Empresariales / 11 de diciembre de 2021

Mimi, el restaurante inspirado en la receta de brownie de la abuela

Alix López

Lo que comenzó como un emprendimiento escolar de brownies terminó siendo el soporte económico de la familia Fernández Munárriz que hoy sigue expandiendo el proyecto. La meta es abrir en Cartagena y Bogotá.

Brownies y trufas son algunas de las especialidades de Mimi Restaurante.

Muchos de los barranquilleros que frecuentaban papelerías y librerías tradicionales como Arquitectura 76, Tauro y otras, entre el 2004 y el 2012 se acordarán de haber probado alguna vez los brownies envueltos en bolsitas plásticas que allí se vendían con todo un éxito.

La mayoría de los clientes no sabían quién los hacía o cómo se llamaban, pero de lo que sí estaban seguros era que con el primer bocado quedaban enamorados.

El negocio tuvo tanta acogida que se fue expandiendo a los car wash, clínicas y cafeterías de colegios.

Detrás de esa receta estaba Mimi Chagui de Munárriz, que meses atrás guió a su nieta Angélica Fernández en un emprendimiento en su colegio que todos sus compañeros de clases de noveno grado le compraban. Todo un hit,

Los cakes navideños de Mimi.

«Nuestra familia entró en una crisis económica y entonces, lo que surgió como un ejercicio escolar se convirtió en una herramienta de auto sostenimiento familiar», asegura hoy Andrés Fernández Munárriz al recordar los inicios de Mimi Restaurante (@mimirestauranteco), uno de los establecimientos de mayor acogida en Barranquilla.

El concepto de Mimi, que es de Angélica Fernández, es instagrameable. «Que den ganas hasta de tomarse fotos en el piso», dicen sus propietarios. Aquí varias clientas en un baby shower.

El éxito de los brownies caseros de la abuela Mimi fue creciendo de tal manera que toda la familia asumió roles: el abuelo Álvaro Munárriz (fallecido) era el encargado de la contabilidad, mientras que Andrés su hermana Angélica y su mamá Ivonne Munárriz estaban dedicados a hornear y a distribuir entre la clientela.

En diciembre en el 2013, Angélica asistió a una comida con compañeros del colegio, y como ya era tradicional, los Fernández aportaban los brownies, solo que en esta ocasión, Angélica le agregó chocolate, una salsa especial que elaboró y lo decoró. «Fueron la sensación porque todos le preguntaban que dónde podían comprar esos brownies», dice Andrés, sicólogo, profesor universitario y gerente general de Mimi.

Allí empezaron a comprarle brownies a la abuela y ellos los vendían decorados, crearon la marca Mimi, el logo y la página web. «Quisimos llamarla Mimi como una manera reconocerle a la abuela que su receta había sido importante para la subsistencia de la familia», añade.

La hamburguesa bacon es una de las más solicitadas.

En marzo de 2014 arrancaron con la distribución de brownies saludables por todo el país elaborados sin azúcar, harina de almendra, harina de coco, una opción diferente que no existía en Colombia, solo en Medellín, según Fernández, quien está asociado con su mamá Ivonne Munárriz y su hermana Angélica, que además tienen que además tienen Burger Stock (@burgerstockcol) en el Mall Plaza y La Esquina (@laesquinacol) en el Centro Comercial Viva y Portal del Prado.

En la actualidad con las tres marcas están generando 145 empleos.

«Mi hermana asumió la parte comercial, mi mamá la producción y yo la parte administrativa. Así empezamos y permanecimos hasta el 2009 distribuyendo, reinvirtiendo de a poco, creciendo, de menos uno a uno. Empezamos a comprar nuevos equipos, a contratar más personal y nos trasladamos de la casa de mi abuela a una casa”, asegura.

Por razones de salud, doña Mimi de Munárriz decidió retirarse, ceder su parte del negocio y venderle a su hija y sus dos nietos la receta de los brownies y el negocio.

Allí empezó la fase de industrialización que coincidió con la solicitud de sus clientes de que abrieran un espacio al público para los postres.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Mimi La Receta Casera ® (@mimirestauranteco)

«Nos parecía grande para solo vende cupcakes y a mi, que me gusta la cocina, siempre había soñado con tener un restaurante. Entonces les dije a mi hermana y a mi mamá: me quiero aventurar haciendo la carta de sal y a inventarme recetas. Y así fue. En febrero de 2019 arrancamos con mucho esfuerzo, fue algo casi que milagroso. La gente fue a probar los brownies también quedaron enamorados de la comida”, asegura orgulloso.

“Después que nos cerraran varias puertas, surgió una oportunidad en el centro comercial Plaza 98″, sostiene Andrés, quien destaca al apoyo de don Rafael González quien les cedió un local.

El árbol rosado de Mimi es una sensación.

Andrés asegura que el éxito de este emprendimiento que ya cuenta con dos sedes y una isla en el Mall Plaza han sido claves la calidad del menú, el amor con el que lo preparan, la decoración y ambiente y la ubicación.

Destaca que el diseño y la conceptualización del lugar estuvo a cargo de su hermana Angélica, quien es diseñadora gráfica. “A ella le encanta que los lugares sean instagrameables, una tendencia que está creciendo porque todos los comensales quieren tomarse fotos y compartirlas en las redes. Con esa tendencia, creó un lugar que hasta en el piso dan ganas de tomarse una foto”.

En enero próximo proyectan abrir El Pollo Loco, asociado a Burger Stock, mientras que a mediano plazo ya están trabajando en seguir la expansión abriendo un restaurante en Cartagena y otro en Bogotá, eso si, sin dejar de incluir en el menú los apetecidos brownies de la abuela Mimi.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Mimi La Receta Casera ® (@mimirestauranteco)

+ Noticias


Colección ‘Ronda del Sinú’ de Perla Dávila, a feria de Miami
Maritza Rodríguez vive el conflicto en Israel, donde reside
Alpargatas de lujo, un paso más allá en la conquista de Colombia
Día del perro: 6 consejos para viajar con tu mejor amigo