Lizzette Diaz
Columnista / 6 de agosto de 2022

Los errores que podrían estar hundiendo tu estrategia de marketing

No es lo mismo una estrategia que una táctica, dos términos que suelen confundirse especialmente en temas de marketing, por eso es importante entender lo que una estrategia sin táctica podría ocasionar en los resultados que buscas en materia de marketing para tu negocio o viceversa, qué sería de una campaña repleta de tácticas sin una estrategia.

Es por ello que se hace vital entender cuál es la función de cada una para que logres lo que sea que te hayas propuesto con tu marca.

Lo primero que hay que entender es que implementar tácticas sin estrategia es como lanzarse al mar sin saber nadar. Lograr que las acciones de marketing que implementamos en nuestros negocios arrojen resultados requiere de una buena estrategia, acompañada de tácticas efectivas, una diferencia que no siempre queda muy clara para los pequeños y medianos empresarios. Investigando sobre el tema me encontré con esta diferencia que me parece interesante compartir con ustedes hoy.

¿Qué es la estrategia de marketing?

La estrategia de marketing es un plan a largo plazo que busca conseguir unos objetivos previamente analizados mediante un estudio técnico.

No se puede establecer una estrategia de marketing si no tenemos claro nuestro público objetivo, nuestras debilidades y fortalezas como empresa (Análisis DAFO) y sobre todo, qué objetivos de marketing (realistas) nos hemos fijado (Metodología SMART).

¿Qué es la táctica de marketing?

Las tácticas de marketing son el conjunto de acciones que llevamos a cabo para hacer posible la estrategia de marketing. Es el método que vamos a utilizar para trabajar en la línea que nos hemos marcado.

Una empresa, de este modo, puede tener quizás una buena estrategia de marketing, pero no estar llevando las tácticas adecuadas para poder desarrollarla. Y viceversa: puedes estar llevando a cabo tácticas de marketing sin tener una estrategia.

Una vez tengas claro el concepto, entonces hablemos ahora de la importancia que tiene tanto la estrategia como las tácticas en temas de marketing.

Muchas empresas descuidan completamente la estrategia, centrándose sólo en las tácticas que han creído que funcionan. Pero sin hacer un estudio previo, sin tener un objetivo claro, sin definir bien a su público objetivo e identificar los problemas a los que se enfrentan en ese momento, es posible que puedan acertar pero asumiendo demasiados riesgos en términos de tiempo y dinero.

Diseñar acciones sin tener conocimiento del mercado y los objetivos que se pretenden alcanzar podrían llevarte a cometer numerosos errores difíciles y costosos de subsanar. Los errores más frecuentes que suelen ocurrir ante la falta de una estrategia de mercadeo realizada de una manera profesional y consciente te podrían llevar a:

1. Abrir cuentas en todas las redes sociales (solo porque está de moda o porque la competencia lo hizo) sin tener en cuenta cuál es la que mejor resultados podría generar en virtud de tu cliente objetivo.

2. Crear una gran cantidad de contenido para nuestro blog, pero sin haber definido previamente nuestro público objetivo, de tal forma que no tenemos claro qué le vamos a decir, en qué tono se lo dirás y cómo lograrás llegar a él.

3. Invertir mucho dinero en publicidad online, pero sin tener claro qué queremos vender exactamente.

4. Intentar vender todo y a todo el mundo.

5. Descuidar tu propuesta de valor y centrarte solo en el precio (lo cual es muy peligroso porque está en juego tu rentabilidad)

Como verás sin una estrategia podrás estar implementando tus mejores tácticas y nunca llegar a tu objetivo, por lo que la elaboración de tu estrategia debe convertirse en una de tus prioridades para alcanzar los objetivos trazados.

+ Noticias


Clemencia Grillo y su proceso creativo en accesorios
Té, la pasión que Stefannia Doria lleva en su ADN
PES 2021 ya está disponible en Play Station, Xbox, y PC
Una receta de ‘Mita’