Dolce vita / 18 de mayo de 2024

¡Tenga cuidado con el golpe de calor !

La sensación térmica que se vive por estos días en la costa Caribe tiene a sus habitantes desesperados.

Miguel Utria

Los costeños están desesperados por las altas temperaturas que los azota por estos días, y por ello se inventan maneras para refrescarse en medio de su rutina diaria. Tenga presente las recomendaciones de un médico experto.

Beber agua fresca en abundancia, evitar las caminatas a determinadas horas del día, encerrarse y encender el acondicionador de aire y abanico o bañarse varias veces al día, son algunas de las estrategias que está utilizando la gente para no sucumbir ante las altas temperaturas y humedad que por estos días padecemos  en Barranquilla.

De las personas con las que dialogamos sobre el fenómeno, todos coinciden en afirmar que la ola de calor ha tocado el punto máximo a tolerar y que cualquier cosa que se haga para sofocarlo es aceptable.

“Toca estar hidratándose siempre, y en la calle ir con sombrilla o gorra y gafas  para el sol, y en casa con el abanico o en momentos de calor extremo encender el aire”, sostiene la abogada Liliana Rojas.

Hacer ejercicios al aire libre bajo altas temperaturas no es nada conveniente para la salud, hay que hidratarse al máximo.

Como ella son varios quienes han tenido que cambiar la rutina diaria de ahorrar energía en cuanto a la utilización del acondicionador de aire o ventiladores, los cuales por lo general se usan en la noche mientras se descansa. Pero en los últimos días, el uso de estos artefactos es permanente.

CAMBIO DE HÁBITOS

John Jalis Castellanos, del barrio Cevillar de Barranquilla, en el suroccidente de Barranquilla, asegura que por cuestiones de ahorro habían dejado de usar el aire acondicionado por tiempo prolongado y solo lo prendían una o dos horas antes de acostarse a dormir, pero las condiciones de temperatura ahora los ha obligado a mantenerlo prendido por más tiempo.

El médico epidemiólogo Carlos Gonzálezrubio.

“Me he visto obligado hacer eso ya que es complicado dormir sin el aire porque el abanico no es suficiente. Antes lo prendía por 3 horas y quedaba el cuarto climatizado, ahora toca utilizarlo por más tiempo”, afirma Castellanos quien agrega que el consumo de energía se le ha incrementado “no de manera exagerada, pero si lo he notado”.

Alexander Acosta, residente en el sector de Los Almendros, de Soledad, asegura que en ciertas horas del día le toca “andar sin camisa, tomando agua y bañándome a cada rato”, como única manera para sentirse aliviado.

De acuerdo con el IDEAM (Instituto de Hidrología, Meteorología y estudios Ambientales) este fenómeno es una mayor sensación térmica producto del fenómeno de El Niño, que genera un incremento de la humedad y escasez de vientos.

Pero entre los trucos o estrategias de la gente para hacerle frente al calor, aunque parezca curioso hay quienes “roban” aire fresco. Tal es el caso de Armando Forest.

EN CENTROS COMERCIALES

Los centros comerciales se convierten por estos días en ‘refugio’ para aprovechar el el aire acondicionado.

“A mí me toca salir de la casa e ir a un centro comercial para aprovechar el aire acondicionado. Además de ahorrar energía estoy fresco”, afirma, aunque asegura que últimamente el aire del centro comercial al que se refiere pareciera no dar abasto para enfriar el ambiente, y asegura que podría ser porque son muchas personas que como él, se han tomado estos sitios para trabajar y permanecer ahí o porque la temperatura ambiente es tan fuerte que la fuerza de los aparatos refrigeradores se agota.

Carlos Gonzálezrubio Altamar es médico, especialista en Epidemiología, Residente de Medicina Familiar y docente de Salud Pública adscrito al programa de Medicina, Universidad Simón Bolívar, y nos compartió algunos aspectos al respecto desde el punto de vista de la salud.

“Lo que pueden producir estas temperaturas tan altas son las exacerbaciones de algunas enfermedades en las personas, como la elevación de la tensión arterial o generar en las personas que no tienen alguna enfermedad lo que llamamos golpe de calor que son síntomas que uno relaciona con lo que popularmente se conoce como la pálida”, expresó el médico especialista.

Elevación de la presión arterial es lo más común según explica el galeno quien coincide con algunos de nuestros encuestados en el sentido que es necesario cuidarse de la exposición al sol, no caminar a ciertas horas del día e hidratarse, entre otras cosas.

Para ahorrar energía, esta es una forma recursiva de refrescarse.

Explica que por causa del mismo calor el cuerpo comienza a desprender sudor y ello lleva a la deshidratación, y recalcó que esta afectación en la salud se da especialmente en las personas de mayor edad y en niños pequeños, por lo que es necesario tener especial atención con este segmento de la población.

Aunque el denominado golpe de calor puede darse en cualquier persona independiente de su estado de salud, las personas con antecedentes de enfermedades son las más vulnerables a padecerlo, agrega Gonzálezrubio.

“Indudablemente que los adultos mayores son los de más alto riesgo de ser afectados por estos golpes de calor. Porque o son hipertensos, tienen enfermedades respiratorias severas o tienen antecedentes de isquemia cerebral o diabetes, etc. Y los niños porque su composición corporal es agua, y con el calor desprenden sudor que los deshidrata”.

Expertos o personas que han tenido la experiencia recomiendan mantener las puertas, ventanas y persianas cerradas durante el día para generar una especie de semi-penumbra en el interior de la vivienda, y cuando caiga completamente la tarde, y llegue la noche, entonces sí abrirlas completamente.

ABANICOS CON HIELO

Un truco que se ha generalizado en algunos espacios con público y que bien puede aplicarse en la casa, es el hielo o agua helada en el ventilador, que refresca el aire que circula en la habitación, genera humedad y expande el frescor del hielo. Este consiste en colocar delante, a unos veinte o treinta centímetros del ventilador, un recipiente con agua y hielo e ir poniendo hielo cada cierto tiempo.

En redes sociales ha circulado un video tipo tutorial que enseña a hacer este truco, con unas botellas plásticas, con orificios y llenas de agua fría amarradas en la parte trasera de la canasta del abanico, cuando el agua sale del recipiente genera el mismo efecto anteriormente mencionado.

“Hidratarse constantemente, bañarse al menos 3 veces al día, prender el aire en temperatura ambiente para que refresque”, dice Andry Bernal, con quien coincide María López, quien asegura que, en ocasiones, las veces bajo la ducha puede ser hasta 5 durante el día.

Hay quienes sostienen que una manera de refrescarse es meter las manos en agua con hielo por varios segundos lo que generará una sensación de fresco en el cuerpo por varios minutos. O colocarse una toalla mojada alrededor del cuello para lograr la misma sensación.

Entre las personas que entrevistamos no faltaron las que, en tono jocoso, dijeron que lo mejor para este calor es tomarse una cerveza bien fría, pero que siempre corren el riesgo de que ello termine en consumir más de media o una canasta porque “la primera llama a la segunda y así sucesivamente”.

Lo cierto de todo es que la situación no es para tomarla a la ligera, cuidarse de no sufrir una deshidratación que lleve a un cuadro más complicado en la salud, no desesperarse y en caso de haber complicaciones consultar al médico. “Cuando se esté afectado por el golpe de calor lo recomendable es mantener hidratado, en especial con bebidas isotónicas, y en todo caso nunca se recomienda ingerir estas bebidas hidratantes que son azucaradas y que lo que terminan es ocasionando un efecto contrario al que se requiere”, puntualiza el doctor Carlos Gonzálezrubio quien subrayó consumir agua varias veces al día

+ Noticias


La vida, obra musical y muchas anécdotas en los 80 años de Alfredo Gutiérrez
“No me sorprendió la lluvia de críticas del vestido de Verónica Alcocer”, dice diseñador
Fruto de belleza y pasión
Orquídeas, una joya floral que da alegría, belleza y elegancia al hogar