Personaje / 26 de junio de 2021

El buen ojo fotográfico de Emilio Yidi a través de su cámara

La ex Miss Universo Paulina Vega, la diseñadora Silvia Tcherassi y la presentadora Claudia Bahamón, son tres de las celebridades que han posado para la cámara de Emilio Yidi.

Zoraida Noriega

El reconocido profesional barranquillero habla de su trayectoria, de cómo fue el proceso de pasar de una cámara de rollos a digital y hace un recuento de los personajes que han posado para su lente.

Emilio Yidi Daccarett.

La primera cámara fotográfica que tuvo Emilio Yidi Daccarett fue una de marca Pentax que le regaló su papá por allá en la década de los 70. En esa época era un good will tener un dispositivo de ese tipo que dependía de un rollo que, obligatoriamente, debía entrar después a un dispendioso proceso de revelado.   

Aunque lo que más le atraía era la publicidad que estudiaba en Purdue University, Indiana (EEUU),  en una de esas idas y venidas a su natal Barranquilla tuvo la oportunidad de conocer la Institución Las Mercedes Colegio San Pablo, situada en el Barrio La Paz, al suroeste de la ciudad. Allí comenzó a fotografiar niños, gente del común, calles, casas de madera y todo el entorno del sector que a él resultaba pintoresco. De vuelta a Estados Unidos, participó con esas imágenes en una exposición en la que obtuvo el tercer lugar.

La cantante, actriz y bailarina Sofía Carson.

“Me quedé gratamente sorprendido. Entonces como uno de los profesores le gustaron tanto mis fotos que me sugirió estudiar la técnica para capturar imágenes más profesionales. Me fui al Columbia College en Chicago,  Illinois, especializada en ese arte, también en cine y televisión”.

El cantante vallenato Peter Manjarres.
La diseñadora Beatriz Camacho.

También en el Ray Vogue School, en Chicago, Yidi estudió arte publicitario y fotografía; lo mismo que en Syracus University en Nueva York.

Maritza Rodríguez, actriz.
La modelo Sherly Herrera.
Pilar Smith, presentadora de Tv.

En el Art lnstitute de Fort Lauderdale hizo un curso de diseño gráfico, e igualmente de diseño y patronaje en el instituto de Abbigliamento Maragoni en Milano, Italia, porque su pasión por la moda siempre había estado latente.

Todos esos conocimientos adquiridos le permitieron meterse por un tiempo en el negocio de la tarjetería (a través de su empresa Artigraf);  también tuvo otro dirigido al diseño de camisetas adornadas con taches y pedrería, algunas con estampados inspirados en el Carnaval de Barranquilla,  que fueron toda una novedad. Por eso, apenas se radicó en Colombia se dedicó inicialmente a la producción de ropa en la empresa de confecciones que manejaban sus hermanos.

Toya Montoya, modelo y presentadora.
Agmeth Escaf, presentador y actor.

Durante 20 años estuvo al frente de la fabricación y creación de vestuario masculino y femenino para reconocidas marcas como Cotton Club, entre otras, cuyos productos llegaron con éxito a los mercados internacionales.

La cantante Martina La Peligrosa, a la derecha la actriz Viña Machado.

La cámara fotográfica nunca la soltó. Además de la Pentax  trabajó con una Polaroid instantánea; le tocaba hacer una prueba inicial para ver la intensidad y cuadrar la luz con un exposímetro y meterse de cabeza en el laboratorio para el proceso del revelado de los rollos.

Ariadna Gutiérrez, ex Señorita Colombia.

“Recuerdo que era un procedimiento dispendioso, pero a la vez emocionante esperar el revelado de un rollo. Sobre todo, esperar cómo iba a salir el negativo para luego imprimir el material”.

“Hoy, todo es más práctico. No se revela, con la cámara se controla la luz y ahí ves la imagen enseguida. Con la llegada del Photoshop uno hace maravillas porque uno puede editar, retocar las fotos y hacer montajes”, dice Emilio, por cuyo lente, y durante más de tres décadas, han pasado personalidades del mundo político, empresarial, diseñadores de modas, reinas de belleza y del Carnaval, modelos, presentadores, cantantes, deportistas, actrices y actores. Igualmente  graduandos, quinceañeras, novias y mucho más.

Por su profesionalismo, entrega y creatividad es uno de los más buscados por empresas y agencias de publicidad en Colombia, EEUU e Italia; ha hecho exposiciones tanto individuales como colectivas, y sus fotografías han ilustrado portadas de revistas nacionales e internacionales.

Para Emilio, recordar todo el “ritual” por el que tuvo que pasar de una cámara de rollo a la digital, es de las más gratas experiencias de su vida, las que hoy quisieran tener las nuevas generaciones que ejercen este oficio.

+ Noticias


Colombia, único país que dejó de hacer un Mundial y una Copa América
Cuatro personajes se fueron en menos de un mes
Una repostería que hace maravillas con el fondant
Balance de Colombia en la fase de grupos de la Copa América