Dr. Rodolfo Vega Llamas
Columnista / 1 de junio de 2024

Perdí el miedo a volar

Cuando recuerdo aquellos tiempos en el que subirme a un avión me daba terronera, miedo y pavor , sentía que se iba a caer el avión; cualquier turbulencia me hacía temblar, en viajes internacionales todos los pasajeros dormidos menos yo, leyendo o viendo películas me aguantaba 10 horas de vuelo, pero no era para mi nada agradable volar, con cuanto piloto me encontraba mi tema favorito eran los aviones. Leía todo al respecto, peligros de volar, y turbulencias, era mi tema preferido.

Este miedo a volar llamado también aerofobia, este miedo real, en ocasiones me daba furia sentirlo, me debilitaba, luchaba contra ese temor, me perdí de mucho paseos con miles de excusas, de tantas invitaciones y no fui por evitar subirme al avión.

Me di cuenta que no era miedo a las alturas, era simplemente miedo a que se accidentara el avión y yo en pleno vuelo. Era una sensación incómoda cuando ya sabía que iba a subirme a un avión próximamente, no dejaba de pensar con antelación en el vuelo. En ocasiones me sentía ridículo delante de mi familia y amigos cuando se enteraban de esto.

Tengo que reconocer que he perdido el miedo, pero no el respeto por volar. Una ligera sensación de temor aún siento cuando me subo al avión, pero ir a congresos, es algo muy importante en mi carrera profesional, conferencias, paseos en fin, tantos motivos para volar me hicieron recapacitar para superar esa inseguridad. Dejé de imaginar accidentes aéreos catastróficos, ya sean reales o ficticios, solamente me pongo en manos de Dios, mi ángel y mi padre, ellos fueron mi fortaleza para poder volar.

Me instruí sobre aviación, sobre las famosas turbulencias, leer durante el vuelo, conversar con el pasajero que va al lado en el asiento contiguo.

Me di cuenta que la seguridad de los aviones es impresionante, miles de vuelos diarios y ningún accidente, habían más accidentes en automóviles.

Además es importante la relajación previa y durante el vuelo.
Técnicas de autocontrol antes del vuelo, eso genera confianza.

Es increíble el 25% de la población mundial tiene miedo a volar y se sienten incómodas ante la perspectiva de tener que volar y además reconocen que tiene miedo a volar, ahí me incluyo yo.
Pero les digo, la falta de conocimiento sobre el mecanismo que permite que el avión despegue , vuele y aterrice es de una tecnología única.

Además, de antemano sé que es el medio de transporte más seguro del mundo; leí algo que parece chistoso pero decía que inclusive caminar es más peligroso que viajar en avión.

La tasa de accidentes es mucho menor que todos los demás medios de transporte.

Los pilotos colombianos entre los mejores del planeta.

El mantenimiento de aviones es riguroso.

Pero de todas formas rezo antes de cada vuelo y me pongo manos de Dios, mi ángel y mi padre; con ellos viajo tranquilo, ah! y un buen libro !!

+ Noticias


JLo y Maluma, derroche de sensualidad
Ideas para colgar bien los cuadros
Meme de la semana
Gran Parada de la Luz enciende sus motores