando Omar Geles apenas tenía 25 “abriles” y pertenecía al grupo vallenato ‘Los Diablitos’, un día escribió en un viejo cuaderno todas las penurias que había pasado en su niñez porque a su mamá Hilda Suárez, que lavaba ropa, ya la veía cansada de trabajar por él y por sus hermanos, a falta de la presencia paterna.

Cuando pequeñito creía que las cosas eran fáciles , veía que su mamá se esmeraba por darle lo que necesitaban, pero se daba cuenta que no era tan fácil. Por eso, para él, su mamá era su heroína, una mujer valiente que fue capaz de luchar de sacar a sus hijos adelante. Esta historia, de la vida real entonces le puso música.

“Quería ayudarla, y por ella peleo hasta el fin. Por ella lucharé hasta que me muera, y por ella no quiero morir; tampoco que se me muera mi vieja, pero yo sé que el destino es así”, dice textualmente una de las estrofas de ‘Los caminos de la vida’, vallenato que según los entendidos es el segundo más escuchado después de ‘La gota fría’ de Rafael Escalona, y cuenta con 34 versiones.

‘Los caminos de la vida’, como reza el estribillo “no son lo que yo esperaba, no son lo que yo creía, no son lo que imaginaba”, fue una de las vivencias más duras para Geles, quien pese a la fama que fue adquiriendo con los años, se distinguió por su humildad. 

Es más, fueron tantas las dificultades económicas en su familia, que en una entrevista contó que como en su casa los servicios públicos siempre los cortaban por falta de pago, la vecina de su mamá se las ingeniaba pasando una manguera por la cerca para suministrarle agua. Y orgulloso dijo también que a él tocó salir a vender dulces a la calle que hacía su mamá Hilda.  

Geles en un video con su mamá Hilda Suárez.

La canción, que quiso entregársela al Binomio de Oro para que la grabara,  pero que la casa discográfica de entonces prefirió que lo hiciera con ‘Los Diablitos’  (que Geles conformó junto con el cantante Miguel Morales), por ser una composición demasiado personal;  y por esas cosas del destino el tema después se convirtió en un clásico de la música colombiana.

Con ‘Los Diablitos’ siempre estuvo agradecido,  porque fueron los inicios de su carrera  en la industria de la música; sin embargo decidió retirarse al convertirse al cristianismo. Como no quería que lo llamaran ‘el diablito’,  rebautizó al grupo como ‘La gente de Omar Geles’.

En 2009 decidió definitivamente terminar con su agrupación y comenzó un nuevo proyecto casi de ceros, como solista, bajo el nombre de Omar Geles, donde él interpretaría todas las canciones, dejando a un lado el acordeón y más de 900 composiciones hasta el día de su inesperada muerta el 21 de mayo de este año.

Aunque fueron muchos los éxitos de su autoría que pasaron por las voces y estudios de grabación de grandes figuras del folclor vallenato como Diomedes Díaz, Jorge Celedón, Felipe Peláez, Silvestre Dangond, Nélson Velásquez, Peter Manjarrés, Patricia Therán e Iván Villazón, entre otros,  ‘Los caminos de la vida’ logró traspasar fronteras. Se convirtió casi como en el ‘himno de la música vallenata’.  

En el funeral, Hilda Suárez, madre de Omar Geles, visiblemente dolida por tan lamentable pérdida.

En Paraguay, México, Costa Rica, Ecuador, Chile y Argentina han sido algunos de los países en los que es conocido la composición de Geles.   

El cantautor argentino Vicentico, vocalista de Los Fabulosos Cadillacs, hizo una versión de ‘Los caminos de la vida’; en 2019 Alexander Acha, el hijo del baladista romántico Emmanuel y Dulce María, exintegrante de RBD, la grabaron en cumbia-pop pero sin perder la línea melódica de la original.  

Bendición y oración por el eterno descanso al artista que acaba de entrar a la lista de colegas fallecidos.

Alzate, el cantante antioqueño de música popular, fue el único que no sólo consiguió los derechos para grabar ‘Los caminos de la vida’, sino que logró grabar al lado de su insigne autor.

Aunque en la tarima de la Plaza Alfonso López, donde fue trasladado el cuerpo del maestro de la composición, hubo emotivas palabras de despedidas y sus colegas de la música de acordeón improvisaron presentaciones cantando algunos de sus clásicos, el tema que la multitud coreó fue ‘Los caminos de la vida’ acompañándolo hasta la última morada.

+ Noticias


El otro patrimonio de Barranquilla ¡la vegetación!
La bandera feminista de Claudia Palacios en busca de la equidad de géneros
Detalles de la nueva serie de la plataforma de Netflix sobre Colombia
Nueve candidatas del Caribe van por la corona Miss Universo Colombia 2024