Lizzette Diaz
Columnista / 19 de marzo de 2022

Un plan para tu negocio online

Navegando por internet o echándole un vistazo a las redes sociales me resulta increíble encontrarme con tantos expertos que intentan venderle “humo” a los ilusionados e incautos cibernautas que buscan desesperadamente reinventarse en los negocios o encontrar nuevas maneras de generar ingresos.

La manera como se vende la idea sobre el éxito de un negocio online, asegurando que simplemente necesitas una página web, subir los productos o servicios que quieres comercializar y esperar pacientemente a que llegue el dinero, es tan falso como una moneda de $3.

No cabe duda que el comercio electrónico nos ofrece innumerables posibilidades de crear un negocio exitoso, sobre todo en un momento como el que vivimos en el que el uso de internet se ha incrementado en niveles jamás pensandos. No obstante, a esta maravillosa alternativa para trabajar desde casa, realizar un plan de negocios antes de lanzarte al agua, debe ser una prioridad, no solo porque te va ahorrar dolores de cabeza y desiluciones futuras, sino porque, un buen plan de negocios se convertirá en el faro que guiará tus pasos para saber hacia dónde crecer, cómo hacerlo y cuáles son las posibilidades de perdurar en el tiempo, entre otros beneficios.

Llegó el momento de “afilar la sierra” si lo que buscas es convertirte en tu propio jefe o dar el gran salto electrónico de tu empresa existente. Elaborar un plan de negocios te ayudará a determinar la viabilidad de tu negocio, proyectar tus ganancias y mostrarte la ruta para tu crecimiento, es tan importante que hacerlo puede convertirse en la clave de tu éxito o por el contrario en un duro fracaso.

Muchas veces pensamos que un negocio online funciona de una manera menos rigurosa que un negocio convencional, pero no es así y en este aspecto los planes de negocio son igualmente funcionales tanto en el mundo online como en el offline.

Tener un buen plan podría garantizarte recursos para tu emprendimiento, ya que se convierte en tu carta de presentación para bancos, inversionistas, amigos o familiares que quieran apostarle a tu negocio.

Aunque realizar un plan de negocios pudiera llegar a convertirse en un proyecto complejo, lo cierto es que existen miles de plantillas gratuitas y recursos que te podrían ayudar hacerlo de una manera más sencilla, manteniendo por supuesto, los aspectos neurálgicos del mismo.

Los expertos recomiendan planes de negocios que no sean muy largos, pero que no deje por fuera lo esencial:

1. Describe tu empresa: qué piensas vender o comercializar, cuál es tu ventaja competitiva, que vas a resolver mejor que los demás, cuál es tu visión, misión y objetivos. No olvides incluir los valores de la misma, es decir, cuáles serán los principios éticos con los que te identificarás y que no son negociables.

2. Análisis DAFO

Cualquir persona interesada en invertir o incluso si no estás buscando financiación porque tienes el capital para hacerlos, un análisis DAFO en el que descubras cuáles son las debilidades, amenazas, fortalezas y las Oportunidades que ofrece tu negocio online, te permitirá hacer una valoración tanto interna como externa sobre los aspectos positivos y negativos del proyecto, poniéndote en perspecitva sobre el mismo, para que puedas evaluar si continuas dando el siguiente paso. ¿Cómo saber si es bueno o no? Si al finalizar el análisis descubres que las fortalezas son mayores que las debilidades y que son los suficientemente grandes como para combatir las amenazas y potencializar las oportunidades estás frente a un negocio con muchas posibilidades de éxito.

3. Estudia tu entorno

En este punto vale la pena que te enfoques en hacer un studio juicioso de tu competencia. Haz una lista de sus fortalezas y debilidades para detectar las mayores oportunidades para ti. En Google seguramente encontrarás mucha información sobre tus competidores lo que te será de gran utilidad para realizar el estudio. También es importante que investigues la parte legal del negocio y qué tecnologia deberás aplicar para la funcionalidad del mismo.

Si todavía no tienes claro lo que quieres vender o no sabes cómo empezar, puedes realizar una búsqueda para determinar lo que la gente de tu entorno está comprando y cuántas tiendas ofrecen lo mismo que tú.

4. Qué vas a vender

Ya sea un product o un servicio, la primera gran pregunta que debes plantearte es: ¿Qué va a solucionar mi empresa mejor que las demás? ¿Cuáles serán mis ventajas competitivas? ¿Cuál será el precio de lo que ofrezco? ¿Cuál será la rentabilidad? Conocer los números de tu negocio te permitirán tomar decisiones más acertadas con respecto al mismo.

5. Incluye un plan de marketing

Iniciar un negocio online sin un plan de marketing estipulado es como salir a navegar sin una brújula que guíe el camino. Un error muy común que suelen cometer los emprededores tanto en la parte offline como la online es que invierten mucho dinero en echar a andar el negocio, pero nunca piensan en cómo al abrir la “puerta” podrán atraer a los clientes, es como comprar un auto y quedarse sin dinero para la gasolina. Así funciona el marketing, recuerda que una página web sin tráfico es como un desierto sin gente, por lo que deberás incluir en tu presupuesto dinero para realizar publicidad en redes sociales y en Google, eso sí, antes debes hacer un estudio de mercado para conocer a tu audiencia, cómo y por dónde debes comunicarte con ellos, cuáles son sus hábitos de consumo, etc.

Una vez hayas definido estos aspectos, entonces tendrás que encontrar la mejor manera para contactarlos y obtener los leads que te lleven a logar las ventas. Esos canales pueden ser redes sociales, E-Mail Marketing, SEO, Videomarketing, Marketing de Contenidos, etc.

6. Cómo vas a operar

Organizar un horario de trabajo que te permita programar tu día a día es muy importante. Aunque en principio el negocio exigirá mayor trabajo en áreas como la promoción y actividades para que crezca, debes pensar en otras acciones como la gestión de devoluciones, soporte, imprevistos, manejo de inventario, negociar con los proveedores, envíos, empaques, etc.

En tu plan debe quedar tu mapa de actividad diaria para que todo quede controlado.

7. Proyecciones financieras

Llegados a este punto vas a tener que plantearte dónde quieres ver tu tienda online de aquí a 1, 3 y 5 años. Recuerda que el que no sabe para dónde va… ya llegó. Las proyecciones te motivarán y estimularán para crear estrategias que te permitan alcanzarlas, es lo que además seducirá a un posible inversionista y es lo que te llenará de energía cuando las cosas no parezcan ir bien. No olvides que para crecer, debes estipular un porcentaje de los beneficios arrojados para reinvertirlos en el mismo negocio.

+ Noticias


¡Vuelven las ligas! Estos son los partidos de los jugadores de Colombia en sus clubes
Concierto de la Independencia y fandango, en la era virtual
Meme de la semana
La nueva camiseta de Junior marca tendencia deportiva