En la Nota / 11 de septiembre de 2021

Simon Flouret, el músico francés enamorado de la salsa de Colombia

Alix López

Desde hace siete años ha venido cinco veces a seguir aprendiendo de nuestro ritmo emblemático, tanto, que su sueño es vivir en Colombia, país del que está encantado por su gente, su comida y los paisajes.

Simon Flouret en el Museo de la Salsa, en el barrio Obrero de Cali.

Vive y trabaja con una banda de músicos en la ciudad de Toulouse, pero su sueño a corto plazo es vivir en nuestro país del que está enamorado.

Tiene 27 años y desde hace cinco está perdidamente enamorado de Colombia, pero sobre todo, de la música salsa que se disfruta con más fuerza en el barrio Obrero de Cali o en La Troja de Barranquilla, para solo mencionar dos ejemplos.

Estudió música y se inclinó por la percusión, hace parte de una banda de jóvenes talentosos que animan fiestas, bares y espectáculos al aire libre de Touluose, sur de Francia, donde nació.

Es Simon Flouret, que se emociona cada vez que habla del Grupo Niche, Joe Arroyo, Diego Galé o Fruko, a quien conoció en uno de sus viajes a Medellín.

El hijo de Jean y Régine Flouret, que estudió música en la universidad Jean Jaurès Mirail de su ciudad natal, contó en diálogo con Mi REDVista que la primera vez que vino a nuestro país fue en el 2016 por invitación de Rodolphe, un compatriota casado con paisa.

En ese momento el tour incluyó además de Medellín, a Cartagena y Bogotá. “Fue amor a primera vista con Colombia y a salsa, dice.

Con su inseparable timbal tocando salsa en las playas de Bocagrande.

Por eso dos años después cuando terminó de estudiar, regresó solo a nuestro país para seguir aprendiendo y conociendo de salsa.

Como buen músico, empezó a analizar y a tocar instrumentos afines a este ritmo como el bongó, timbal y la conga. De ahí quedó atrapado.

En el 2020, en un nuevo viaje,  disfrutó del Carnaval de Barranquilla y aquí cumplió otro sueño ver en vivo al Grupo Niche.

“De Colombia me gusta la gente, el ambiente,  los paisajes, soy un fanático de ese país desde que pisé su suelo”, confiesa.

«¿La Troja? Huy, ya quisiera estar allá otra vez», declara emocionado en un claro español que aprendió en su universidad, pero que practicado con varios amigos latinos, muchos de ellos colombianos.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Simon Flouret (@simonflouret)

«Ahí terminé enamorándome de Colombia y ya no podía dar marcha atrás», dice sonriente.

Cuenta que fue en Medellín donde aprendió a tocar los timbales con ayuda del productor musical Nelsinho Velázquez.

Empecé a tocar con músicos salseros, pero ya a mi regreso, en casa, busqué tutoriales para reforzar el aprendizaje”, asegura Simon quien ha tocado varias veces en vivo con músicos colombianos.

Su pasión por la salsa lo ha llevado a interpretarla al aire libre en Cali, Medellín y Cartagena.

Los videos y fotos de sus presentaciones espontáneas tienen muchos likes en sus redes sociales (@simonflouret) así como comentarios elogiosos de su talento.

«No lo hago para que me den dinero, es que a mí me gusta hacerlo, es compartir la salsa y que quienes me ven disfruten bailando, disfrutando», dice, al tiempo que confiesa que la canción que más le gusta es Nuestro sueño, de la autoría de desaparecido Jairo Varela, fundador y director del Grupo Niche.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Simon Flouret (@simonflouret)

Flouret, que a la hora de comer en nuestro país prefiere un pescado frito con arroz de coco, bandeja paisa o un suculento sancocho, asegura que en el primer trimestre del próximo año regresará a nuestro país por un periodo más largo.

En ese sentido, cuenta que si bien a su mamá Régine le gusta bailar salsa, siente cierto temor por la distancia y por la mala imagen que tenía nuestro país en las décadas de los ochenta y noventa por la guerra de los carteles del narcotráfico.

“Para muchos europeos, aún persiste esa imagen de Pablo Escobar, pero quienes visitan a Colombia quedan maravillados, como yo”, exclama.

Asegura que en Francia tiene una vida estable, pero que necesita «algo que lo haga sentir más vivo y eso lo encuentro en Colombia. Allá me siento en casa, cómodo, ustedes son muy cálidos y hospitalarios», resalta.

Con la camiseta de Colombia y rodeado de amigos, Simon disfrutó la fiesta de la Independencia en Barcelona (España) en el 2019.

Por lo pronto, seguirá con su banda en Toulouse y contando los días para retornar al país que lo flechó desde el primer día que lo visitó.

¿Hay Carnaval presencial en Barranquilla en el 2022?», es la pregunta obligada que hace antes de terminar la entrevista.

«Qué emoción, no veo la hora de volver al Carnaval, a tocar salsa e irme para La Troja», dice emocionado vía celular.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Simon Flouret (@simonflouret)

+ Noticias


¡No te vistas que no vas! Colombia no hará el Mundial femenino del 2023
La ortodoncia es para todas las edades
Conozca al animal “más feo del mundo”
Jaime Amín: el embajador de Emiratos Árabes con la camiseta puesta por Colombia