Crucy Mitchell-Palacios
Columnista / 16 de enero de 2021

¿Sabes por qué los pingüinos tienen dos punticos?

Te contaré por qué. El origen de los dos puntos sobre la U llamados diéresis se remonta a la antigüedad. El nombre viene del latín (diaeresis), que a su vez se deriva del griego y cuyo significado es división, separación. Antiguamente los poetas la empleaban en sus versos para romper un diptongo y separar de ese modo en dos sílabas lo que anteriormente era una sola, esto por razones de métrica. De hecho, en medicina la diéresis es el conjunto de los procedimientos quirúrgicos que permiten la separación de los tejidos blandos.

El lingüista español Salvador Gutiérrez Ordóñez, miembro de la Real Academia Española (RAE), asegura que en la ortografía del castellano la diéresis ha existido desde siempre, y que en la ortografía del Renacimiento ya aparece.

En algunas palabras, especialmente las derivadas del latín, la QU se podía usar con otras vocales, por ejemplo, en lugar de Cuando se escribía Quando, y el número Cuatro era Quatro, como quizás hayas podido observar si alguna vez has leído un texto antiguo.

Cuando la QU iba seguida de las letras E o I, se utilizaba la diéresis para indicar que la letra U se debía pronunciar como tal, como sucedía con palabras como cinqüenta, qüidado, qüerpo, seqüencia, freqüencia y muchas otras.

Pero en 1815 la diéresis tuvo la más importante transformación cuando la RAE decidió que a partir de ese momento de la publicación de la Octava edición de la Ortografía la RAE decidió que la letra Q, que siempre se emplea con la U, solo se podía utilizar con las letras E o I, formando así las sílabas QUE y QUI.

Fue entonces, con ese cambio decidido hace más de 200 años, que se estableció que todas esas palabras debían escribirse con CU, dejando a la diéresis con pocos oficios, ya que solo se usa sobre la U y única y exclusivamente en las sílabas ‘gue’ y ‘gui’.

Este signo ortográfico, también llamado crema, se utiliza en palabras como averigüe, bilingüe, desagüe, lingüística, pingüino, ungüento, vergüenza y sinvergüenza. Sin él no sería lo mismo referirnos a los nacidos en Nicaragua (no es lo mismo nicaraguense que nicaragüense), sin embargo, en las redes sociales este signo está a punto de desaparecer porque si al escribir en ellas muy pocas personas usan las tildes, imagíneselos usando la diéresis.

Te animo a que uses la diéresis. Es que si al no usarla se extinguieran los sinvergüenzas… ¡estaría bien!, pero no es así. Si no continúas usándola, los pingüinos y las cigüeñas estarán en peligro de extinción.

Dato curioso: ¿Sabías que la palabra pedigüeñería tiene los cuatro adornos ortográficos (llamados firuletes) que un término puede tener en nuestro idioma español?

Tiene la virgulilla de la Ñ, la diéresis sobre la Ü, el punto sobre la i y la tilde.

+ Noticias


Bruschetta para el Día del Amor y Amistad
Estas son los precios de Netflix, Amazon Prime y Disney + para 2022
El honor y sabor de ser gallina
“Hasta que me olvides”, la canción que Luis Miguel le dedicó a su mamá