Los consejos de la tía / 5 de noviembre de 2022

¡Cuidado con comer en exceso! Consejos para evitar el reflujo y la indigestión

comida
Miredvista.co

Comer demasiado rápido, atragantarse a la hora de ingerir alimentos o el uso de algunos condimento pueden hacer que la acidez en su estómago convierta una agradable cena en una pesadilla.

Desde que llega noviembre empiezan los compromisos para darle la despedida al año. Lo más frecuente es que a usted le inviten a un almuerzo o una cena, que por lo general son abundantes, generosas, hechas para compartir a manteles y sin límites.

Father serves dinner at Christmas Eve

Y no estamos hablando solo de reuniones en familia, pues hay restaurantes en los que las porciones de comida son bastante considerables y en medio de la camaradería y el jolgorio están los que no se fijan en la cantidad de alimentos que están ingiriendo. Entre charla y charla pasa el tiempo, y usted puede llegar a consumir mucha comida y esto puede acarrearle problemas digestivos durante la misma velada o un rato después.

Es ahí cuando los excesos pueden jugarle una mala pasada, pues el estómago produce un ácido fuerte que le ayuda a digerir los alimentos y le protege contras las infecciones, por lo que el estómago, el esófago y el intestino cuentan con una capa de mucosa que los recubre a modo de barrera contra el ácido. Si esa capa de mucosa está dañada, el ácido del estómago puede irritar los tejidos que están debajo.

La indigestión se produce cuando ese ácido del estómago sube por el esófago, o cuando el estómago está irritado o inflamado. A pesar de que la indigestión es más frecuente después de las comidas, puede tenerla en cualquier momento. Si la válvula (esfínter) que está en la parte superior del estómago no funciona bien, se produce la acidez, ese dolor que quema, llamado reflujo gastroesofágico, al subir el ácido por el esófago.

NO ACOSTARSE DESPUÉS DE COMER

La nutricionista Kathia Camargo asegura que a la hora de aceptar una invitación a comer se debe ser moderado. Dice que por lo general este tipo de problemas suelen darse si la persona ingiere comida muy pesada en horas de la noche.

“Hay que evitar a toda costa irse a la cama después de comer. Lo más recomendable es acostarse dos horas después de haber probado el último bocado. También es bueno elevar un poco la cama, por lo menos unos 10 o 15 centímetros”.

Con respecto al uso de las almohadas asegura que estas pueden llegar a flexionar el cuello y lo que se necesita es levantar todo el tronco superior. De esta manera se derriba ese mito de que solo se debe tener la cabeza levantada.

Aunque parezca un poco superficial, dice que a la hora de comer lo mejor es llevar ropa cómoda. “Para nada se recomienda el uso de prendas muy ajustadas”.

OJO CON LAS PORCIONES

La médico especialista en nutrición Cindy Duarte afirma que a la hora de comer, sea en casa o afuera, se debe controlar la comida y no ingerir cantidades abundantes.

Por otro lado, recomienda de manera adicional evitar a toda costa el consumo de tabaco y alcohol pues estos pueden irritar el estómago. “También es necesario controlar la velocidad. Hay personas que comen demasiado rápido y esto lo que hace es que produce una digestión mucho más pesada e intensifica el trabajo que tiene que hacer el páncreas”, dice.

La especialista dice que cuando un reflujo no es tratado a tiempo puede acarrear problemas más graves a futuro. “No está de más que uno aparte una cita con su gastroenterólogo. No hay que esperar A que las cosas se pongan feas, porque hay enfermedades que suelen ser silenciosas y cuando se detectan ya es demasiado tarde para someterse a un tratamiento”, explica.

Hay una serie de alimentos que pueden favorecer la acidez estomacal y por lo tanto es mejor evitarlos. De acuerdo con la experta, el café, el alcohol y el chocolate son algunos de los que hacen parte de este listado. “Son irritantes de la mucosa del estómago, por lo que favorecen al reflujo”, añade.

Las bebidas con gas suelen aumentar el volumen dentro del estómago y pueden hacer que el contenido del mismo suba al esófago. Por otro lado los condimentos con picante generan acidez, al igual que los muy grasosos, las frituras, alimentos procesados o con mucho ajo y cebolla.

+ Noticias


$12.685 millones para 362 artistas y gestores culturales como apoyo a su pensión
Ojo con esta lista: el ‘mes del terror’ se toma la plataforma móvil con sus actualizaciones
La era digital toma punta en las compras de regalos navideños
Stella Arroyave, la colombiana que le ha enseñado el ‘swing’ en el baile a Anthony Hopkins