Entretenimiento / 28 de enero de 2023

‘Joselito Pacopaco’: el docente que lleva 19 años saltando en Carnaval

Hugo Diazgranados en su papel de ‘pacopaco’, rodeado de niños en uno de los parques de la ciudad en pleno Carnaval.

Miguel Utria

Este personaje viene haciendo las delicias de las fiestas y otras celebraciones de los niños. El protagonista y su historia de vida, son un verdadero testimonio de lucha, admiración y amor también por los más desvalidos.

Hablar de ‘Joselito Pacopaco’, es referirnos a los niños, de su Carnaval, de sus alegrías y de su formación.

Y es que quien encarna este personaje, que ya cumple 19 años de haber sido creado, es un docente, padre de familia  y amante del fútbol, cuya admiración son, precisamente los niños. Y aunque su labor es llevar alegría a los más pequeños, la suya ha sido “un chicharrón grasoso y peludo” que solo alguien como él se lo puede comer y disfrutar.

Se trata de Hugo Diazgranados Armenta, profesor de artes en la Escuela Normal Superior La Hacienda (padre de Luisca y Samu, y esposo de Mónica) y a quien por su amor a los niños la vida premió al ponerle la misión de encarnar al simpático y querido personaje llamado ‘Joselito Pacopaco’.

Alistándose para caracterizar al alegre saltamontes.

La idea de darle vida a este personaje fue del profesor Julio Adán Hernández, quien tras un año de haber fundado el evento ‘Paco pacos al parque’, en el marco del carnaval de los niños, le propone a su colega Hugo Diazgranados, darle vida al pacopaco.

Explica el profesor Diazgranados que la idea surge de una investigación que hace el profe Julio Adán para su libro ‘El Carnaval de los Niños en Barranquilla’. Buscaba saber y entender por qué los niños no tenían participación en el Carnaval, sino que aparecían en las colas de algunas agrupaciones, pero nunca como protagonistas.

Indica que la inquietud del profesor Hernández iba ligada a su idea de crear un evento donde los pequeños, no fueran los últimos sino la cabeza de los mismos; y es justamente ese, el origen del actual Carnaval de los Niños.

En la investigación, el profesor Hernández encontró que a comienzos del siglo pasado había un sacerdote que organizaba fiestas infantiles, a los que clasificaba por edades, dándole a cada rango un nombre, así los más pequeñitos eran Los Mosquitos, y las celebraciones eran en la mañana; luego seguían los Pacopacos por las tardes y los más grandecitos protagonizaban las juveniles llamadas fiestas de langostas.

“De ahí nace el nombre de este personaje. ‘Pacopaco’ es el saltamontes verde, no es un grillo como algunos erróneamente creen, porque no falta quien lo asocie con el ‘Pepe grillo’, de Walt Disney, que es blanco y de diferente fisionomía.”, explica el profesor Diazgranados.

Hugo Diazgranados aprovechó la aparición del insecto para tomarse esta simpática foto.

El pacopaco es una clase de  insecto que viaja en bandadas para anunciar que llegó la primavera, en algunos países. Según la zoología esta especie pertenece a la familia Acridoidea y es del orden de los ortópteros (saltamontes).

Es el mismo conocido en México como chapulines. De ahí la encarnación que hiciera el desaparecido libretista Roberto Gómez Bolaño, de su afamado y cómico súper héroe de la televisión latinoamericana.

Justamente el Chapulín Colorado, de Gómez Bolaño, es la personificación del pacopaco: lleva antenas, cola y alas, y aparece saltando, al igual que los saltamontes nuestros.

SALTO A LOS PARQUES

‘Pacopacos  al parque’ es una fiesta infantil que nace en 2003, la cual se hizo en lugares recreativos más tradicionales de la ciudad como el Tomás Suri Salcedo, Olaya y Los Andes. Y año tras año se ha ido expandiendo a más sectores de la ciudad.

En 2004 la organización Carnaval de los Niños decidió darle vida al ‘Pacopaco’, y en este 2023 cumple 19 años continuos acompañando los eventos del  carnaval de los más pequeños en la ciudad.

“Ya yo hacía parte de la organización Carnaval de los Niños, ingresé en 2000, y cómo yo acompañaba a los niños, lo hacía disfrazado de payaso. Yo hacía, y sigo haciendo, como de chaperón de los reyes infantiles y estoy con ellos a donde quiera van, pero ahora no como payaso sino como Joselito Pacopaco”, apunta.

Ese año, cuando nació Joselito Pacopaco, aun no se sabía cómo iba a ser. Entonces al profesor Hugo se ocurrió vestirlo al estilo liquiliqui, prenda de su preferencia para ocasiones especiales,  pero en verde; se hizo un maquillaje del mismo color (en el que invierte de 10 a 15 minutos), se puso alas, guantes y zapatos gigantes.

A lo largo de los años, el personaje ha tenido una especie de metamorfosis como lo afirma el protagonista, entre otras cosas porque muchas personas asociaban el verde con los colores del equipo de fútbol de la capital antioqueña.

El fútbol es uno de sus deportes favoritos para mantenerse en forma.

En 2005, su amigo Erick Tolosa le regaló una camisa carnavalera, pintada a mano, una prenda de vestir de lujo, para esa época, y desde entonces Joselito Pacopaco se viste con camisas que llevan, pintadas a mano, elementos que son novedad o que hacen parte de Barranquilla y su Carnaval.

Por sus camisas han pasado el equipo Junior, la Ventana del Mundo, cumbiamberas y cumbiamberos, marimondas, garabatos, la flor de la cayena y demás elementos que identifican el Carnaval, y por supuesto, el pacopaco.

“Pero también le he hecho homenaje a mi hijo colocándole el símbolo del autismo, en fin es un collage de elementos, pero siempre predomina el color verde, y el atuendo siempre complementado de zapatos de payaso, como homenaje al ‘Chocolatín’, el personaje que hacía en los comienzos, y que le dio paso a Pacopaco”.

En toda esta dinámica que maneja el docente con su personaje Pacopaco, está siempre presente el manejo de los valores que se les infunde a los niños. No en vano en cada Carnaval se exalta un valor, pero, como el mismo afirma, los valores van de la mano y siempre termina hablándose y promoviendo no uno sino varios ‘carnavalores’, como le han llamado a esta estrategia. Este año se promueve el amor.

Pero el papel de Hugo y Pacopaco no se limitan a la temporada de Carnaval, sino que él como docente, adapta el componente pedagógico a las manifestaciones carnestolédicas, su tradición, el folclor, y durante todo el año se los enseña a sus alumnos.

“Desafortunadamente del Carnaval solo se habla desde que marcan las 12 de la noche del 31 de diciembre hasta el Miércoles de Ceniza, y en los colegios el tema no se toca. Tristemente, la cátedra del Carnaval nació muerta, y solo los dolientes como yo, y como el profesor Álvaro Bustillo, y algunos otros, nos damos a la tarea de trabajar el tema con nuestros alumnos”.

VOCACIÓN DE DOCENTE

En 2009 el pacopaco salta al Carnaval S.A.S, la empresa a la que sigue vinculado como “enlace” del Carnaval de los Niños, tema que trabaja durante todo el año y que combina con su rol de docente, en el colegio, y como maestro de la vida de sus dos hijos, quienes presentan condición de discapacidad. El mayor con autismo y el menor una especie de enfermedad huérfana que le produce ansiedad, no tiene sensación de llenura por lo que es de tendencia a ser obeso y con retardo mental.

Asegura que se siente bendecido porque Dios le dio el privilegio que no tienen todos los hombres como es el ser padre. Es algo que él ha tomado como un ministerio y que ha asumido con amor por tratarse de sus hijos.

Su vocación de docente le ha permitido adaptar estrategias para ayudar en la formación y tratamiento terapéutico de sus hijos, en especial del mayor, que sigue un tratamiento riguroso por su grado de dificultad.

“Esto no ha sido fácil. Es un chicharrón grasoso y peludo que solo se lo come un papá como yo, porque son mis hijos, y lo hago con todo el amor con que solo un padre podría hacerlo, y cada día le doy gracias a Dios por ello”.

+ Noticias


Winnie Harlow, la modelo que derriba estigmas en la pasarela
Se fue Julio E. Sánchez Vanegas, auténtica leyenda de la radio y la Tv colombiana
¿Cuáles son los museos más importantes del mundo?
Polígrafo, la máquina de moda