En la Nota / 31 de julio de 2021

Johnny Ventura ‘galopó’ en la música hasta el fin de sus días

Esta es una de las fotografías que nos envió Johnny Ventura para la entrevista que publicó Mi REDvista en su segunda edición. Posó orgulloso frente algunos de los reconocimientos recibidos que atesoraba en su casa.

Zoraida Noriega

‘El Caballo Mayor’, como así llamaban al artista dominicano, dijo el año pasado en exclusiva para MiREDvista que después de superar el covid, nunca había sufrido de nada, se consideraba un hombre sano. Sin embargo un infarto fulminante acabó el miércoles con su vida. *Compatriotas y colegas nos cuentan aquí sus últimos pasos.

Con motivo de sus 80 años y a raíz de que superó el covid, el año pasado concedió una entrevista exclusiva a MiREDvista (que sería la última para Colombia) en la que nos contó que “la enseñanza que me dejó esa enfermedad es darle importancia a las cosas más simples de la vida. Porque en las cosas que uno le pone menor atención ahí es donde está la grandeza de la vida”.

El ex presidente Leonel Fernández, del partido Fuerza del Pueblo al cual pertenecía Johnny Ventura, fue uno de los personajes que hizo guardia ante el féretro.
Con lágrimas y música los dominicanos despidieron al «hombre del pueblo», como así lo llamaban también por su espíritu solidario.

Johnny Ventura gozaba de buena salud, lucía vigoroso en el escenario, cantando y bailando con frenesí a la par de su hijo Jandy, quien hace parte del frente de la orquesta ‘Jandy y los potros’, la misma que venía acompañándolo en sus presentaciones.

Ventura en una de sus aplaudidas actuaciones junto a su compatriota y amiga Milly Quezada.

En 64 años dedicados a la música y 50 a la política, Johnny Ventura aseguró que todavía le faltaba mucho por hacer. “Cuando miro hacia atrás, pienso que ha valido la pena vivir y haber sido siempre como soy. Mi filosofía de vida es que cuando los problemas tienen soluciones no hay que  preocuparse, y si no tienen soluciones, tampoco hay que preocuparse”, no comentó con una de sus carcajadas.

A Belkis Concepción y Johnny Ventura los unió una gran amistad y admiración por la música.

En la pandemia logró estrenar el sencillo Me cayó del cielo, producido por Emilio Estefan que, según sus planes, iba a formar parte de una gran producción de merengues y fusiones, en el que Juan José, otro de sus hijos, trabaja en los arreglos. Tuvo la oportunidad de ofrecer un concierto virtual bajo la producción del pianista  Henry Jiménez,  pero le quedó en el tintero el libro El merengue visto por mí un compendio en el que hace referencia sobre lo que ha aprendido, experiencia y conocimientos sobre el ritmo dominicano.

También entre sus planes inmediatos estaba la presentación en un hotel dominicano para el 24 de septiembre de este año al lado de Wilfrido Vargas Jochy y otros maestros.

Tal como lo contó el mismo Ventura, el remoquete de ‘El Caballo Mayor’ surgió por parte del público que asistía a una de sus presentaciones por allá en 1964. “Resulta que en el show estábamos alternando con el Gran Combo de Puerto Rico que hacía cosas que impactaban en el escenario. Como en ese tiempo estaban de moda las carreras ecuestres y como la gente quería ver algo igual conmigo cuando me tocara el turno todos gritaban: ¡que salga el caballo! ¡que salga el caballo!”

Juan Luis Guerra fue uno de los muchos artistas dominicanos que llegaron al funeral para expresar sus condolencias a la familia y acompañar a su colega hasta su última morada.

SU ÚLTIMO SUSPIRO

El miércoles de esta semana su corazón dejó de latir. Iba camino a su natal Santiago de los Caballeros (provincia de República Dominicana) para encontrarse con su amigo, el productor y músico Jochy Sánchez, para hablar de un proyecto musical. Antes de llegar, hizo que el conductor parara en un restaurante para comer algo, pero sintió un fuerte dolor en el pecho. Al desmayarse fue llevado de urgencias a un hospital, donde hicieron todo lo posible por reanimarlo por más de 40 minutos, sin buen resultado.

La noticia explotó como pólvora. Nadie entendía cómo inesperadamente se fue a otra vida este octogenario de eterna sonrisa que se veía saludable y que se daba el lujo de decir que comía de todo, como nos dijo en la entrevista. Un artista que seguía galopando con su música con tanto bríos en los escenarios, una gloria del merengue que enriqueció ese ritmo dominicano  con nuevos instrumentos e innovó con sus contagiosos movimientos y que también se convirtió en un caballo de batalla en el mundo de la política buscando un mejor futuro para su país.

Sin presagiar que sería su último mensaje, dos horas antes de su deceso, en su cuenta de Instagram había montado un video en el que él canta y baila con una señora de la tercera edad (durante una presentación) con la siguiente leyenda:  “extraño el calor humano de mi público, vamos a protegernos para regresar pronto a la normalidad”.

ASI LO RECUERDAN SUS COLEGAS

Aparte de su vida pública, el intérprete de Patacón pisao  y Pitaste, entre sus innumerables éxitos, fue un excelente esposo, padre de 7 hijos y 17 nietos; un gran ser humano, colaborador, solidario, buen amigo y colega.

Así lo define su compatriota Belkis Concepción, quien además de compartir muchas tarimas, (la última fue el año pasado en Harrod´s Café) hablaba y se veía con frecuencia  con ‘El Caballo Mayor’.

“Como a mis padres, yo veía a Johnny como esas personas que nunca van a morir. A mí se me han ido muchos seres queridos, pero la inesperada partida de él me ha golpeado muy fuerte”, dijo entre lágrimas la artista a MiREDvista

Milly Quezada aún sigue en shock. Y no es para menos. Cinco días antes de su muerte había invitado a Johnny al set de The Voice Dominicana, (reality en el que ella hace parte del jurado) para fuera su coach de entrenamiento de su equipo de concursantes. “El aceptó y compartimos buen rato entre risas, consejos y recuerdos”, recordó.

La Reina del Merengue perdió la cuenta de cuántas veces cantó con Ventura, grabó discos, celebraron homenajes y reconocimientos recibidos en sus exitosas carreras. Guarda momentos tan memorables como el evento anual dominicano en Estados Unidos, en los Latin Grammy y Premios Lo Nuestro, entre otros.  

Eddy Herrera, otra figura de la música dominicana, exaltó las cualidades de su amigo no solo como cantante, sino como persona. «Fue muy buena gente. Para mí, para nuestro país y el mundo fue un artista grandioso, fuera de serie, e inigualable».

Con motivo del deceso del popular artista, exdiputado y exalcalde de Santo Domingo,  el gobierno decretó tres días de duelo en República Dominicana.

+ Noticias


Las dos parejas nominadas y otras curiosidades de los Oscar 2022
Ruperto Andrade, el empresario que con sus rifas entregó 148 casas con carros para estrenar
Idanys Carretero, maestra de los estampados
“Los mejores años de mi vida han sido en Buenavista”: Ricardo Insignares