Vida Cultural / 9 de marzo de 2024

Cergui Art, la nueva apuesta que apoya el talento en residencia artística de Pereira

Liany Certain, gestora y directora de la Fundación Cergui Art que opera en la Hacienda Portugal, Eje cafetero.

Zoraida Noriega

La barranquillera Liany Certain, coleccionista y mecenas del arte, es la gestora de la organización sin ánimo de lucro que apoya y estimula a los latinoamericanos que se desempeñan en en la pintura, fotografía y escultura. La Hacienda Portugal, en el Eje cafetero, es el lugar donde el entorno natural servirá de inspiración a los residentes para dedicarse exclusivamente a su proceso creativo.

Los artistas plásticos latinoamericanos contemporáneos  ya cuentan con un lugar espacioso, bello y confortable en el Eje cafetero de Colombia, en el que durante un mes podrán alejarse del mundo ruido, inspirarse y crear sus obras.

Parte de la fachada de la Hacienda Portugal, que es hoy residencia artística.

Se trata de la Hacienda  Portugal, ubicada en Cerritos, cerca de la ciudad de Pereira, capital de Risaralda,  convertida hoy en residencia artística, única no solo en su estilo en el país, sino porque allí, a través de la Fundación Cergui Art, ofrece apoyo y estimula el talento de quienes se desempeñan en el campo de las artes visuales, de la fotografía, pintura y escultura.

La iniciativa de la fundación es de la barranquillera Liannette Certain  Estripeaut, una brillante emprendedora que estudió en Parson School Of Desing y el Fashion Institute Techonology en Nueva York, con formación académica en museología, es coleccionista y mecenas del arte hace más de 30 años.

Siempre se ha movido en el mundo del arte. Cuando vivió en Panamá, país en el que obtuvo la ciudadanía, tuvo una fundación y restauraba altares de oro en las iglesias centroamericanas al lado de dos restauradores  del Museo del Louvre. Al radicarse a Pereira y con el deseo de seguir apoyando el talento colombiano se le ocurrió ceder  la Hacienda Portugal, donde vivía, para convertirla en el espacio ideal  con programas que implicaran la inmersión temporal de artistas de Colombia y el resto de Latinoamérica en un contexto distinto a su entorno habitual.

La idea de Liany, como cariñosamente la llaman, hizo eco en su coterráneo, el barranquillero y el administrador de empresas Mauricio Gutiérrez Escolar, actual socio de la fundación. De ahí el nombre Cergui, que es la unión de las primeras letras de sus respectivos apellidos.

Jeison Sierra al lado de una de las 14 obras que presentó en la apertura de la residencia artística en Pereira.@jeisonsierra_

En la directiva de lujo hace parte otra barranquillera: María Del Pilar Rodríguez, investigadora, escritora, conferencista  y curadora de arte; también la reconocida fotógrafa y gestora cultural, la virtuosa caldense Olga Lucía Jordán, considerada ‘la poeta de la imagen’  porque con su lente no solo ha fotografiado a más de 350 maestros colombianos de varias generaciones, sino que su obra adentra en múltiples viajes a través de una observación detallada de la naturaleza de Colombia.

LA FUNDACIÓN CERGUI

A partir de un proceso de selección de portafolios a cargo de la directiva, que incluye la calidad conceptual/técnica de la obra y proyección artística a nivel internacional, Liany explica que “la fundación va  a recibir a tres artistas al año. Se quedan durante un mes en la hacienda para que interactúen con el hermoso paisaje de del Eje cafetero, zona declarada por la Unesco como Patrimonio  de la Humanidad.  A cambio, el  artista le deja una obra a la fundación para que haga parte de la colección propia que vamos a tener”.

Olga Lucía Jordan, famosa fotógrafa, gestora cultural y miembro de la directiva de la Fundación Cergui, con Jeison Sierra y Liany Certain en uno de los jardines de la hacienda.

“Ya tenemos alianzas con otras residencias en el mundo como Venecia, Hong Kong, Segovia (España), Holanda y Alemania. La idea es que la colección nuestra sea itinerante y a su vez las de esos países las tengamos acá. Es decir, será un intercambio de obras que estarán en diversos escenarios culturales mundiales”.

En cuanto a solicitudes aclaró que “uno de los objetivos de nuestra fundación es que los artistas que se queden en la hacienda tengan un nivel alto y que sean reconocidos, porque seremos el puente para la internacionalización. No es venirse de vacaciones, es para crear y trabajar. Inicialmente  Cergui Art  iba a ser con artistas colombianos, pero tuvimos que ampliar más allá el abanico en tan poco tiempo de creada la fundación. Ya hemos recibido 26 hojas de vida de talentos que quieren venir”, comentó emocionada la directora de la fundación.

Como los artistas buscan inspiración en residencias alejadas de las grandes ciudades, la Hacienda Portugal es el lugar perfecto.

La fundación es una organización sin ánimo de lucro que depende de múltiples fuentes de financiamiento para sus actividades, pero “lo más importante es que estamos comprometidos con el enriquecimiento de las artes y el apoyo de los artistas latinoamericanos contemporáneos”.

La Hacienda Portugal se encuentra dotada con todas las comodidades, como dormitorio con baño privado, estudio /taller de producción artística, zona de descanso, piscina, jardines, conexión a internet. Se incluyen las tres comidas diarias a cargo de personal especializado.

Es importante que dentro del proceso creativo se generen encuentros del residente con artistas investigadores locales que permitan contextualizar los aportes en la escena artística y académica tanto local como nacional. Por este motivo se ofrecen durante el mes del residente 3 diálogos con invitados (artistas investigadores estéticos, coleccionistas y curadores) donde el residente tendrá la oportunidad de ampliar la perspectiva conceptual y técnica de su trabajo. La fundación extenderá un certificado en el que conste el cumplimiento de la residencia y la donación de la obra. 

APERTURA POR LO ALTO

El pasado 2 de marzo tuvo lugar el primer vernissage de la hacienda Portugal con el destacado pintor y escultor Jeison Sierra, cuya obra, que desarrolla en torno al paisaje, hace parte de colecciones públicas y privadas en Colombia, Alemania y Estados Unidos.

Liany posó sobre varias obras de importantes artistas contemporáneos para el lente de Olga Lucía Jordán.

Este artista nacido en el municipio de Zaragoza (Antioquia),  fue el invitado de honor para estrenarse la residencia artística.

“Estar aquí  (en el Eje cafetero) fue maravilloso. Es un lugar mágico que tal vez no exista en otro lado del país. Es la oportunidad de que los artistas tengan la capacidad de ampliar su visión, no de la real, sino de ampliar su espectro visual de la producción artística”.

“En mi caso, valió mucho la pena haber estado acá. No tiene sentido que haya permanecido aquí durante un mes y de repente me devuelva a hacer lo mismo. Lo importante para mí, es ampliar ese componente que entendí en esta tierra y añadirlo a mi trabajo. Es como llevarlo a otro nivel. Mi paisaje es muy marcado; lo que venía haciendo era  blanco y el negro, pero de repente, voltear la tarea, darle la vuelta de lo que acabo de hacer acá, será en delante puro color”, manifestó Sierra.

ALGUNOS REQUISITOS

Los interesados para vincularse a las actividades de la fundación deben enviar en su portafolio en formato PDF  hoja de vida artística (estudios, exposiciones individuales / colectivas, premios / reconocimientos, obra en colecciones. Fotografía del rostro del artista)

Quince imágenes de su obra con ficha técnica (Título de la obra, técnica, dimensiones y año) y debe describir brevemente cuál será su intención creativa (proyecto) durante el mes de residencia y las obras que aspira a desarrollar como productos expositivos. Para mayor información: @cerguiart.fundacion

La novedosa apuesta de este dinámico trío de barranquilleros (Liany,  Mauricio y María Del Pilar) que los une el arte, que han venido nutriéndose del conocimiento de grandes maestros y hoy son empoderados para impulsar el talento en el país y Latinoamérica, ya comenzó a dar sus frutos a través de Cergui Art.

+ Noticias


Una crema muy rojita
“Todo lo que hacía Benjumea lo hacía bien”: Judy Henríquez
Una sopa saludable
Karol G, la máxima ganadora de Premios Lo Nuestro