Dr. Rodolfo Vega Llamas
Columnista / 15 de octubre de 2022

Procrastinación

La procrastinación no es un problema de gestión de tiempo, pienso que es un problema emocional; creo que las personas que procrastinan inconscientemente no se sienten merecedoras del éxito, no se sienten capaces de alcanzar metas, no se sienten capaces ni suficientes.

En el fondo, el subconsciente evita experiencias dolorosas cuando están persiguiendo sueños.Tal vez su mente los protege de decepciones, si las cosas no salen como esperaba. Procrastinación viene del latín procrastinare (pro, adelante y cristinus, mañana) o sea postergar, posposición. Como dice el dicho: no dejar para mañana lo que puedes hacer hoy. Sería la regla para no procastinar.
La pregunta es ¿será pereza?o ¿será miedo al fracaso? Por lo tanto pospones una tarea. Estas personas siempre tienen una excusa para no realizar una tarea; además, son incumplidos, retrasan sus agendas por miedo a quedar mal, todas las responsabilidades las dejan para última hora, creen que trabajar a presión es lo mejor para ellos, y todas las tareas las hacen el último día.

Esto es importante porque la persona que practica la procrastinación la comienza desde muy joven, cuando no hace las tareas escolares a tiempo y deja sus responsabilidades para el día anterior al examen y después le va mal, obviamente.

Lo malo de procrastinar es que estas personas que trabajan así de forma asidua, terminan ansiosos, con niveles altos de estrés, con pésima autoestima, ya que no ven frutos en su trabajo, los agobia un sentimiento de culpa. Parece que hay un culpable en estas personas que practican la procrastinación, y se llama la amígdala, una estructura en forma de almendra en el lóbulo temporal del cerebro que procesa nuestras emociones y controla nuestra motivación. Pero es importante saber que si piensa que sufres de esto, lo más importante es que te pongas en manos de un especialista, ya sea un psicólogo o un psiquiatra, y con el proceso diagnóstico se plantea el tratamiento.
¿Por qué es importante dejar de procastinar? Como ya hemos dicho, procastinar nos frustra, nos deja ansiosos, y esa misma ansiedad produce más procrastinación, es como una bola de nieve. Ese ciclo vicioso hay que cortarlo de raíz, hay que salir de la zona de confort, hay que luchar contra esas barreras mentales, superarlas, cambiar ese comportamiento y verás que desaparecerá esa ansiedad que te maltrata psicológicamente.

+ Noticias


¿Visión borrosa?¿Lagrimeo? cuide sus ojos en estas vacaciones
Cómo convertir el celular en un mouse y teclado inalámbrico
La danza y otras tradiciones culturales del Atlántico en la FILBo 2022
¿Días lluviosos? Tenga en cuenta estas recomendaciones para evitar una virosis