Los consejos de la tía / 20 de mayo de 2020

Para tener en cuenta

Carmen Vásquez

Nuestro hogar es una caja de sorpresas. Todos en familia estamos siendo bombardeados por noticias que nos dicen cuídense…cuídense, lávese las manos, todo lo que toque límpielo, no se lleve las manos a la cara, tenga a la mano siempre un pañuelo de papel para toser y estornudar, ojo con la ropa y además…el cloro, el alcohol y el jabón que más espuma haga son sus amigos íntimos.  ¡Pero cuidado! Miren lo que descubrimos del bendito cloro.

Cuidado con el cloro para desinfectar los alimentos.

Dicho por Alicia Luchelli, médica, que lo único que se logra además de desinfectar las verduras, es dañar nuestro hígado y nuestros riñones porque el cloro es sumamente tóxico para el organismo así sea que nos digan que con solo cinco gotitas se desinfectan los alimentos y  los utensilios para comer, todo queda impregnado de cloro aunque las enjuaguen dado que el cloro penetra la fibra de las verduras o frutas. Además hay que tener cuidado con el olor que penetra en el sistema respiratorio y en el sistema nervioso por vía olfatoria. Como lo estamos usando a diario esto hace un efecto de acumulación que no es nada bueno, causa daño hepato-renal.

Para desinfectar en uso externo en vez del cloro.

El agua oxigenada es muy buena igual desinfecta. Para los alimentos y utensilios sin sufrir daño alguno es: un litro de agua con media cucharadita de sal marina y media cucharadita de bicarbonato y se dejan diez minutos sumergidos en esta solución y si quiere no necesitan enjuagarlas. Aquí por ejemplo están ahorrando agua.

+ Noticias


Reinado al rojo vivo
Estrellas del cine protagonizan pasarela de Prada
Las finas servilletas decorativas de Yolanda de Orozco
Meme de la Semana