Lo último / 4 de febrero de 2023

Pilar Castaño recuerda a Paco Rabanne

El diseñador de moda español Paco Rabanne fue conocido por sus excéntricos diseños de ropa y por fundar una de las marcas de fragancias más conocidas del mundo.

Zoraida Noriega

La periodista, escritora y experta en moda tuvo la oportunidad de entrevistar en su taller en París, al famoso diseñador español que falleció este viernes a los 88 años, a quien describe como una persona cálida y afable. Afirma que “fue el último de una generación que cambió para siempre la moda”.

Sin duda, Paco Rabanne, creador de un imperio en la industria textil que abarcó desde la alta costura, accesorios y marca de perfumes, fue un ícono en la industria de la moda mundial.

Rabanne al finalizar la presentación de su colección de verano 2023 para mujeres, en el Palais de Tokyo, París.

La noticia de su fallecimiento, difundida este viernes desde la localidad de Portstall, Bretaña francesa, donde residía, ha causado consternación en el mundo de la moda, en la que Francisco Rabaneda Cuervo (su nombre de pila) deja un gran legado.

Pilar Castaño, escritora, experta en moda y una de la habituales colaboradoras de MiREDVista, fue de las pocas periodistas que tuvo la oportunidad de entrevistar al famoso diseñador nacido en Pasaia (Gipuzkoa) un pueblo al norte del País Vasco, muy cerca de Francia.

Desde Londres, donde hace un mes se encuentra Pilar en su recorrido por Europa asistiendo a la Semana de la Moda en París y haciendo investigaciones, antes de alzar el vuelo hacia la India nos contó que Rabanne, cuando lo entrevistó en su taller en París, le pareció una persona muy cálida y hasta le ofreció una copa de vino mientras charlaban.

“Fue amigo íntimo del diseñador japonés Kenzo, fallecido hace 3 años en París y quien también entrevisté. Me dijo que adoraba España, donde iba con frecuencia.”

La periodista experta en moda Pilar Castaño.

“Recuerdo que en su taller vi un cinturón, del cual me enamoré. Y Paco me dijo: si te queda, ¡llévatelo! Y así fue, me lo regaló. Y todavía lo guardo, porque lo adoro”.

Para la periodista, “Rabanne tuvo tres momentos importantes en su vida. Primero, fue arquitecto y se radicó en París en la podría llamarse época espacial. Era un hombre futurista, veía el futuro de la moda utilizando materiales sintéticos, metales martillados, discos espejos y malla de aluminio; siempre innovando con texturas”

Entre los años 1951 y 1963 estudió arquitectura en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París. Al finalizar su carrera, fundó su exitosa marca y se convirtió en uno de los grandes visionarios de la moda. 

“Como arquitecto se metió de lleno con las estructuras metalizadas, utilizando placas de metal en los vestidos. Hoy en día un vestido de esos, porque lo acabo de ver en París, vale 3.500 euros. Está totalmente vigente, sobre todo entre las jóvenes. Que se sepa ningún otro diseñador, jamás, ha podido imitar las placas metalizadas de la época de Rabanne”.

“Fue el último de una generación que cambió la moda para siempre. Porque Pierre Cardin, que yo también entrevisté, también falleció”.

En una propuesta creativa que reflota los mensajes de sensualidad y subversiones, Paco Rabanne demostró la fuerza femenina, a través de una colección llena de artesanías, volúmenes y adornos metalizados.

“Definitivamente Rabanne llegó a París en un momento en que La Ciudad Luz lo recibió para innovar. Junto con otros, como Pierre Cardin y Courrèges, cambió la moda francesa, que era demasiado estructurada, y le dieron un vuelco, un nuevo aire fantástico” comentó Pilar.

“Su desaparición deja la leyenda de un hombre que Coco Chanel bautizó como ‘el metalúrgico de la moda’ por su pasión por usar metal en sus diseños”, anotó Castaño.

Rabanne en su taller en París, en los inicios de su brillante carrera.

DE ACCESORIOS A LA ALTA COSTURA

La primer inclusión profesional en la industria de la moda de Paco Rabanne  fue diseñando detalles como botones y bordados para la alta costura de Givenchy, Nina Ricci o Balenciaga. También creó piezas de bisutería. 

En 1963 presentó su primera colección de trajes, en la que mezcló materiales como el plástico, el papel o el aluminio. A partir de entonces, creó un imperio en el mundo de la moda, que abarcó desde la alta costura, la confección y los perfumes hasta los elementos de decoración.

A partir de esa primera colección, la marca y la fama del modisto detrás de ella fueron creciendo, pasando de la alta costura al prêt-à-porter, primero masculino (1976) y más tarde femenino (1990). En ese mismo año, Rabanne recibía en Francia el ‘Dedal de Oro’, una de las distinciones más importantes de la industria por su aportación a la moda y su continua investigación en el uso de materiales poco usuales. Veinte años después, el Ministerio de Cultura de España revalidaba su poder, entregándole el Premio Nacional de Diseño de Moda.

Celebridades como Brigitte Bardot, Françoise Hardy, Jane Birkin, Audrey Hepburn o Jane Fonda fueron grandes clientas y amigas del diseñador.

A comienzos de los 70 se lanzó al mundo de los perfumes donde también triunfó, y sus fragancias son de las más vendidas del mercado.

En 1999 Rabanne anunció que dejaba la alta costura. Desde 2013, Julien Dossena es el director creativo de la firma de moda, perteneciente ahora al grupo Puig, que en 1986 ya tenía en su haber las marcas Nina Ricci o Carolina Herrera, así como los perfumes de Prada y Comme des Garçons.

El vestido de novia que se atrevió a criticar Paco Rabanne.

CRITICÓ A LETIZIA ORTIZ

En la memoria de los españoles aún está  el comentario que hizo Paco Rabanne sobre el  traje de novia que lució Letizia Ortiz cuando en 2004 se casó con el hoy rey Felipe.

“El vestido de Letizia es horroroso. No podía ni andar, estaba mal cortado” criticó el diseñador vasco unas semanas después del enlace, lo que provocó molestia entre sus compatriotas y a la misma realeza.

También opinó en ese entonces que “de la boda solo salvaba a la reina Sofía, a la infanta Cristina y a Sonsoles Espinosa, mujer de Zapatero”.

Tiempo después Rabanne volvió a la carga contra la esposa de Felipe VI. Fue en 2007, durante un acto de una asociación de lucha contra el sida. Aseguró que sus anteriores comentarios habían sentado muy mal a Letizia y aprovechó la situación para dedicarle unas nuevas palabras: «Da miedo, esta chica está anoréxica. Debe ser que en la familia en la que está no le dan de comer».

Así de sincero fue el desaparecido ícono de la moda, que fue hijo de la costurera jefa de Balenciaga y de un coronel de las fuerzas republicanas, que se exilió a Francia con su familia en 1939 después de que su padre fuera fusilado por las tropas franquistas.

+ Noticias


Meme de la semana
Contar historias de amor, la pasión del fotógrafo de bodas Miller Passos
Keren Vitola, esposa, madre, deportista y emprendedora “todo terreno”
La gran noche de Camilo en los Grammy Latino