Personaje / 6 de agosto de 2022

“Lo que me da naturalidad es no estar pensando todo el tiempo en las arrugas”: Amparo Grisales

Esta creación de la casa de novias Goretty Medina, en el marco de la pasarela ‘Mujeres reales’ del Wedding Fest, fue la escogida para que lo luciera la actriz Amparo Grisales.

Zoraida Noriega

La actriz confesó también que no le importa que le gente le aumente la edad y que digan que ella vive preocupada con la llegada de los años”. En su desfile vestida de novia erizó al público.

A donde va, Amparo Grisales causa alboroto. La gente quiere tomarse fotos con ella, adulan su trabajo, su belleza y su desparpajo, pero no faltan quienes la critican, le hacen comparaciones odiosas y hasta la ridiculizan en parodias en programas del entretenimiento, pero a ella le importa cinco porque “yo sé muy bien quién soy”, afirma.

Con un ramo de flores naturales que luego lanzó al público, como lo hacen las novias, Amparo Grisales fue largamente aplaudida. (Fotos ZNC)

La reconocida actriz, que vino a Barranquilla como invitada especial para cerrar con broche de oro el Wedding Fest luciendo un moderno traje de novia, sostuvo un encuentro previo con un grupo de mujeres periodistas durante el cual habló de su experiencia, del poder de la mente, que hay que evolucionar en la vida, y que todas las mujeres son poderosas y no “empoderadas”.

Aunque no es la primera vez que Amparo se viste de novia, porque lo ha hecho para campañas y en series televisivas, dice que muchas personas le preguntaron: “no te has casado y a tú edad, ¿poniéndote un traje novia?”.

Pues sí, la “eterna” jurado del programa ‘Yo me llamo’, fue la más esperada al cierre del festival de bodas. ¡Erizó al público! Apenas salió la pasarela, con un vestido nupcial que rompió con el diseño y tradicional blanco, el público se levantó de sus sillas para aplaudirla y no perderle pisada con los celulares.

NO LE AFECTAN LOS INSULTOS

“A mí me han hecho mucho bullying, pero no me importa. Yo sé quién soy y punto. Lo que me da naturalidad es no estar pensando todo el tiempo en las arrugas. Es que la gente vive por uno, piensa que yo vivo preocupada por las arrugas. Pues resulta que las arrugas son divinas!!. Entonces, si yo hago ejercicios de rutina, me alimento bien, si respiro, porque tengo conciencia de la respiración que es una herramienta espectacular y tomo mucha agua, porque  limpia el cerebro y la memoria nunca se va a ir, soy muy segura de lo que he edificado”.

“Por eso a mí no me afectan los insultos que me digan si tengo o no tengo arrugas. Si yo no tuviera arrugas, entonces no habría reído, y ni llorado, no me habría impresionado y asustado, no hubiera podido ser actriz!! Porque ¿cómo hace uno para esas expresiones?”.

Nadie le quiso perder pisada a la diva de los colombianos apenas salió a la pasarela.

“Eso de que te dejan las caras templadas no”, dijo refiriéndose a las malos procedimientos estéticos, para luego agregar: “no voy a negar que me hago unos pequeños retoques, (se toca el entrecejo) pero hasta ahí. Yo no dejo que me toquen por ningún otro lado y eso se nota. Por eso le digo a las jovencitas que no se hagan tantas cosas, porque con los años…se les va ir notando más, les va cambiando el rostro y sus cuerpos si no hacen ejercicios y se alimentan bien”.

Según la actriz manizalita, a quien no le gusta mucho cuando la ven que le digan “¡estás regia!”, porque para ella es una palabra cliché, el acercamiento de una persona a la parte espiritual es muy importante.

“Yo no soy una estudiante de luz, no soy coach espiritual, ni de nutrición, ni del ejercicio y nada por el estilo. Cuando hablo esto es porque me baso en mi experiencia. El acercamiento a lo espiritual espiritual es tan importante, porque la gente va en  el cuerpo como si fuera una maleta, pero no la abre nunca para  brillar las herramientas, ni para conocer cuáles son esas herramientas. El cuerpo es tan generoso; ese es el templo donde habitamos es la parte divina, donde tenemos esa partícula de Dios dentro de nosotros. En las mañanas debes darle gracias a Dios por cada día. Yo, por ejemplo, programa mi día, después de hacer ese agradecimiento. Porque si tú te levantas con quejas y victimizándote, te tropiezas, te caes y todo te sale mal. Y hasta te vuelves fea, porque las células te reciben la información negativa”

SENSIBILIDAD A FLOR DE PIEL

En el encuentro no dejó de mencionar a su mamá Delia Patiño, fallecida hace cinco años, cuando se refirió a lo que es ella hoy, una mujer exitosa.

Se le aguan los ojos cada vez que la menciona, porque vive eternamente agradecida por todo lo bueno que le inculcó desde niña, reconociendo los valores que atesora y que heredó de ella. “Siempre me dejó volar”, apunta.

Por otro lado, dijo que la tecnología le parece maravillosa, porque es para aprender y crecer, pero no como la están usando los jóvenes de hoy en día. “No saben lo que comen porque se la pasan mirando el celular, Si ellos se fijan un poco con lo comen a la carrera, por estas pendiente al teléfono lo que le están es metiéndole basura al cuerpo”.

En cuanto a las influencer considera que “esa persona debe primero haber influido en la práctica y ese conocimiento transmitirlo para bienestar de los demás. Eso me parece un invento que surgió en la pandemia. Durante ese naufragio mundial yo me puse fue a leer, hacer ejercicios, llenar mi alma y mi mente de cosas hermosas, eso fue lo que aproveché. No me volví ni tiktokers, influencer ni youtuber, ¿para qué? Si yo ya llevo mucho tiempo en televisión y lo que  quiero es hacer cosas lindas, que la gente las disfrute, películas buenas, todo lo que sea un buen entretenimiento”.

En la reunión no habló de proyectos, porque no le gusta adelantarse, solo lo hace cuando ya es un hecho. Pero tiene varios sobre el tapete, que seguramente serán tan exitosos como todos los que ha realizado durante su larga y rutilante carrera profesional.

+ Noticias


Los candidatos que suenan para DT de la Selección Colombia
Tolú y Coveñas, tesoros del Golfo de Morrosquillo que hay que visitar
Desayunos ¡delivery!
Ejercicios claves para mantener la figura… y sin entrenador