Entretenimiento / 13 de febrero de 2021

Suri Cruise y Shiloh Jolie-Pitt, los quinceañeros más famosos de Hollywood

A la izquierda, Suri Cruise, en recientes fotos paseando por New York, y a la derecha Shiloh Jolie-Pitt, con su mamá en Los Ángeles, a comienzos de enero. (Internet)

Miredvista.co

La hija de Tom Cruise y Katie Holmes es una adolescente fashionista, pero alejada de los medios. Shiloh, primera hija biológica de Brad Pitt y Angelina Jolie, está en el proceso de cambio de sexo y ha pedido que lo llamen John.

Tom Cruise y Katie Holmes.
Brad Pitt y Angelina Jolie.

Sus padres conformaron, en su momento, las parejas más bellas, famosas y cotizadas de Hollywood, y por eso, desde sus nacimiento, sus vidas han estado siempre bajo el escrutinio de los medios, que no les han perdido ni pie ni pisada a medida que han ido creciendo.

Son Suri Cruise, hija de Tom Cruise y Katie Holmes, y Shiloh Nouvel Jolie-Pitt, el hijo transgénero de Brad Pitt y Angeline Jolie, quienes nacieron en 2006 ­–la primera en abril y el segundo en mayo– y cuyas vidas han corrido de forma paralela, hasta convertirse adolescentes de estilos muy marcados y dísimiles.

TRAS LOS PASOS DE MAMÁ

Así luce hoy la hija de Suri Cruise Holmes. (Internet)

A Suri Cruise ya se le ha empezado a ver por las calles de New York, en jean, crop-top rosa y zapatos deportivos, o en largos vestidos en los días más cálidos del pasado verano.

Al verla es invitable compararla con su madre, la actriz Katie Holmes, por su increíble parecido físico y belleza, aunque a decir verdad esta última le viene en el paquete genético también por el lado de su padre, el actor y productor estadounidense Tom Cruise.

Suri Cruise ­–cuyo nombre traduce “princesa” en hebreo y “rosa” en persa– nació el 18 de abril de 2006 en Santa Mónica California y es la única hija biológica de sus padres, pues sus dos medio hermanos, Connor e Isabella Cruise, fueron adoptados por su papá en una unión anterior con Nicole Kidman, por lo que han crecido distantes.

Por ser hija de dos artistas famosos, los paparazzis y la prensa del corazón siempre han estado atentos a ella, y aunque a los seis meses de edad tuvo su primera portada en Vanity Fair y a los tres años posaba con mucha gracia para las cámaras, en esos primeros años sus padres, en especial su madre, hicieron enormes esfuerzos por protegerla de los flashes.

La pequeña Suri con sus padres, en una de las imágenes publicadas por Vanity Fair en 2006.
A la izquierda, con su mamá, caminando por Manhattan. A la derecha, la última vez que estuvo con su padre, en 2012. (Internet)

Tras un matrimonio que parecía de película, la pareja se separó en 2012, y entonces aumentó el celo protector de Katie, que decidió mudarse a Nueva York con su hija, donde esta creció llevando una vida tranquila pero alejada de su padre, a quien vio por última vez en agosto de ese año. Al parecer, Holmes ha querido mantenerla alejada de él, que se convirtió a la doctrina de la cienciología, a la que incluso arrastró a sus hijos mayores.

Suri hace ya ha hecho apariciones públicas en las que ha demostrado que es una bella adolescente, coqueta, muy fashion, amante de los tacones aguja y de los labiales rojos de su mamá, con quien además se muestra muy unida. De hecho la acompañó en sus un viaje solidario que hizo en 2019 a Grecia, para ayudar a unos refugiados, y la apoya ahora que la protagonista de Batman Begins decidió incursionar en la pintura.

“LLÁMENME JOHN”

Shiloh en tres momentos de su vida (Internet).

Shiloh Nouvel Jolie-Pitt siempre ha sido noticia. Primero, porque aunque es el cuarto hijo de Brad Pitt y Angelina Jolie, una de las parejas más admiradas de Hollywood, es el primero de tres que tuvieron biológicamente; de hecho, fue el primer recién nacido inmortalizado en el icónico museo de cera Madame Tussaud, en New York.

Segundo, por evocar físicamente a su padre con su sexy mirada y su cabello rubio y a su madre con sus sensuales labios, y tercero porque aunque nació siendo una niña desde muy chico empezó a mostrar una marcada identidad con lo masculino.

Por eso en alguna ocasión su madre declaró a la revista Vanity Fair que Shiloh viene explorado su género desde los tres años. “Quiere ser un niño. Así que le cortamos su cabello. Le gusta usar ropa de niño y cree que es uno de sus hermanos. Ella, como todos mis hijos, tiene libertad para decidir lo que quiera ser”. También su padre se lo confesó en 2014 a la conocida entrevistadora Oprah Winfrey: “Ya no quiere ser conocida como Shiloh, sino que prefiere que le llamaran John”.

Shiloh –cuyo nombre traduce “el enviado” en hebreo y que curiosamente aplica para hombre o mujer–, nació el 28 de mayo de 2006, en Namibia, África, por elección de sus padres. Su primera foto fue portada en las prestigiosas revistas internacionales, y desde entonces los flashes han rondado su vida.

Brad Pitt con sus hijos Pax (i), Shiloh (c) y Maddox, en el estreno de ‘Unbroken’, dirigida por Angelina Jolie. (Foto de AFP-Robin Beck)  

El mismo hecho de haber crecido con tres hermanos de distintas razas – Maddox, camboyano; Pax, vietnamita, y Zahara, etíope–, lo ha llevado a ser un chico inquieto, trotamundos y muy interesado en conocer otras culturas. Sus otros hermanos menores son los mellizos Knox y Vivienne, también hijos biológicos de Brad y Angelina.

En septiembre de 2016 se separa la que era considerada una pareja casi perfecta, y se inicia un largo proceso de divorcio que aún no termina, con juicios y polémicas para determinar quién se queda con la custodia de los hijos menores. Mientras tanto, los seis viven con su mamá, ampliamente recordada por películas como Lara Croft: Tomb Raider, por ejemplo.

A los cuatro años, Shiloh empezó a vestir como niño. “Le gustan los trajes. Lleva corbata, chaqueta y pantalones (…) Brad y yo no pensamos decirle cómo debe actuar o cómo debe sentirse. Que ella misma encuentre su lugar”, dijo en ese momento su mamá a Vanity Fair.

A los 13 años la apariencia masculina se había acentuado. En Los Ángeles, donde reside con su familia, se le veía en camiseta ancha y pantalón de hombre, incluso en las galas en las que acompañaba a sus papás.

A comienzos de enero de este año, se le vio estiradísimo, tan alto como su madre, en una apariencia un tanto más femenina, de cabello recogido en una cola y shorts cortitos, entrando a una boutique con ella. Su proceso identitario continúa, y seguramente seguirá dando de qué hablar. Él tiene claro que, decida lo que decida, su familia respeta su deseo y lo apoya.

+ Noticias


Aprende a escoger las prendas acertadas para tu cuerpo
El regalo del Niño Dios a Barranquilla: Miguel Ángel Borja a Junior
Noche de campeones: ¡Histórica!
Wedding Fest: una fiesta nupcial llena de sorpresas