Zoraida Noriega
Columnista / 17 de junio de 2023

Mi red social

Con sabor colombiano — En su breve visita a Colombia, la esposa del rey Felipe de España tomó café, degustó un almuerzo costeño y se llevó como regalo por parte de los indígenas una colorida pulsera hecha a mano que ella no dudó en ponérsela enseguida. Letizia, quien vino a nuestro país en viaje de Cooperación Española, para conocer de primera mano las labores del organismo público en áreas como la salud, la lucha contra la violencia hacia las mujeres, desarrollo rural y seguridad alimentaria. Con su cabello recorrido, luciendo un chaleco rojo de cooperante y botas, sin demostrar que el calor agobiante que la afectaba (según nos contaron los que estuvieron con ella) la reina inició su recorrido en Cartagena acompañada de la Primera Dama de la Nación Verónica Alcocer.

******

Apretada agenda — En Cartagena, Letizia recorrió el barrio Villahermosa, uno de los más vulnerables de esa ciudad. En el Centro de Formación de la Cooperación Española descubrió una placa conmemorativa, visitó la Escuela Taller que, creada con el apoyo del organismo español, lleva más de 30 años formando a jóvenes, y conoció un programa de abastecimiento de agua potable y saneamiento domiciliario. Como buena periodista le hizo muchas preguntas a los habitantes de ese sector y estudiantes de la escuela, escuchando sus respuestas con gran atención.  También estuvo en  el Baluarte de Santa Catalina para conocer los trabajos de restauración de la muralla realizados por los alumnos de la Escuela Taller. Su agenda continuó con un almuerzo que la esposa del presidente Petro  ofreció en la imponente Casa del Marqués de Valdehoyos.  

*****

Con aroma de reina — Tras aterrizar en Cali, doña Letizia se desplazó por carretera al municipio de Yotoco, enclavado en el Valle del Cauca, en el suroeste de Colombia, para conocer la finca cafetera ‘La Esperanza’, donde trabajan 124 excombatientes que estuvieron en su día enrolados en el grupo armado hasta que la pacificación sellada en 2016 les ofreció una segunda vida. Durante más de una hora, la reina recorrió la cooperativa, ubicada en un terreno de 119 hectáreas que el Gobierno colombiano expropió a un narcotraficante para entregarla en febrero del pasado año a la asociación. Tras visitar una plantación de café donde vio cómo es el proceso que siguen para producir la planta, degustó una taza de esta bebida.

****

Una pulsera especial — Entre sus otras actividades en el Valle del Cauca visitó la Escuela Taller de Jardinería de Cali para saber más sobre las iniciativas productivas de mujeres apoyadas por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Cuando llegó un grupo de mujeres indígenas realizaron una breve oración para dar gracias a la naturaleza, presenció una danza virtual de bienvenida y luego recibió una pulsera artesanal, tipo brazalete, que las indígenas habían elaborado especialmente para la distinguida visitantes. De Cali voló a España la reina Letizia. Se fue feliz.

+ Noticias


Alejandra Borrero alza la voz contra la explotación sexual de menores
Del año bisiesto, los agüeros y la astrología
Cergui Art, la nueva apuesta que apoya el talento en residencia artística de Pereira
Regresó el fútbol, el deporte amado por todos