Vida Cultural / 12 de septiembre de 2020

“La música litúrgica no tiene credos”

Marianna Piotrowska, directora del Festival Internacional de Música Sacra, en la recién restaurada Iglesia de San Ignacio de Bogotá. (@joseveiraphoto).

Zoraida Noriega

Afirma Marianna Piotrowska, directora del Festival Internacional de Música Sacra de Bogotá que se celebrará este año de manera virtual desde 10 ciudades de 5 continentes, a partir del 17 de este mes.

“El año de la esperanza”, así es el slogan de la novena edición del Festival Internacional de Música Sacra que se celebrará en Bogotá del 17 de este mes hasta el 4 de octubre.

La fundadora del evento Marianna Piotrowska  explica que “el lema lo habíamos anunciado en la clausura del año pasado en octubre, sin saber que llegaría la pandemia. Fue algo premonitorio.  A raíz de todo esto, en un momento pensamos aplazarlo, pero sentimos la necesidad de transmitir esperanza a través de la música”.

La preocupación mundial que ha desatado el coronavirus, no logró que el entusiasmo de los organizadores del festival decayera. Por el contrario, siguieron trabajando con la ilusión de siempre, de acercar más al corazón de los creyentes a los sonidos musicales de la liturgia, de los rituales. “En el festival hemos tratado que se sienta la música sacra, pero también abrir un poco ese aspecto para que no sea estrictamente de la liturgia sino del mundo”, explica Marianna.

Este año será virtual. En la capital del país participarán orquestas locales, mientras que  las otras 10 agrupaciones de los 5 continentes lo harán desde sus respectivas ciudades de origen. Siguiendo la temática del evento interpretarán obras de grandes maestros, música gregoriana, del renacimiento, clásica, contemporánea e indígena.

Se ofrecerá una programación que compone 30 eventos: 16 conciertos, presentados desde Novara, Madrid, París, Moscú, Johanesburgo, Seúl, Doornenburgo, Londres y Salt Lake City . Los seis de Bogotá se realizarán en lugares patrimoniales.

Entre las actividades están charlas con los artistas, conversatorios y clases magistrales.

Para la fundadora “hacer el festival de manera virtual ha sido visto como una gran ventaja.  Nosotros no éramos  fuertes en esa parte, sino en lo presencial; pero este año nos ha servido porque tenemos la oportunidad de concentrar nuestros esfuerzos, hacer una edición digital nos permite llegar a una audiencia mucho más amplia, y ponernos en sintonía con la tecnología. Es como  un respiro para concentrarnos en esta parte, para el otro año celebrar el 10 aniversario. Con un público fiel, consolidado”

Marianna explica que “con la virtualidad es una oportunidad de hacer cosas diferentes y darle mayor visibilidad al festival en otros escenarios, países y ciudades. Y que la gente, que cada año son los jóvenes los que más asisten, tenga la oportunidad  de animarse más a venir al el otro año”.

“En años anteriores venimos presentando más de 700 artistas gastando mucho dinero en tiquetes, hoteles, etc, aunque en esta edición también les estamos pagando a los artistas desde las ciudades donde están, igualmente tenemos que invertir en toda esta transformación digital y en los espacios de Tv, por mencionar algunos.”

Otro de los propósitos de este encuentro musical es rescatar el patrimonio sacro arquitectónico de Bogotá realizando los espectáculos en iglesias barrocas coloniales más importantes como la Catedral Primada de Colombia y la recién restaurada Iglesia de San Ignacio, entre otras parroquias, así como auditorios modernos, entre muchos escenarios.

El festival, que se inició en 2012 con motivo del 50 aniversario del Concilio Vaticano II, es organizado por la Corporación Cultural InterColombia, que fundó la mamá de Marianna, y el Centro Nacional de Difusión Musical.

Aspecto de la presentación de una de las orquestas presentadas el año pasado en la Basílica de Nuestra Señora de Lourdes.

Marianna, de ascendencia polaca y pese a que pertenece a esta generación en que el reguetón y el pop mandan la parada, su gusto por la música clásica viene desde muy niña. Confiesa que le encantaba ir a conciertos de ese tipo, influenciada por su familia. Aunque toca violín prefirió irse por la gestión cultural apenas terminó Comunicación Social. !Qué suene la música!.

Ver la programación en @festivalmusicasacra www.festivalmusicasacra.cominfo@intercolombia.org

+ Noticias


Navidad 2020: ¿ya sabe cómo va a decorar su arbolito?
El futbolista colombiano Francisco Meza vence al coronavirus
Diez recomendaciones para soportar la ola de calor
Las canitas al aire están de moda