Lo último / 13 de junio de 2020

A Johnny Ventura “le cayó del cielo” una bendición

El Caballo Mayor cantando uno de sus éxitos Patacón Pisao. En el recuadro: Emilio Estefan, Ventura y su hijo Jandy en los estudios.

Zoraida Noriega

El artista dominicano habló para MiREDVista de su nuevo disco, del libro que alista, de política, racismo y del coronavirus que sufrió.

A sus 80 años de edad, 64 de los cuales los ha dedicado a la música y 50 a la política, Johnny Ventura asegura que todavía le falta mucho por hacer en la vida. Pese a que en el gremio artístico fue uno de los primeros infectados por el coronavirus, dice que siempre ha gozado de buena salud y que se da el lujo comer de todo.

Lo cierto es que el famoso merenguero, que también es abogado,  sigue moviéndose con el mismo entusiasmo entre “esas dos aguas” como él afirma. Después de ser diputado y luego ganar la alcaldía de la capital dominicana (1998-2002), actualmente  apoya la campaña de Leonel Fernández, quien nuevamente aspira a la presidencia, esta vez por el partido Fuerza del Pueblo.  “No aspiro a nada. Simplemente soy un dirigente político”, afirma ‘El Caballo Mayor’.

“Mi libro no es para contraponer ni contradecir, por eso lo titulé El merengue visto por mí”

En cuanto a la música, acaba de estrenar un sencillo producido por Emilio Estefan, titulado  ‘Me cayó del cielo’, que hará parte de una gran producción de merengues y fusiones en la que los hijos de Ventura, Jandy y Juan José, trabajan en los arreglos.

El tema vivió un antes y un después. Es considerado por Johnny Ventura como una bendición, porque desde hace mucho tiempo él y Estefan (a quienes los une una vieja  amistad) venían planificando hacer una colaboración. También porque coincidió con esta época de pandemia del cual el artista salió airoso. 

También alista el libro ‘El merengue visto por mí’ un compendio en donde hablará de lo que ha aprendido, su experiencia, conocimientos sobre el ritmo dominicano.

Su hijo Jandy le ha seguido sus pasos: es aspirante a diputado, es cantante y tiene su propia orquesta, ‘Jandy Ventura y los Potros’, la misma que acompaña a su padre en las presentaciones. 

Con su esposa Josefina Flórez, su adorada’Fifa’

¿Le apasiona más la música que la política?

– Yo he estado en la política no por pasión, sino por necesidad. Yo soy de los que piensa que este país lo tiene todo, como la riqueza para ser mejor, en primer lugar. Y en segundo lugar,  nosotros debemos hacer alguna vez, dentro de un marco del estado del derecho, que la Ley sea la Ley. Nosotros tenemos muchas posibilidades como nación para que nuestra gente viva mucho mejor.

¿Por qué apoya a Leonel Fernández nuevamente?

– Por dos razones. Dentro de la pandemia que vivimos, tenemos la pandemia económica, el hoyo económico que nos va a dejar el actual gobierno de RD, más las ineptitudes que se han puesto de manifiesto requieren que el próximo gobernante tenga experiencia. Y ese es Leonel.

El nuevo disco narra la historia de las sorpresas que da la vida y de amores. ¿Cuántos amores le han caído del cielo?

– Soy el más grandes admirador del encanto femenino. Dios hizo al hombre, e inmediatamente se dio cuenta que podía hacer  algo mejor: la mujer. Pero del cielo, esta vez me cayó salud (risas) y mucha alegría. De repente fui tocado con la Covid 19.

Ventura en plena actuación.

A propósito, ¿qué enseñanzas le dejó el coronavirus que padeció?

– La importancia de las cosas más simples de la vida. En las cosas que uno le pone menor atención ahí es donde está la grandeza de la vida. Haber pasado un tiempo sin poder estar con mi familia, porque  siempre hemos sido unidos; por primera vez mi esposa y yo tuvimos que dormir en camas separadas (vamos a cumplir  50 años de casados) y no poder estar con mis nietos, porque para ellos yo soy un “muñeco” para jugar, todas estas cosas son angustiosas. El preocuparme tanto por a ¿quién en el camino yo habré dañado? Yo tuve la dicha de que esta enfermedad no fue tan grave. Tuve momentos de susto y preocupación. Mi vida cambió drásticamente. Nunca había sufrido de nada,  me considero un hombre sano, pero fue muy duro.

¿Qué opina de la ola mundial de protestas contra el racismo que se vive actualmente?

– Tenía que morirse un George Floyd para que esto sucediera. Ya era hora en salir a defender los derechos humanos y la lucha contra el racismo. Mientras esté ese señor de presidente en EEUU creo que seguirán las protestas. 

Cumplió 80 años el 8 de marzo, su familia y amigos se los celebraron. ¿Cuál es el secreto de su vitalidad?

– Cuando joven practicaba deportes, pero ya no. No hay secretos, siempre he sido así. Y eso que me doy el lujo de comer de todo.

¿Y lo que más le gusta de Colombia?

– Yo sé que a mi mujer no le va a gustar, pero en Colombia hay una fruta muy apetecida: la belleza de sus mujeres. Es lo que más me gusta, después viene la alegría y amabilidad de su gente, la belleza de su naturaleza, sus paisajes. Vivo agradecido del respaldo que sintetizó Colombia para mi carrera.

Usted que es “merenguero hasta la tambora”, como dice una de sus canciones, ¿qué opina sobre las nuevas figuras de ese género?

– Hay una nueva generación que está haciendo cosas buenas. A ellos no los  quiero calificar, sino simplemente decirles que tienen que procurar entender qué es el merengue para que no vendan papas por yuca, que aunque son tubérculos, no son la misma cosa. (risas).

Ventura con El candidato presidencial de RD Leonel Fernández y una activista.

+ Noticias


Farex, un compromiso con la reactivación cultural del país
Sabina Covo: una pausa en el periodismo para debutar en la literatura
“Ayyy… me duele la espalda”
¿Se puede encontrar pareja en el supermercado?