Mundo curioso / 19 de agosto de 2023

Walter Orthmann, el brasileño que lleva 85 años trabajando para la misma empresa

El centenario Walter Orthmann muestra el certificado que le entregó la organización Guiness Record por su larga vida laboral.

Miredvista.co

El hombre de 100 años, que rompió el Guiness Record, empezó a trabajar en 1938, cuando tenía 15 años de edad, para una reconocida empresa textil de su país.

En el mundo hay una persona que ostenta un récord que muchos envidiarían: el de ser el hombre con la carrera más larga al interior de una compañía.

Orthmann en su puesto de trabajo de la textilera RenauxView.

Se trata de Walter Orthmann, un brasileño de 100 años de edad, que completó, en abril pasado, 85 años trabajando para RenauxView, una de las empresas textiles más icónicas del país suramericano.

Este hombre centenario ingresó a formar parte del equipo de trabajo de esa corporación en 1938, cuando apenas tenía solo 15 años; según señaló para la página oficial dela organización Guiness World Records, la costumbre, en esa época, era que los hijos comenzaran a trabajar a temprana edad para ayudar con los gastos de su casa, la cual compartía con otros cuatro hermanos menores.

Cuando entró a la empresa ocupó el cargo de asistente de envío y con el paso de los años se fue consolidando mientras aprendía más del oficio y así fue escalando hasta llegar a convertirse en el director del área de ventas de esa corporación.

Mientras surgía en el campo laboral,Orthmann también fue perfeccionando sus estudios y conocimientos, los mismos que le permitieron diseñar estrategias para que la compañía siempre tuviera buenos resultados y así él pudiera conservar su empleo durante más de ocho décadas.

“Me dieron la oportunidad de trabajar como vendedor. Viajé a São Paulo y en menos de una semana llené la producción con pedidos equivalentes a tres meses de trabajo”, explicó el hombre.

Walter Orthmann en la celebración de su siglo de vida.

Sus capacidades se mantienen intactas y conoce, mejor que nadie, cada rincón de la empresa; sigue teniendo su oficina y llega a ella manejando su propio carro; además, en los días que no trabaja, se dedica a hacer deporte, lo que para él ha sido clave para mantenerse con la vitalidad que lo conserva muy bien a pesar de su avanzada edad.

En su trayectoria ha sabido afrontar su vida y asegura que la clave de su éxito en la compañía radica en hacer las cosas de la mejor manera y en no preocuparse por el pasado ni por el futuro.

“No planeo mucho ni me preocupo mucho por el mañana. Lo único que me importa es que mañana será otro día en el que me despertaré, me levantaré, haré ejercicio y me iré a trabajar. Hay que ocuparse del presente, no del pasado ni del futuro. Aquí y ahora es lo que cuenta”, le dijo Orthmann a la organización.

+ Noticias


Doce consejos para prevenir accidentes caseros con las luces de Navidad
Meme de la semana
Esta es Veronika Rajek, la nueva “10, la mujer perfecta”
Freestyle, una batalla de ‘gallos’ a punta de rap improvisado