Zoraida Noriega
Columnista / 27 de agosto de 2022

Mi red social

Lo que dice Carolina Herrera — “El dinero no va con la elegancia. Porque muchas veces la persona que no lo tiene pero sabe lo que le queda bien, sabe elegir. Y una que tiene exceso de dinero que se compra lo que sea, no se ve bien”, dijo en una ocasión la famosa diseñadora venezolana Carolina Herrera, toda una autoridad en materia de moda y estilo. También dijo que “no hay nada que envejezca más a una mujer que vestirse como una joven”. Según ella, lo que más envejece es no aceptar su edad y fingir que es mucho más joven de lo que en realidad es. Por eso las mayores de 30 no deberían usar jean ni minifaldas. De igual forma, basada en ese concepto, puntualizó que existe ropa que debe caducar con base en la edad y ahí volvió a desatar controversia en las redes.

*****

Detesta los jeans rotos — Y esta semana, en una entrevista para CNN, Carolina Herrera aclaró que no está en contra del uso de pantalones vaqueros, pero sí develó que detesta los jeans rotos, el uso de malas telas, de estilos “realmente feos”. Según ella, los jeans son una de esas prendas que solo son ideales para jóvenes. Cree que a las personas que tengan 30 años o más se les ve mal, porque los lleva a manifestar que no están conformes con su edad y quieren camuflarla.

******

Igualdad y dinero — Claro que cualquier joven de barrio, de cualquier estrato, le gustaría ser Reina del Carnaval de Barranquilla. Pero muchas piensan que ven distante ese sueño porque saben que hay factores relevantes como su núcleo familiar y social, pero sobre todo los gastos adicionales que acarrea ostentar ese título, pues deben sacar dinero de su propio bolsillo, así reciban el respaldo de patrocinadores y hasta de la misma alcaldía distrital. Sin embargo, con el nuevo proceso propuesto por la alcaldía, Carnaval SAS decidió abrir las puertas, a fin de garantizar mayor acceso de igualdad de condiciones, para que las jóvenes aspirantes tengan la oportunidad de convertirse en la figura central de la prestigiosa fiesta.

******* 

Por concurso — Con ese nuevo proceso de elección, parece quedar atrás la tradición de nombrar por decreto a la soberana del Carnaval, sin tener en cuenta si pertenecen o no a prestantes familias o hacen parte de un legado. Fueron once las postuladas. Y como cualquier reinado popular les hicieron entrevistas privadas y pruebas de talento para saber si cumplían o no con ciertos requisitos como el baile, si es una buena vocera que logre transmitir la cultura, el folclor y alegría que caracterizan al Carnaval y sepa desempeñarse al momento de  dirigirse al público. 

****** 

Con mayor opción — Teniendo en cuenta lo anterior, en el grupo las más cercanas al trono estuvieron Amanda Luna, una trigueña de 22 años, estudiante de Comunicación Social; y Valentina Lapeira, 28 años, Administradora de Empresas, y Natalia De Castro, 27 años, Ingeniera Industrial , ganadora en 2018 del campeonato de salsa en Las Vegas (EEUU), y quien finalmente se quedó con el título de Reina del Carnaval 2023, tal como se conoció este sábado. Casualmente, las tres eran las más altas del grupo, aunque para ser Reina del Carnaval no es imprescindible que cumpla que tengan las medidas de una reina de belleza. Aquí lo se necesita es carisma, autenticidad y que contagie con su baile y alegría.

*****

Ciega y sordomuda — Así, como dice su canción, escriben muchos cibernautas para que Shakira se mantenga mientras su pareja Gerard Piqué anda exhibiéndose con su nueva novia. Es más, a raíz de todo el revuelo que ha causado la ruptura, tras 12 años juntos y dos hijos en común, los seguidores de la cantante han iniciado una campaña de solidaridad bajo la etiqueta ShakiraWeLoveYou. Los cibernautas aseguran que Piqué, quien es asiduo de los casinos y amante de la rumba, no era nada conocido antes de tener el respaldo de la ‘marca’ Shakira. Fue ella quien lo sacó del anonimato como futbolista.  

+ Noticias


El increíble mundo en miniatura de Tatsuya Tanaka
Ideas para colgar bien los cuadros
Carlos Bacca: De ser un pescador a ganar la Copa de Europa
El empresario que hace todo con medias, pero no a medias