Lo último / 17 de octubre de 2020

Raimundo Angulo se salvó “de milagro”, dice su sobrino

Raimundo Angulo Pizarro, presidente del Concurso Nacional de Belleza, que este año no se celebrará en Cartagena.

Zoraida Noriega

José María Del Castillo, quien ha estado al pie de la enfermedad de su tío, habla para MiREDVista del estado de salud del presidente del Concurso Nacional de Belleza y de su lucha contra el Covid 19 en una clínica de Cartagena desde hace 90 días.

Es una prueba más de que los milagros existen, si no, que lo diga José María Del Castillo Angulo, quien vivió de cerca la enfermedad que padeció por Covid-19 su tío Raimundo Angulo Pizarro desde que fue hospitalizado, y ha estado pendiente de su evolución hasta la fecha.

Raimundo Angulo (centro) con su hijo Carlos Felipe Angulo Palau y su sobrino José María Del Castillo, en una foto tomada en el Club Metropolitano de Bogotá hace 7 meses.

El presidente del Concurso Nacional de Belleza,  que se debatió entre la vida y la muerte cuando fue ingresado a la clínica finalizando abril, sigue recuperándose tras 90 días de permanecer en el centro asistencial.

Aunque el Covid ya desapareció, continúa recibiendo tratamiento en la Clínica Medihelp de Cartagena por las secuelas que le dejó la enfermedad, según manifestó a esta revista Del Castillo Angulo, Vicepresidente de Desarrollo e Infraestructura Clínicas Colsánitas y quien, por petición de la familia, se ha convertido en el “vocero” de los médicos ante los medios de comunicación, aunque el Concurso Nacional de Belleza, es la fuente oficial para informar sobre la salud de su jefe.

“Todos estamos sorprendidos del aguante, su capacidad y fortaleza por el delicado estado de salud al que se enfrentó a sus 77 años”, dijo.

Podría decirse que el empresario cartagenero “estuvo más allá que de acá”, por la edad y el alto riesgo de afecciones de salud subyacentes como diabetes, hipertensión y problema renal. 

Aunque su familia aún no sabe cómo contrajo el virus, pese a que Rai siempre acató con rigor las medidas de bioseguridad, su hospitalización requirió intubación (durante 14 días), también traqueotomía y gastrostomía.

Según del Castillo, estando en el Remeo Center (también en Cartagena) donde Angulo Pizarro durante 14 días venía recibiendo terapias físicas tras una leve mejoría, se presentó una emergencia médica porque se le bajo la saturación de oxígeno, que suele ocurrirle a cualquier paciente. Por eso, tuvo que ser ingresado nuevamente a Medihelp, donde lo estabilizaron y allí permanece.  

“Actualmente ha tenido una mejoría muy importante, continúan haciéndole todas las terapias que le estaban haciendo en la otra clínica”.

“Ya no está conectado a un ventilador y no se le está haciendo diálisis. Esto último fue porque se descubrió que tenía una pequeña infección en uno de sus riñones, lo que le causó el bajón de oxigenación”.

“En estos momentos hay una junta médica estudiando si dentro de 10 días ya esté en su casa, donde continuaría con sus terapias de rehabilitación que dejan las secuelas propias del Covid. Todos los tratamientos serán domiciliarios”.

Lo que necesita  ahora es una terapia neurológica, física y de fonoaudiología, pues de alguna manera debido a la traqueotomía, que aunque permite respirar mejor y evita un daño en las cuerdas vocales, se le dificulta un poco hablar y deglutir.  En el tiempo que lleva hospitalizado ha bajado por lo menos 10 kilos.

Sin embargo, “ya está tomando sopas y recibiendo compotas, lo cual es un buen síntoma”, según contó Del Castillo.

“Aúno no camina, pero lo están sentando y recibe visitas de familiares. Porque parte fundamental del tratamiento es que vea a sus seres queridos. Como a su compañera permanente, a su hijo Carlos Felipe y algunos familiares cercanos. Neurológicamente, yo diría que Raimundo ha recuperado el 90%, a pesar de que estuvo en sedación profunda”.

A la pregunta si en algún momento le había tocado el tema del Concurso Nacional de Belleza, comentó: “hemos tratado que se desconecte por completo de los asuntos del reinado, porque también está recibiendo terapia psicológica.  La junta directiva del certamen ya había discutido ese tema, un poco antes. Incluso, estando él enfermo se hizo otra reunión por video conferencia. En una de esas, se acordó que sería irresponsable hacer un torneo de la magnitud del concurso en plena pandemia. Primero por lo de la bioseguridad, y segundo, por la parte económica, porque las empresas habían cerrado y Cartagena también”.

+ Noticias


“El jugador colombiano tiene un ADN especial”: DT de Colombia
¡Feliz cumpleaños, Édgar Rentería!
Convertir Mompox en destino de bodas, el proyecto de Hernán Zajar
Nueva colección MPM, de paseo por Barranquilla