Dolce vita / 3 de diciembre de 2022

Hidratación, clave para evitar que el ‘guayabo’ le dañe la fiesta

Miredvista.co

Con las celebraciones de fin de año a más de uno se le activa la agenda de su vida social. Esto conlleva a que en algunas oportunidades abusemos con el consumo de alcohol y al día siguiente terminemos tirados en la cama por culpa de la resaca.

Ya llegó diciembre y con este mes llegan las invitaciones a reuniones, cenas y salidas los fines de semana. Esta es una de las épocas más festivas del año y es cuando muchos aprovechan para reencontrarse con familiares y amigos. También están los planes con los compañeros de la oficina y nunca hace falta el que invita a tomarse unos tragos.

Esto no tiene nada de malo, pero algunos suelen excederse con la bebida. Ya sea cerveza, aguardiente o ron, hay quienes pierden el conocimiento y al día siguiente es cuando llegan las consecuencias sobre esto.

El médico Ángel Maya, especialista en cirugía general y laparoscopia, reconoce que hay quienes suelen “pasarse de copas” y por consecuencia terminan con resaca o guayabo al día siguiente.

Mucho hemos escuchado sobre esto y tal vez en algún momento de nuestra vida lo hemos padecido o lo padeceremos, por eso es importante saber qué es el “guayabo” y cuáles son los efectos que tiene sobre nuestro cuerpo.

El portal especializado MayoClinic define este estado del cuerpo como “un grupo de signos y síntomas desagradables que pueden presentarse después de tomar demasiado alcohol”. Cabe recordar que esta condición afecta a las personas en sus tareas diarias. Aunque se cree que consumir mucho alcohol es el causante de estos efectos, no existe una fórmula para determinar con cuántas copas vas a sufrir de resaca.

Ojo con los síntomas

 Tal vez ya conozcas los síntomas del guayabo, pero no está de más que te los recordemos. Lo primero que vas a sentir es fatiga y debilidad después de haber disfrutado de una noche de copas. Podrás experimentar mucha sed y resequedad en tus labios. Hay quienes manifiestan dolores musculares y dolor de cabeza.

Por otro lado es muy probable que sientas ganas de vomitar, experimentes nauseas y dolor de estómago. En ese estado también vas a experimentar mucha sensibilidad a la luz y esta te causará molestias. Tu estado de ánimo puede ver alterado.

Por lo general estos síntomas suelen desaparecer 24 horas después. Cuando el cuadro se suele tornar más intenso ya estaría hablando de una intoxicación y lo mejor es acudir a un médico de urgencias. Esto por lo general se manifiesta con convulsión, vómitos frecuentes, respiración irregular, piel pálida, hipotermia, etc.

¿Se puede evitar el guayabo?

De acuerdo con el doctor Maya esto sí es posible. Aunque en primera lo mejor es regular las copas que se consumen, el especialista explica que lo mejor es hidratarse bien durante la reunión. “Además de eso es importante que las personas hayan ingerido algo de alimentos antes de tomar, esto ayudará a que los tragos no se suban tan rápido a la cabeza”, indica.

Pero además de la recomendación de controlarse con el alcohol, también hay una serie de recomendaciones para el día después, como, por ejemplo, desayunar con huevos. Esto sucede porque “este alimento contiene cisteína, que es un aminoácido que ayuda al organismo a procesar el acetaldehído, un deshecho hepático que se produce luego de consumir alcohol”. 

Como el alcohol disminuye el azúcar en la sangre, la ingesta de carbohidratos de ayudarán a superarlo más rápido, de ahí que consumir pan sea una buena idea para que tu cuerpo recupere sus niveles de dicha sustancia. También hay que tener en cuenta el jugo de naranja, de limón o zanahoria ya que estos poseen unos analgésicos naturales que ayudarán mucho a controlar las náuseas.

Por último, pero no menos importante. Maya dice que el cuerpo necesita reponer esas horas perdidas y aunque no es lo mismo dormir de día que de noche, esto te ayudará un poco a recobrar las fuerzas.

+ Noticias


¡Para celebrar!
Bloques y terrazas, otras de las novedades del Carnaval de la 44
‘La esquina de los sueños’ se toma el Sagrado Corazón
Meme de la semana