Lizzette Diaz
Columnista / 16 de octubre de 2021

El E-Mail marketing, más vivo que nunca

Contrario a lo que muchas personas pudieran imaginar. el E-Mail marketing bien estructurado sigue siendo una gran herramienta que no debes dejar por fuera de tu estrategia de mercadeo a fin de captar nuevos clientes, fidelizar los ya existentes y cautivar nuevamente a los inactivos.

Usualmente cuando pensamos en campañas de E-Mail Marketing asumimos que la gente no abre sus correos electrónico y que enviar comunicaciones por este canal se convierte en una verdadera pérdida de tiempo, además vemos que la gente cancela sus suscripciones y el nivel de rebote es muy amplio, lo cual llega a ser completamente cierto cuando no hemos logrado realizar una buena segmentación de nuestras bases de datos y queremos decirle lo mismo a todo el mundo, cuando todo el mundo no está interesado en escuchar lo mismo.

Eso me ha pasado a mí. Mi base de datos no estaba bien segmentada, y con base a lo que yo quería decir enviaba correos a diestra y siniestras sin tener en cuenta lo que el destinatario quería ver, así que por muchos años hice campañas completamente desacertadas usando esta poderosa herramienta que hoy funciona para mí de una manera completamente diferente, tratando siempre de no cometer los mismos errores.

Entonces, ¿qué debemos hacer? Lo primero es saber a quién le vamos hablar, quién es nuestro cliente y qué es lo que él necesita para nosotros poderlo solucionar. En este sentido, debemos hacer un análisis de nuestra base de datos y dividirla en tres grupos:

1.- Clientes nuevos
2.- Clientes ya existentes que queremos fidelizar
3.- Clientes inactivos

Como verás, con solo hacer esta división te darás cuenta que no puedes ofrecerle a los tres las mismas cosas. Basado en tus productos o servicios deberás generar contenidos distintos para cada base de datos. Un ejemplo podría ser:

A un cliente nuevo hay que enviarle primero un correo de bienvenida que deberá llegarle una vez haya realizado la compra, unos días después tendrías que enviarle un correo para saber si ya recibió el producto, si tiene alguna observación en el proceso y si todo está bien; unos cinco días después enviarle un nuevo correo para pedirle una opinión sobre el producto o servicio que compró y unas tres o cuatro semanas después un correo con una oferta sobre el mismo producto (si por ejemplo es una crema o alguno de consumo personal) o de productos relacionados que le pudieran interesar.

Para el caso de un cliente existente que deseas fidelizar, entonces le enviamos un e-mail de bienvenida, pero en este caso como ya nos ha comprado en ocasiones anteriores, es decirle que muchas gracias por seguir utilizando nuestros servicios o productos y agradecerle su confianza en nosotros; luego enviar otro correo para pedirle su opinión sobre el producto y el tercero, como ya lo conocemos más, enviar una promoción personalizada, ofrecerle un descuento o un regalo adicional.
Con el paso del tiempo muchos suscriptores pierden el interés en lo que les enviamos y se convierten en clientes totalmente pasivos, que no realizan ninguna acción y en muchos casos ni siquiera abren el correo. Para ellos hay que crear contenidos que les genere interés para llamarles nuevamente la atención.

Es por ello que antes de enviar un correo electrónico a tu base de datos (lo único realmente tuyo en esta era digital donde no eres propietario ni de Facebook, ni de Instagram, ni de WhatsApp o de cualquier otra cosa) piensa muy bien en el “gancho” que usarás como título para que llame la atención y pique la curiosidad del lector. Recuerda que si tienes una base de datos que se ha enfriado totalmente porque lo único que recibe de ti son promociones de venta y ningún contenido de valor que le sume, entonces hay que elaborar una estrategia de contenidos, frecuencia y textos con los que vuelvas a enamorarlos para poderles seducir una vez más y finalmente poderles vender. Algunos de estos titulares con los que puedes llamar la atención de tus suscriptores son:

1. Si no tuviera que trabajar para ganarme la vida, estaría … ¿Qué pasa contigo? ¿Cómo pasarías tu tiempo?

2. Una cosa que me mantiene despierto por la noche es … ¿Qué te mantiene despierto?

3. Esta es la Historia del día en que dejé mi último trabajo

4. Lo que considero mi mayor fracaso en los negocios fue…

5. 5 cosas que seguramente no sabes de mí

6. El razón #1 en la mentalidad de bloqueo de la mayoría de mis clientes es luchar contra la procrastinación

7. Estás seguro que tu negocio está alineado a tu propósito?

8. Esto es lo que puedes esperar de mi y de mi equipo desde el mismo momento en el que contrates mis servicios

9. Cómo superé mi miedo a lo que otras personas piensan de mi

10. Esto no siempre fue así… antes de iniciar mi negocio yo hacٕía…

11. Esta es una tendencia común en nuestra industria que tu debes ignorar

12. Esta es la fórmula que utilizo para saber si mi negocio está “saludable” o no

13. Mi cliente ideal interactúa en estas tres redes sociales ¿sabes dónde interactúan tus clientes?

14. Cuando siento que me disperso mucho, esto es lo que hago para enfocarme otra vez

15. Esto es lo que la mayoría de gente de nuestra industria no quiere que tú sepas

16. Si pudiera comenzar de nuevo esto es lo que haría diferente en mi negocio

17. Estos son los 3 errores más comunes que cometen los novatos en nuestra industria

18. 4 formas en que mi oferta # 1 brinda transformación a mis clientes, no solo información.

19. Un mantra que me ayuda a superar mi día es …

20. Cuando era niño, quería ayudar a [TU NICHO] porque …

Ahora ya tienes 20 ideas para crear correos memorables y lograr mejores ratios de apertura, espero te ayuden a alcanzar tus metas.

*LD & Communications @lizzettediazp www.lizzettediaz.com

+ Noticias


Dior: artesanía y tradición en la alta costura
¡El vinilo vuelve y suena!
De hacer de todo, a encerrarse en casa
VALERIA GÁLVIZ