Belleza / 22 de mayo de 2021

“Pandemia aumentó problemas faciales”

Gisella Hernández, terapeuta de la piel. Cortesía.

Miredvista.co

Para la terapeuta de la piel barranquillera Gisella Hernández, el estrés por aislamiento generó brotes, acné y soriasis, entre otros.

La limpieza facial es hoy una rutina que recomiendan los especialistas. Cortesía.

El largo aislamiento a que está siendo sometida la humanidad por causa de la pandemia de covid-19 ha golpeado con fuerza no solo los ingresos económicos sino la salud mental y física de millones de personas.

El estrés, para solo enumerar uno de los trastornos que han hecho mella por el encierro obligatorio de más de un año, se ha manifestado de diferentes maneras, entre ellos, en problemas faciales, asegura la terapeuta de la piel Gisella Hernández-

Por sus estudios en Colombia y Argentina, esta barranquillera especialista en cosmiatría y comestología estética, y con amplia experiencia en el sector, asegura que durante la pandemia sus clientes acudían a ella para tratar problemas como soriasis y dermatitis.

“Cada vez que nos encierran, la piel se estresa, así la persona diga que no porque se refleja en brotes, dermatitis, soriasis. Sumado a que con la nueva realidad por el teletrabajo, la persona se levanta y va directo al computador”.

Explica que a ello se agrega el estar expuesto todo el día a la luz azul de los aparatos electrónicos que pueden conllevar a acné, manchas y poros dilatados.

“Muchos ni siquiera se lavan la cara. Un error, pero encima, no se alimentan muy  bien y dejan de ir al gimnasio. Entonces, quienes no han sufrido de  brotes empiezan a sufrirlo”.

Explica que para una piel sana es necesario complementarlo con buenos hábitos alimenticios y la rutina de cuidados que se deben tener.

Por eso recomienda con frecuencia tratamientos de acuerdo con el tipo de piel, sobre todo en estos tiempos cuando se ofrece la medicina estética con la cosmética natural.

“En Europa se habla de terapeuta de la piel, que es ir más allá de una limpieza facial, ahora hay que aplicar terapia estética y emocional porque buscamos que el paciente se relaje durante cada tratamiento”, sostiene.

Gisella Hernández Castellar.

“Aplicamos tratamiento para mejorar la zonas donde se les hace la radioterapia. Por ejemplo, en mujeres con cáncer de seno hidratamos el rostro y la zona pectoral”.

Otro problema que ha percibido tiene que ver con el uso permanente del tapabocas (uso no hospitalario) que podría generar resequedad o imperfecciones en la piel  debido al microclima generado en esa zona facial.

Por eso recomienda mantener la piel limpia (importante la doble limpieza) y bien hidratada.

También aconseja no dejar de aplicarse protectores que los protejan de la luz del computador y la de celulares porque para quienes están aún en teletrabajo, por muy encerrados que permanezcan, los rayos solares pueden penetrar a través de vidrios y ventanas.

Otro tip de Gisella tiene que ver con la necesidad de tomar 15 minutos de sol al día, previo protector solar, sobre todo después del aislamiento porque los niveles de vitamina D suelen bajar por la falta de luz solar sol.

Advierte de ciertas mascarillas caseras que puede generar reacciones en la piel, como es el caso del limón.

“Lo que llamamos clínicamente fitofotodermatosis, una reacción que va desde una piel enrojecida e irritada con ampollas en etapas muy agudas; a una lesión que avanza hasta adquirir un color café producto de una hiperpigmentacion, en etapas tardías”, explica.

Esta terapeuta de la piel confiesa que tuvo que fortalecer el trabajo en sus redes sociales (@gisellahdzcastellar) durante la pandemia porque muchas personas le escribían para pedirle consejos sobre el cuidado de la piel, entre ellas varios clientes que viven en el exterior y que por muchos años siguen consultándola.

Una buena alimentación es importante para una piel sana. Cortesía.

+ Noticias


Las canitas al aire están de moda
Kobe, el pequeño chef de dos años que revoluciona las redes sociales
‘Felizmente tonas’, el monólogo que nos hará reír… y nos pondrá a pensar
Los ‘trends’ de joyería en tiempo de pandemia