La Buena Sazón / 21 de enero de 2023

Redonditas y deliciosas

Una forma atrctiva de servir las albóndigas en su salsa.

Carmen Vásquez

Hola amigos de MiREDvista, una de las cosas que hace muchos años aprendí en este oficio de cocina, es el saber: qué comes y eso que te comes de dónde viene. Cada alimento tiene su historia basada en la historia del hombre, en la tierra, en sus cultivos, sus necesidades, su cultura. La creatividad ha jugado un papel importantísimo que se mueve entre la curiosidad y la inquietud de hacer esos inventos maravillosos a los que hoy día llamamos «recetas». Y aquí viene mi cuento de hoy con algo tan simple cómo hacer unas «albóndigas». ¿Pero saben ustedes de dónde viene la palabra albóndiga?

La palabra «albóndiga» deriva del término árabe «bunduqah» y su origen se atribuye a Ziryab, que era un  poeta gastrónomo kurdo instalado en Córdoba en el siglo VII. Importante saber que el Diccionario de la RAE reconoce también el término «almóndiga» como uso popular.

PINCHOS DE ALBÓNDIGA EN SALSAS DE MENTA Y TOMATE

INGREDIENTES

300  –  gr de carne de res molida puede ser de su elección.

150  –  gr de carne de cerdo molida puede ser brazuelo que es gustosa.

1    –   cebolla morada

1     –   diente de ajo

1     –   rebanada de pan de molde sin corteza.

40   –   de nueces bien picaditas.

2     –   cucharadas de hojitas de tomillo.

150 –   ml de aceite de oliva para freír.

sal y pimienta

PARA LA SALSA DE MENTA

1  –  pepino

1  –  diente de ajo

2  –  cucharadas de menta picada

200  ml de yogur griego

sal y pimienta al gusto

PARA LA SALSA DE TOMATE

400 –  ml de tomates triturados en conserva

1     –  cebolla

2     –  cucharadas de aceite de oliva

sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN

 Poner la rebanada de pan en remojo de agua. Picar la cebolla y el ajo. Calentar dos cucharadas de aceite en una sartén y sofreír el ajo y la cebolla. En otro recipiente de buen espacio, poner el pan remojado y escurrido, las carnes picadas, las hojitas de tomillo, las nueces, el sofrito, sal y pimienta, revolver y mezclar muy bien y formar las bolitas. Dorarlas en una sartén con el resto del aceite bien caliente. Sacarlas y reservarlas.

HACER LA SALSA DE MENTA– Picar muy bien el ajo y el pepino, mezclarlos en un recipiente con la menta bien picadita, el yogur y la pizca de sal y pimienta al gusto.

HACER LA SALSA DE TOMATE– Picar la cebolla y sofreír en el aceite, agregar el tomate salpimentar y cocinar por unos minutos a fuego lento

Y lo más atractivo: la presentación a su imaginación… puede pincharlas de dos en dos como brochetas y servirlas en tacitas con las salsas. Esto para una invitación es una maravilla. Son deliciosas, nutritivas y económicas.

+ Noticias


Historia al trapo
Top 5 de sitios con sabor costeño para visitar en Bogotá
Las canitas al aire están de moda
Camino a la elegancia