La Buena Sazón / 25 de julio de 2020

La frutilla de la belleza

Más provocativo no puede quedar este delicioso dulce de uchuvas, que también sirve como postre después de una cena.

Carmen Vásquez

Ya veo que ustedes se están preguntando, pero si esto es un dulce
¿por qué ese título?. La uchuva es una de nuestras frutas de
tierra fría, es una maleza, sus frutos son de color dorado anaran-
jado y se caracteriza porque está envuelto en un cáliz como un
farolito que tiene una curiosidad y es que se mantiene siempre fresco.
Esta característica la estudiaron por mucho tiempo en un laboratorio
de una importantísima marca de cosméticos y vieron que la esencia de
esta fruta de uchuva les dio para una crema contra las arrugas. De
aquí que mi título es la frutilla de la belleza. Pero además, con la
uchuva se hace uno de los dulces más importantes y deliciosos de
nuestra cocina colombiana. Con la uchuva se hace dulce, mermelada,
gelatina y además es perfecta para combinar como pasante para unos
traguitos y para combinar con una deliciosa pierna de cerdo asada.

INGREDIENTES PARA EL DULCE

1 – taza de uchuvas bien lavadas que es más o 1 libra
300 gr – de azúcar – que es un poco más de 1 taza
2 – tazas de agua

PREPARACIÓN

Ponga el agua y el azúcar a fuego medio, cuando ya este caliente
eche las uchuvas. Pero antes, mi secreto es que les hago en la parte
de arriba con un cuchillo bien afilado, una rajita. Déjelas más o
menos unos 30 minuto. Revolver con frecuencia hasta que de el punto.
El punto de los dulces es muy personal. A unos les gusta con la
almíbar especita y a otros más aguadita.

+ Noticias


Meme de la semana
Elecciones al Congreso: datos de interés que los votantes deben saber
Cuide sus vías respiratorias por el paso del Polvo de Sahara
Helmut Bellingrodt de medallista a jefe de Misión de los Juegos Olímpicos