Empresariales / 3 de diciembre de 2022

Orieta Olmos, la emprendedora que “enciende” la tradición del Día de las Velitas

Orieta Olmos Pantaleón, emprendedora de Milola Home & Toys.

Alix López

Haciendo honor a su abuela y a su mamá, ambas fallecidas, esta analista de sistemas barranquillera se dedica a fabricar y comercializar velas para toda ocasión.

El 8 de diciembre de Orieta Olmos Pantaleón se celebraba en familia como ocurría con la mayor parte de sus vecinos de barrios tradicionales de Barranquilla como Boston y Prado en donde vivió su infancia.

Recuerda que su mamá, Beatriz Elena Pantaleón, la levantaba en la madrugada a ella y a sus dos hermanas para encenderle las velas a la Virgen de la Inmaculada Concepción.

En casa de los Olmos había un ingrediente muy especial para esa fecha porque su abuela, María Mercado, fallecida, celebraba su cumpleaños el 8 de diciembre.

“Nosotros prendíamos velas y jugábamos en la cuadra mientras mi mamá, que murió en pandemia, preparaba chicharrón con yuca y chocolate caliente. Era algo infantable”, rememora esta analista de sistemas de la Universidad del Norte  y madre de Alejandro y Gabriela, de 17 y 12 años, respectivamente. Por eso ha luchado por conservar la tradición de encenderle velas a la Inmaculada Concepción en señal de gratitud como lo hacía desde niña.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de MILOLA HOME & TOYS (@milolaht)

Por eso con ese dejo de nostalgia, desde diciembre de 2021 decidió fabricar y comercializar velas que ofrece para toda ocasión y fechas especiales, a través de su marca Milola Home & Toys (@milolaht).

“Es seguir una tradición católica que nos enseñaron mi mamá y mi abuela porque entre otras cosas, estamos dejando de celebrar el 8 de diciembre como debe ser. No todo puede ser rumba y licor”, dice.

Con apoyo de dos amigas decidieron arrancar el proyecto que cada día crece más porque además lo ofrecen en primeras comuniones, Semana Santa o aniversario de fallecimientos, entre otras fechas.

Desde antes de que llegara diciembre ya estaba compartiendo en redes sus velas y veladoras personalizadas con un plus: una base para evitar que se deteriore el andén o el bordillo.

“Vienen con diferentes, marcadas con deseos o intenciones, elaboradas con cera vegetal no contaminante. Se pueden usar en exterior e interior, ya que evita derrames o manchas en superficies. Nuestras velas duran aproximadamente 3 horas, y si el cliente lo desea, podemos personalizarlas  con los nombres de su familia, mascotas o seres queridos que están en el cielo”, asegura.

A quienes empiezan como emprendedores les aconseja escoger una actividad con la que se sientan identificados, y además, trabajar con disciplina y constancia.

Recuerda que la primera vez que lo intentó y fue todo un éxito fue con la venta de juguetes importados que sus primas le enviaban desde Estados Unidos.

“Como mi hija estaba muy pequeña, yo estaba atenta a lo que pedía para el Niño Dios al igual que las compañeritas del colegio. Me fue muy bien, pero era consciente que la juguetería no se mueve todo el año. Entonces cuando mi mamá murió en pandemia, me decidí por las velas como una forma de homenajearla ”, cuenta.

“Yo amo lo que hago con mi marca de velas, por eso sueño con expandir el negocio y que seamos reconocidos por nuestra calidad”, añade.

+ Noticias


Las impresionantes imágenes de la Tierra captadas desde el espacio
Cómo afrontar una parálisis facial como la que sufre Justin Bieber
Brotes y flores comestibles, negocio con mucho sabor y color
Dos empresarios sincelejanos que impulsan el arte con materiales reciclables