Nuestra Gente / 20 de mayo de 2023

Erquinio Taborda, el profe que cultiva semilleros de investigadores

El docente Erquino Taborda impartiendo clases sobre ciencias.

Miguel Utria

Como este es el mes del maestro, MiREDvista acompañó en una clase a este docente del área de Ciencias Naturales, área en la que es el principal impulsor de viajes de estudiantes colombianos a misiones en la NASA.

Dialogar con Erquinio Taborda es hablar con un profesor de las Ciencias Naturales en todas sus manifestaciones, pero además con un formador de formadores, un maestro de maestros. Así “literal”, como dirían los pelaos ahora.

Es licenciado en Matemáticas y Física, con especialización en Estudios Pedagógicos y en Física, además de una maestría en Educación, también tiene estudios en energía solar y formación como maestro de formadores en ciencias

La Administración Espacial Aeronáutica de Estados Unidos (Nasa, por sus siglas en inglés) es una agencia dedicada a la investigación y la exploración el espacio.

Su paso por la docencia, que ha ejercido en varias instituciones del departamento y de la ciudad de Barranquilla, le han dejado la satisfacción de dejar huellas en sus estudiantes, lo que se evidencia en encuentros con muchos de ellos universitarios y profesionales en ejercicio.

Actualmente labora en la Institución Educativa Distrital San Gabriel, en el área de Física, que le ha permitido explorar diferentes métodos de enseñanza para acercar a los jóvenes a lo que es ser un científico.

Tuvimos la oportunidad de estar en una clase y conocer la experiencia que viven tanto sus estudiantes como él y los procesos que adelanta con ellos en dicha institución.

HACIENDO CIENCIA

Llegamos a donde él tras conocer su experiencia como impulsor de procesos pedagógicos que le han permitido a sus estudiantes, ser invitados a misiones en la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Con un grupo de estudiantes en el proyecto de huerta escolar.

“Lo que hacemos es que el muchacho aprenda ciencia haciendo ciencia, emulado un científico, no imitándolo sino siendo ellos mismos en el papel de un científico. Es más, ellos han descubierto que pueden servir de apoyo a científicos en ejercicio, porque ya los conocen, y ellos participan en seminarios Web, en conferencias por Messenger, se escriben por correo, es más aquí al colegio han venido científicos a compartir con ellos”, asegura el profesor Taborda.

El profesor Erquinio hace parte de una red de docentes a nivel mundial llamado Globe, cuyo principal patrocinador es la Nasa, y ese es el principal puente que le ha permitido que sus estudiantes presenten proyectos a convocatorias hechas por ese organismo y se consigan esas invitaciones.

“Los trabajos que nosotros hacemos y que enviamos anualmente al Simposio Internacional Virtual de Ciencia, son evaluados por ingenieros de la Nasa, con muy buenos comentarios y referencias de su parte”, apunta el profesor.

Las convocatorias a las que se refiere el docente son anuales y los mismos son presentados en inglés y evaluados en inglés, y con base en los puntajes que se obtengan se da un espacio para ser invitados a alguna de las misiones de la Nasa, como ya ha ocurrido.

Taborda explica que ingresó a Globe como ‘ciudadano científico’, que el primer nivel de formación que ellos ofrecen, posteriormente fue ‘teacher globe’, luego ‘entrenador globe’ y actualmente es candidato a ser ‘master trainer globe’, que viene siendo entrenador de entrenadores, o como quien dice “maestro de maestros”.

Asegura que ha tenido la oportunidad de ser entrenador de más de 100 personas a nivel global, en el marco del programa Globe, quienes posteriormente se convierten en multiplicadores de dichos conocimientos.

«Los trabajos que hacemos los enviamos anualmente al Simposio Internacional Virtual de Ciencia y son evaluados por ingenieros de la Nasa, con muy buenos comentarios”.

Desde el año 2013 hasta la presente, al menos 35 estudiantes del profesor Taborda, de las instituciones en las que ha prestado su servicio como docente,  han ido a la Nasa a participar en diferentes misiones.

 “Nos ha ido tan bien que hemos creado una red interna, a nivel nacional, que se llama ‘Semillero de Investigación en Ciencias Espaciales –Sice-‘ y en esta oportunidad, estaremos como invitados a la reunión anual de «Globe, en la ciudad de Denver, Colorado, en julio, con estudiantes de otras instituciones como un joven de Apartadó, Antioquia, uno del Colegio Metropolitano de Soledad, uno de la Institución  San Gabriel y un niño de grado transición, de cinco años de edad, del Boston International School, que ha sorprendido por su facilidad para expresarse, hacer exposiciones y hablar de ciencia”, apunta Taborda.

La invitación es abierta y a la misma pueden asistir además de estudiantes, docentes y padres de familia, pero no han podido lograr que todos los muchachos con méritos para ir, hayan obtenido la visa, pues las citas en la embajada se las han dado para dentro de dos años. Sin embargo hay al menos tres que tienen la documentación requerida para asistir.

Uno de los grandes referentes que tiene la institución respecto a las invitaciones de sus estudiantes a misiones en la Nasa es Juanita Estrada, quien con 14 años de edad, este año será promovida como bachiller y con una beca asegurada en cualquier institución de educación superior de Colombia, gracias a las cualidades que se observaron durante su participaciones en ese evento.

Ella hizo parte del proyecto de inmersión al Space Center de la Nasa, liderado por la fundación ‘She Is’, a través del proyecto ‘Ella es Astronauta.

“Esto ha sido un ejemplo de vida, y quiero que ustedes lo tomen como referencia de que lo que quieran lo pueden conseguir. Porque todo sueño que tengan, si trabajan para hacerlo, pueden hacerlo realidad”, dijo Juanita a sus compañeros de clases.

JÓVENES EMPODERADOS

El profesor Taborda destaca la importancia que tiene el apoyo de las directivas de la Institución Educativa Distrital San Gabriel, encabezadas por el rector Rafael Barrios, quien nos dijo que todo el trabajo que adelantan con los muchachos lo hacen con las uñas, pero lo hacen con la intención de  que los estudiantes se sientan bien y cómodos con lo que hacen y les gusta hacer.

“Yo soy de los que piensan que a los muchachos hay que darles la  libertad de que ellos exploren sus propias ideas y experimenten lo que les gusta. Aquí nada es impuesto”, añade el rector.

Este apoyo de las directivas ha permitido que en la institución se hayan creado más de cinco semilleros de investigación que son grupos de estudiantes que se dedican a estudiar ciencias en áreas particulares. Hay alumnos que están dedicados a estudiar los peces, otros trabajan en emprendimiento y hay otros que estudian las plantas para obtener productos de ellas. Y hay un semillero de deportistas.

Pero el más grande de los semilleros es el de periodistas radiales y de prensa escrita, quienes desarrollan sus gustos y talentos a través de una emisora radial y un periódico que ellos mismos editan y redactan con la supervisión de los profesores.

Este semillero es de tal acogida que el rector asegura que muchos de sus estudiantes se inclinarán a estudiar la carrera de periodismo una vez salgan como bachilleres de la institución.

Taborda asegura que cuando a un estudiante se le encamina de esta manera en los procesos académicos, estos se empoderan de lo que hacen, se enamoran de dichos procesos, se acercan más a ellos, y difícilmente se les olvida lo que aprenden.

“Pero además muchos de ellos asumen retos o responsabilidades por iniciativa propia. Un ejemplo es el de un joven de noveno grado, que después de una clase, en la que le enseñamos a construir una motobomba, asumió la responsabilidad de  mejorarla, y lo hizo. Hoy estamos en el proceso de utilizarla el sistema de riego de nuestra huerta y jardines que también hacen parte de nuestros proyectos”, asegura el profesor.

+ Noticias


El trofeo Palma de Oro, una joya con historia en el Festival de Cannes
«Ser padre y madre es satisfactorio, pero no es una tarea fácil»
Libro de Juan Guillermo Cuadrado se convierte en bestseller
Beatriz Camacho: las prendas de mi nueva colección no pasarán de moda