Belleza / 12 de febrero de 2022

“El cirujano facial debe respetar las facciones y origen del paciente”: Eliseo Caicedo

Para Eliseo Caicedo la cirugía facial exige una gran preparación, práctica y actualización.

Zoraida Noriega

Opina que los malos procedimientos hacen que la persona pierda su natural expresión y se deforme su cara.

Durante 36 años el barranquillero Eliseo Caicedo ha venido ejerciendo una carrera en cirugía plástica, estética, reconstructiva, liposucción y otros campos de esas especializaciones de la medicina que lo convierte en uno de los cirujanos más reconocidos. Su formación académica y experiencia en hospitales y clínicas en Colombia y el exterior, han sido suficientes para destacarse en uno de los procedimientos más delicados, como es lo facial.  

En Barranquilla, Eliseo Caicedo tiene su propia clínica.

Es egresado de la facultad de medicina  de la Universidad del Norte, fue médico Residente del Departamento de Cirugía Plástica de las prestigiosas clínicas Ivo Pitanguy en Río de Janeiro (Brasil) y José Juri, de Buenos Aires, Argentina,  todo esto sumado a su participación en numerosos congresos y cursos de actualización en Colombia y en el extranjero.

Teniendo en cuenta que el rostro es crucial para la identidad humana, un buen cirujano debe tener el mayor cuidado de realizar el procedimiento, ya sea para embellecimiento o rejuvenecimiento, para que el paciente no sufra drásticos cambios. Muchas celebridades, por ejemplo, han cambiado su aspecto, volviéndolo menos atractivo, por haber caído en manos de inexpertos, pasando repetidas veces por el quirófano o excediéndose en el uso del bótox.

En ese sentido, Caicedo opina que muchos de esas malas operaciones hacen que la persona pierda su natural expresión y deforman el rostro, como el caso de actrices de la talla de Melanie Griffith, ex esposa del actor Antonio Banderas; Meg Ryan, Demi Moore, Megan Fox y muchísimas más.

¿Pero qué se debe tener en cuenta? Para él “lo importante es la sutileza, el respeto  por las facciones y origen de la persona. No podemos, por ejemplo, ponerle la nariz más fileña a una persona morena o de raza negra, porque no le va. Tampoco hacerle los labios más gruesos a una rubia o blanca. El cirujano debe proceder en lo que le toca, cuando está viendo que hay flacidez facial, entonces debemos eliminar lo que sobra y darle al cuerpo lo que necesita”.

Con su esposa Paola Correra.

En la blefaroplastia, que tiene como objetivo corregir el exceso de piel en los párpados, según el profesional “en los párpados inferiores no solo es quitar la piel. El cuerpo normalmente elimina grasa,  la pasa de una parte a otra, hace una movilización permanentemente, y entre eso, lo primero que hace es eliminar grasa debajo los ojos. Al eliminarla, se va a formar la ojera, entonces si se le quita el exceso de tejido lo único que se está haciendo es templar una ojera. Lo que hay que hacer es aportarle grasa del cuerpo de esa misma persona y después se retira el exceso de piel”.

¿Cree que la mejor forma de ocultar los años, o rejuvenecer, es someterse a una cirugía?

-Me parece que la cirugía es parte fundamental dentro de un esquema de recuperación, rejuvenecimiento o de mejoramiento espiritual y físico, porque va  a solucionar lo que de pronto el cuerpo no lo puede hacer solo. Entonces da un resultado más rápido y más focalizado en ciertas áreas a diferencia de una dieta o un gimnasio. Pero tiene que estar involucrado dentro de un esquema de recuperación total.

Hay personas que utilizan la cirugía estética como un medio para mantenerse eternamente jóvenes, se les convierte hasta en una obsesión no llegar a la vejez, ¿Qué opina?

—Cuando esto sucede es el cirujano el que debe tener los pies sobre la tierra, porque si uno le sigue el ritmo a esa paciente no le vamos hacer ningún favor. Hay personas que quieren hacerse de todo, lo que ellas quieren, hay algunas que son adictas a las cirugías, pero para eso está uno, en sugerirle lo que debe o no hacerse. Lo más triste es que a veces esas personas no escuchan, son porfiadas. Entonces se va para donde otro cirujano que sí se lo permite. Las cosas ahora mismo están muy claras. Hay colegas muy buenos, que hacen liposucciones maravillosas y cambios radicales muy bonitos, que tienen diferentes técnicas para hacerlo y canales de promoción en las redes, propagandas muy buenas. Pero seguramente no son personas entrenadas en este tipo de cirugías plásticas delicadas; porque tal vez han tenido entrenamientos focalizados hacia ciertas técnicas. Cuando yo comencé me tocó tocó hacer todo tipo de cirugías, siendo una de las más importantes la de rostro.

Demi More, Donatela Versace y Mickey Rourke, son algunos de los personajes que al haberse sometido a malos procedimientos quirúrgicos faciales, quedan irreconocibles.

¿Qué método previo emplea para una cirugía facial?

 –Hoy en día, ese tipo de cirugía es considerada como una especialidad de la medicina que exige gran preparación, práctica y actualización. Antes de un procedimiento lo más importante es conversar con el paciente. Analizar con esa persona lo que se le puede hacer. En mi escritorio que es de vidrio, dibujo el diseño y le explico, no le prometo, qué es lo que se le puede hacer, y de qué manera se va a lograr el resultado que quiere. Es un análisis que me permite planear detalladamente el procedimiento. No lo hago con el computador porque la persona se puede ilusionar mucho cuando ve imágenes perfectas. Si hago esto incurro en un error inmenso, porque le estoy prometiendo un cambio, sin tener en cuenta que muchas veces no todos los rostros dan para todo lo que da una imagen en el computador. Tampoco realizo un estudio visual  con fotografías.

La arrugas en el cuello también dicen mucho de los años, ¿hay un procedimiento especial  para eliminarlas? 

–El lifting de cuello es una intervención de cirugía estética aplicada para rejuvenecer esta zona del cuerpo en la que se suelen formar arrugas y excedente de piel. Básicamente, la intervención de estiramiento de cara lleva de paso, entre sus bondades, la corrección debajo del mentón. Porque uno no puede dividir el rostro como algo independiente del cuello.

¿Qué tan dañino es el exceso del bótox?

-La toxina botulínica  o bótox es un elemento cosmético y cumple con una labor maravillosa. No tiene la duración de una cirugía. El bótox es como una inversión, porque lo aplicas hoy y el resultado lo vas viendo a partir de los primeros 4 o 5 días en adelante. Hay personas que se obnubilan inyectándose más dosis el mismo día para tener un resultado rápido, entonces en exceso provoca una parálisis muscular. Así, el resultado va a ser absolutamente grotesco. Hay que intentar modular la contracción muscular par que sea más suave, no paralizarla.

¿Y el relleno facial?

Es un material que va hacer una variación física que hace que la superficie suba y empareje con la otra. Hay unos muy buenos, pero hay otros que se hacen con le misma grasa de la persona. Esto hace que se reactive la piel del rostro, con todos los elementos vitamínicos y enzimáticos que tiene la grasa natural, el plasma enriquecido hace que la piel de la cara se mucho más humectada, brillante. Es el método más recomendado porque su resultado es menos traumático.

Hace poco el actor Miguel Varoni se sometió a una cirugía para retirar piel porque bajó mucho de peso, ¿qué tan buenas son las dietas estrictas?

–Cuando las dietas son muy fuertes hacen que el cuerpo pierda todas las capacidades del volumen muscular. Se seca. Lo que uno no puede hacer, a cierta edad, (después de los 50) es adelgazarse demasiado, no hacer dietas estrictas para bajar de peso rápido. Además, la edad no te lo debería permitir. La piel se vuelve más flácida y además de eso, le quitas los nutrientes y todo lo que da energía, entonces el cuerpo se va desgastando. Cuando la gente se hace la cirugía variática (recortar el estómago) es el trauma más verraco que se le puede hacer al cuerpo, porque el cuerpo deja de absorber nutrientes de todo tipo que son importantísimos para la vida de la persona. Lo pone en un estado de indefensión absoluta porque va a quedar desnutrido. El pelo, la piel, los dientes y hasta las uñas se deterioran. Eso dura unos 2 años y poco después el cuerpo se va adaptando.

+ Noticias


No deje de visitar las ferias del Carnaval de los Buenavistas y la del Sombrero en la 72
Lo que ‘Tulio recomienda’ para superar fracasos y volver a empezar
Jarrones que combinan el arte y la tecnología
El año en el que el rey Pelé fue jurado en Miss Universo