Dolce vita / 10 de octubre de 2020

¡No descuide su corazón!

Miredvista.co

Una dieta rica en verduras y frutas, libre de sal y azúcar y actividad física diaria puede prevenir accidentes cerebrovasculares.

Las enfermedades cardiovasculares son un conjunto de trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos de las que hacen parte la hipertensión arterial (presión alta); la cardiopatía coronaria (infarto de miocardio); enfermedad cerebrovascular (apoplejía) y enfermedad vascular periférica, entre otros.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en el 2017 murieron 17,8 millones de personas por enfermedad asociadas a problemas del corazón, lo que representa el 32% de las defunciones registradas en el mundo.

En Colombia, según la Fundación Cardioinfantil, 200 personas mueren por la misma causa.

Sin embargo los especialistas aseguran que el 80% de los infartos de miocardio y de los Accidentes Cerebro Vasculares -AVC- prematuros son prevenibles. Por lo tanto, acuda a su especialista con frecuencia y siga las recomendaciones.

Por ejemplo mídase la presión arterial dos vece al día. La hipertensión o el “enemigo silencioso” como la llaman es una de las principales causas de infarto de miocardio o accidentes cerebrovasculares.

Las personas diagnosticadas con hipertensión deben reducir el consumo de sodio, que no solo se encuentra en la sal de mesa, sino en alimentos como la leche, los huevos, la carne y los mariscos, y procesados, como panes, galletas saladas, tocino, o  aperitivos como los bolitas de queso y las palomitas de maíz, así como en condimentos como salsa de soja, salsa de pescado y cubitos de caldo.

A cambio, aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio como fríjoles y guisantes, frutos secos, espinaca, repollo y perejil, y frutas como banano, papaya y dátil.

Otro detonante es el colesterol, de ahí la importancia de medirse los lípidos en la sangre, al igual que los niveles de azúcar por cuanto el exceso de los niveles causa la diabetes.

¿Cómo prevenirlas?

Evite el consumo de cigarrillo, aliméntese bien, camine, trote, súbase a una bicicleta (al menos 60 minutos diarios).

Incluya en su dieta diaria un mínimo de cinco raciones de frutas y verduras al día y bájele al consumo de sal y al azúcar (a menos de una cucharilla al día), a la grasa y a las bebidas alcohólicas.

Para los adultos la OMS recomienda consumir menos de 5 gramos (un poco menos que una cuchara de té) de sal por día (1). En lo posible sal yodada, o enriquecida con yodo.

Evite agregar sal durante la preparación de los alimentos y no ponga saleros en la mesa.

Para Juan Pablo Umaña, líder del servicio de Cirugía Cardiovascular de la Cardioinfantil, al menos el 66% de los colombianos dejó de consultar al médico en la presente cuarentena por miedo al contagio de COVID-19, de ahí que la invitación de especialista es a retomar la prevención en salud.

+ Noticias


Cocinas abiertas… sin espacio para la imaginación
México y Colombia
Otra ganadora del Giveaway Navideño de MiREDvista
Remedios eficaces para ahuyentar los mosquitos