Personaje / 20 de noviembre de 2021

“El modelaje y estar ante un micrófono son dos de mis pasiones”, dice la Señorita Colombia

La nueva Señorita Colombia ha modelado para diseñadoras y marcas reconocidas en Colombia. Aquí, posando para el fotógrafo Emilio Yidi.

Zoraida Noriega

Desde que tenía 17 años, Valentina Espinosa Guzmán comenzó en el mundo de las pasarelas como hobby que después se consolidó como un trabajo. Dijo a MiREDvista que, además de su físico, fue su esencia, naturalidad y sus valores, los que la llevaron a conquistar la corona.

La Señorita Colombia con una creación de la diseñadora santandereana Rebeca Rojas.

La Señorita Colombia, Valentina Espinosa Guzmán,  dice que se identifica plenamente con el origen de su nombre que hace referencia a la valentía,  a la de una líder, sociable, activa y vigorosa, como así significaba en el antiguo idioma latín, “porque he sabido afrontar mis miedos y superar los retos para cumplir mis objetivos”.

Dice que también se identifica 100% con su signo Capricornio: “somos sinceras, no me gustan las mentiras, somos responsables y con una mente muy clara”.

Aunque años atrás muchos ya le habían “puesto los ojos” para que representara a su Departamento en el Concurso Nacional de Belleza, época que ella no aceptó porque consideraba que no podía dejar sus estudios, fue a mediados de octubre del año pasado, por sugerencia de un amigo, que decidió hacer un casting para aspirar a Señorita Bolívar. Inicialmente era tres candidatas, pero como una de ellas no fue, al final quedaron dos y fue Valentina la escogida. Desde ese momento comenzó el reinado post pandemia de esta cartagenera de 24 años, 7 de los ha dedicado en el modelaje que comenzó como hobby, pero que después se convirtió en trabajo.

Sin duda, su experiencia en el modelaje, camino que le ha parecido “fantástico”, le sirvió para desenvolverse en la pasarela como pez en el agua. También su paso como presentadora del Noticiero Televista, de Telecaribe, en el que permaneció 7 meses haciendo sus prácticas al graduarse de Comunicadora Social.

“No pienso dejar el mundo de las pasarelas. Aunque hoy no sé qué me deparará la vida en ese campo, porque yo no me encierro a nada”.

“Siempre me ha gustado el periodismo televisivo o hablar ante un micrófono. Yo era feliz presentando los eventos en mi colegio. Y en la universidad,  una de las materias favoritas siempre fue la audiovisual en la que podíamos hacer presentaciones, tipo noticieros. En Televista crecí mucho como profesional y como persona.  A mí me daban una especie de  libreto, pero yo aportaba, lo ajustaba a lo que quería decir, me gusta improvisar”, dice la soberana a quien seguramente la veremos ante las cámaras una vez concluya su reinado.

El vestido que lució en la noche de su coronación fue creación de su coterránea Beatriz Camacho.

Tal vez porque vivó durante varios años en Barranquilla, Valentina no tiene el acento cartagenero tan marcado, pero ella aclara que es cartagenera de pura cepa. Debido a sus estudios en la Universidad del Norte tuvo que radicarse en la capital del Atlántico,  donde compartió apartamento con varias compañeras de estudio, pero todos los fines de semanas los pasaba en su ciudad natal.

“Vivir sola desde los 17 años, me dejó muchas enseñanzas. Esa independencia me enseñó a ser más responsables, más organizada y cumplir con mis deberes, al no tener a mis padres al lado y a mi hermano”.

De su tía Leo Espinosa, la chef y empresaria cartagenera que es conocida en el mundo de la gastronomía como promotora de la nueva cocina, dice que la admira, pero que no sería capaz de elaborar un gran plato. “No me considero experta cocinando, me gustaría aprender;  pero me encanta la comida costeña, eso sí. Las pastas y el sushi, son unas de mis debilidades”.

A la pregunta por qué cree que la eligieron como la más bella de Colombia contestó: “más allá de mi físico y estatura (1.79), creo que fue mi esencia, mi naturalidad y por mis valores. El el día de la entrevista privada estuve muy tranquila, pero en la antesala de ese encuentro los nervios casi me derrotan. Fue tal vez el momento más difícil. Yo me decía, ¡lo que Dios quiera!. Si soy yo, soy yo, si no, no importa. Soy muy creyente todo se lo entrego a Dios. Me aferré a Él durante el concurso”.

Valentina en otra de sus poses. (Fotos cortesía de Emlio Yidi)

“¿Y si perdía? Pues no pasaba nada. Seguiría siendo Valentina”, agrega con una carcajada.

Comenta que no tuvo rivales en el concurso. “Todas querían la corona. Fueron mujeres muy valientes. Realmente la competencia no es entre los demás son con uno mismo. Es tratar ser mejor, no enfocarse en las otras personas. Fue un grupo muy cordial, compartí con todas, no hubo discusiones, ni problemas. Pese a los mitos que hay en el reinado, todas llegamos con pensamientos y actitudes diferentes . Hubo mucho compañerismo”.

Valentina dice que se hizo muy amiga de las representantes de Bogotá, Boyacá y Córdoba. Irónicamente, una vez concluyó el certamen, la mamá de la cordobesa Juliana Habib se fue lanza en ristre con la elección, porque su hija no ganó, publicando un video en las redes sociales que se regó como pólvora.  La señora Habib después pidió disculpas públicamente a través de un comunicado.

Sobre el particular anota la reina cartagenera: “las críticas no dependen de mí. Desde mi coronación yo he estado muy tranquila. Juliana fue mi amiga durante el concurso y así será siempre. Su mamá me pidió disculpas y yo las acepté”

Desde el año pasado, la nueva reina de los colombianos sigue enfocada en continuar  su labor con una organización respaldada por las Naciones Unidas, que tiene como fin resaltar los valores en los jóvenes de América Latina; ahora como soberana a ese trabajo se la suma el de los derechos de la mujer y empoderamiento.

Como Señorita Colombia ya esta semana dio su primer salto a nivel nacional participando en el tradicional Banquete del Millón en Bogotá, ciudad en la que seguramente se preparará antes de su viaje a Polonia, donde representará al país en el Concurso InternacionalMiss Supranational, el cual se realizará en diciembre de 2022.

+ Noticias


Las actividades físicas recomendadas según la edad
Las puntadas de Pierre Cardin en Barranquilla
La suavidad de un ‘mousse’
Eliminatorias Sudamericanas: fechas, novedades y horarios