Los consejos de la tía / 1 de mayo de 2021

Aceites esenciales, regalo de la naturaleza gota a gota

www.ciad.mx

Miredvista.co

No son una moda, pues su uso data de la antigüedad. Ellos extractan la vida y el poder de tallos, hojas, flores, semillas, frutos y raíces en concentrados que tienen diversos usos para el bienestar de las personas.

(www.objetivobienestar.com)

Tres mil quinientos años antes de Cristo, los egipcios descubrieron las bondades de los aceites que extraían de plantas y flores para cicatrizar heridas, curar dolencias y hasta para protegerse de los malos espíritus. Ponían a calentar las plantas en ollas de arcilla que cubrían con liencillos y que retenían vapor y humedad, luego los exprimían y de ahí extraían el líquido untuoso que conservaban celosamente.

Quinientos años después, fueron los chinos en sacarle provecho medicinal a hierbas y plantas aromáticas, y posteriormente los griegos lograron perfeccionar el sistema de destilación, de manera que lograban conservar la fragancia y pureza de los aceites, que luego usaban en sus baños y masajes, la cocción de alimentos, preparación de ungüentos y en sus ritos religiosos. Romanos y árabes también acogieron su uso medicinal, estético y ritual.

Por lo anterior, los aceites esenciales son más que productos naturales y mucho más que una moda. Son una composición química única, con docenas de beneficios para el cuerpo y la mente, dependiendo de la química de cada planta.

Su analizamos sus usos y beneficios, son un exquisito regalo de la naturaleza, pues ellos extractan la vida y el poder de tallos, hojas, flores, semillas, frutos y raíces en concentrados muy potentes con diversos usos medicinales, estéticos y para el bienestar en general de las personas.

En realidad estos aceites son los que le dan a la planta su aroma, la protegen de condiciones ambientales peligrosas e incluso la ayudan con la polinización, entre otras funciones y beneficios importantes.

Su poderosa fragancia es la que invade nuestros sentidos cuando se destapa un frasco de aceite esencial. Son una alternativa a la cantidad de productos sintéticos que ofrece el mercado.

Algunos se utilizan en inhalaciones, pues activan nuestro sistema límbico, el encargado de regular las emociones, la memoria, el hambre y los instintos sexuales. Puedes usar un difusor o añadir unas gotas de agua caliente al aceite para inhalar el vapor, y entonces ya hablamos de aromaterapia.

La recomendación general es no usarlos directamente en la piel, salvo aquellos que, previamente, se hayan combinado con agua o con otros aceites, para hidratarla y nutrirla en profundidad dejando un tacto aterciopelado sin sensación grasa. Además, regeneran la piel del rostro, estimulan la microcirculación, favorecen la desaparición de la celulitis, mejorar la elasticidad y la firmeza de la dermis y elimina la sensación de piernas pesadas.

Y unos pocos se ingieren en forma de cápsula, pero solo bajo prescripción médica.

Los aceites esenciales se extraen de cortezas, hojas, flores, frutos, raíces y semillas.

Tipos de aceites y sus usos

Árbol del Té: Antiséptico, antiinflamatorio, bactericida y cicatrizante. Ideal para combatir el acné y el pie de atleta.

Ciprés: Diurético y tónico. Regula el ciclo menstrual. Combate la celulitis y varices. Buen Circulatorio. Alivia la fatiga de pies.

Eucalipto: Combate el dolor muscular. Muy útil en infecciones respiratorias. Repelente de mosquitos.

Geranio: Excelente para el cuidado de la piel. Tónico Circulatorio. Reafirmante de Busto.

Incienso: Antiséptico, expectorante y sedante. Regenerador, antiedad y tónico. Es compatible con el sistema inmunológico, nervioso y digestivo, promueve una atmósfera relajante y ayuda a la función celular saludable. 

El aceite de lavanda es ideal para la piel.

Lavanda: Calma las irritaciones de la piel. Combate los dolores de cabeza y los mareos. Ideal para quemaduras. Reduce la ansiedad y la sensación de tensión y promueve un ambiente reparador para dormir.

Limón: Equilibra las pieles grasas y acné. Anticelulítico.

Mandarina: Ideal para pieles maduras. Combate retención de líquidos.

Menta: Combate el dolor muscular o articular. Excelente remedio para el dolor de pies.

Naranja: Tónico, calmante e hidratante. Ayuda a combatir la celulitis.

Romero: Combate la artritis y dolores musculares. Estimula la microcirculación.

Ylang-Ylang: Regenerador Celular. Ideal para tratamientos de retención de líquidos y anticelulíticos.

+ Noticias


Una sencilla sopa que hace milagros
Elie Saab y su nueva colección de ensueño
Lin-Manuel Miranda, el genio creativo detrás de la banda sonora de ‘Encanto’
Ranking Fifa: Colombia pierde un puesto en la clasificación general