Personaje / 5 de marzo de 2022

Una conversación a manteles con María P., la reina de las mesas lindas

Miredvista.co

En su cuenta de Instagram, la exreina de belleza María Paola Mejía comparte sus secretos en decoración, etiqueta y protocolo en el arte de vestir mesas del día a día sin complicaciones.

A la hora de compartir, de conversar rico y de disfrutar a plenitud la experiencia de comer, María Paola Mejía es la reina de las anfitrionas. Ella sabe, como nadie, encargarse de todos los detalles para que sea un momento realmente especial.  el mantel, las flores, la vajilla, las velas, los cubiertos, las servilletas… todo se convierte en un arte. El arte de la buena mesa.

“Me siento feliz de la vida haciendo mesas todos los días, y fomentando esta cultura de volver a sentarnos en una mesa bonita y no esperar al mañana. La pandemia nos enseñó que de pronto mañana no hay. Entonces, disfrutemos hoy con los que amamos”, asegura la exseñorita Huila 1997.

Con más de 244 mil seguidores en Instagram, esta periodista, diseñadora y modelo es hoy una reconocida influencer especializada en estilos de vida y en particular en temas de decoración, etiqueta y protocolo a través de su marca La Mesa de María P (@lamesademariap), un espacio para disfrutar, aprender y compartir sobre el arte de las mesas bonitas, en el que ella enseña trucos, hace lives con invitados especiales y deleita los sentidos con mesas que parecen del otro mundo.

María Paola está casada con el reconocido empresario italiano Serafino Iacono, con quien tiene tres hijos. Recientemente abrió canal en Youtube y cuenta en TikTok. Con MiREDVista accedió, muy gentilmente, a conversar acerca de La Mesa de María:

¿Qué es La Mesa de María P?

La Mesa De Maria P es familia, es sentarnos en una mesa con amigos y disfrutar conversaciones, es aprender de la mano, juntos, cómo poner una mesa bonita en cualquier ocasión. La Mesa De Maria P es disfrutar cada momento en mesas reales, en mesas del día día, en una mesa como la tuya o como la mía, lo que hacemos mínimo tres veces al día: comer en una mesa. Entonces, La Mesa De Maria P es rescatar todo eso, pero sobre todo hacerlo llenos de amor.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por 𝘓𝘢 𝘔𝘦𝘴𝘢 𝘥𝘦 𝘔𝘢𝘳𝘪𝘢 𝘗. (@lamesademariap)

¿Cómo y cuándo surge ese espacio?

Yo era ajena a las redes sociales, no me gustaban, tenía mi cuenta personal pero les tenía mucho miedo y además no entendía lo que significaba hablarle a una pantalla. El espacio surge a partir del hecho de que yo soy periodista, aunque me había alejado de todo lo que eran los medios. Pasé unos 16 años más o menos alejada y quise retomarlo, porque uno no deja esa espinita de ser periodista, ni de investigar. Cuando vi que Instagram tenía un formato más chévere al que podía sacarle provecho desde lo informativo, entonces creé La Mesa de María P. Mi esposo es italiano, le fascina cocinar y es el típico al que le encanta tener invitados en casa. Entonces yo procuraba poner la mesa bonita y todos me preguntaban que a quién había contratado, que cómo lo había hecho, que por qué no les enseñaba. Llegaban los amigos y quedaban encantados con las mesas, con los manteles y con todo. Hasta que un día me dije: ay, me voy a lanzar y así abrí La Mesa de María P en Instagram, en el fin de año de 2019. Yo lo venía haciendo desde mi cuenta personal un poco y desde la cuenta de nuestros productos, Le Calvane, que son productos gourmet. Me dije: toda esta información se me está perdiendo, y por eso abrí el espacio.

¿Cree que los colombianos nos hemos vuelto muy informales a la hora de comer?

No solo los colombianos. Pienso que en general todos habíamos perdido ese sentido de lo que es sentarnos en la mesa, de disfrutar. Todos estábamos dejando la mejor vajilla y el mejor mantel para momentos especiales; teníamos los cubiertos guardados, las copas guardadas y no nos estábamos disfrutando en la mesa. O nos sentábamos a toda, con un celular en la mano, perdiendo el gusto por ese momento, al punto de volvernos muy informales en la mesa.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por 𝘓𝘢 𝘔𝘦𝘴𝘢 𝘥𝘦 𝘔𝘢𝘳𝘪𝘢 𝘗. (@lamesademariap)

Una mesa bien puesta y bien servida, ¿para qué?

Una mesa bien puesta y bien servida ¡para nosotros mismos! Recuerden siempre que desde el minuto cero lo digo en mi cuenta: el invitado más importante eres tú. Una mesa bonita para mí; después vienen nuestros seres queridos; nuestras familias, nuestros amigos… pero siempre debe haber una mesa bonita así estemos solos, no importa: el detalle marca la diferencia. ¿Por qué no ponerla bonita si nosotros somos lo más importante de nosotros mismos?

¿Qué región de Colombia es más receptiva a eso de comer a manteles, con toda la etiqueta y creatividad del caso?

Huy, yo pienso que todas las regiones, ¿sabes? Además, me encanta que en Colombia cada uno tiene su estilo. Una mesa en la Costa me encanta, me parece espectacular al lado de la playa o las mesas coloridas que hacen en Barranquilla en época de Carnaval. Imagínate las mesas en los Llanos como son de divinas con una mamona de fondo; las mesas en Bogotá son súper elegantes, con sus manteles, sus linos, sus servilletas; todo en su estilo. En el Eje Cafetero las mesas son hermosas también. Todas en su estilo son muy, muy lindas. No te puedo decir qué región es más receptiva a comer a manteles 

¿Qué es clave a la hora de vestir una mesa? 

Lo clave es lo que tengamos a la mano y para qué momento va a ser. Si es para el día a día, si va a ser para una reunión, para nosotros, entonces varía qué vas a poner en tu mesa; igual también dependiendo del menú. Pero yo siempre recomiendo que lo básico, la primera vajilla que debemos tener debe ser una blanca, porque sale con todo. De cuantos puestos, pues lo que sean en la casa. En mi caso, por ejemplo, somos cinco, pero casi siempre tengo unos puestos más para los invitados que tenemos. Pues obvio tener en cuenta unos buenos cubiertos, unos vasos o unas copas, que se ven siempre muy lindas.  Pero se debe tener lo básico: el plato de comer, el de sopa, el platico pequeño, unos pocillos, para mi es lo más importante, lo básico.

¿Qué no debe faltar?

Dependemos del menú, como lo decía antes. Pero es importante un buen mantel, aunque hay mesas que se ven muy lindas sin mantel. Si tienes platos llanos o de base pónganlos; si tienen individuales también, si no, no. Pero lo básico es lo que te decía antes. Claro que el ingrediente más importante que pones al hacer una mesa es el amor. Y también la creatividad: siempre hay que tener en cuenta el entorno de donde estás para mirar bien y sacar provecho de lo que tenemos afuera: ya sea una hoja, un tronco, una flor; todo lo que tengamos alrededor lo podemos utilizar, sin necesidad salir a de comprar; soy la número uno apoyando emprendimientos porque me gusta, pero si ustedes mismo lo pueden hacer fantástico, háganlo, si no, no nos compliquemos, pues cada cual hace en su casa lo que tiene a su alcance. Pero una mesa bonita no es llenarla de mil cosas. Lo importante es que tenga un detallito bonito.

7. ¿Qué ‘tips’ puede darles a nuestros lectores para que tenga su mesa bien puesta?

Saber el menú para saber qué vamos a poner: si es una sopa varía, y hay que poner la cuchara; si es solo un  plato de entrada, hay que tener un tipo de cubierto. Y no poner más cubiertos, si no estrictamente lo que vamos a utilizar, de acuerdo a nuestro menú. Mirar el entorno para ver qué tenemos, buscar en casa, pues a veces tenemos detallitos, como frascos, por ejemplo, como los de salsas y mermeladas, que yo utilizo como floreros y así estamos reutilizando y ayudando al medio ambiente. Tenemos que saber de nuestro invitado: qué le gusta y qué no, y saber poner la mesa. 

8. ¿Qué pasó con tu vida después del reinado de belleza?

Nos retrocedemos al año 97. Después del reinado, empecé a trabajar para Caracol cuando era programadora. Mi primera jefe fue Amparo Pérez, y estuve con ella varios años. En ese momento estudiaba, así que iba y venía y eso era un corre- corre. También tuve de jefe a Hernán Orjuela e hice radio con Gabriel De las Casas. Después me fui a vivir a México; trabajé para Fashion TV como productora y modelo. Por cosas de la vida me tocó volver a Colombia tres años después para acompañar a mi mamá, porque mi abuela había muerto, y me habían criado ellas dos. Regreso al país y la televisión ya había cambiado todo, y ese acople fue bien difícil. Comencé en radio –tengo gran recuerdo en Radio Súper con Guillermo Leguizamón que me dio la mano–. Mi lema siempre ha sido “trabajo llama trabajo”, y así fue. Después hice un par de cosas con Radio Caracol. En ese momento conozco al amor de mi vida y recuerdo que por fin me había salido algo en Caracol Radio los sábados, y ese día, que era el primer día de trabajo, coincidía con un viaje que iba a hacer con él por primera vez. Tuve que decidir: el amor o el trabajo. ¡Y me lancé al amor! Y aquí vamos: 16 años felices, con tres hijos. 

+ Noticias


Grammy Latinos, 3 horas de alegría y música en vivo
“Ya soy abuela y estoy arrebatada con mi nieta”: Susana Caldas
¿Quiere ahorrar unos pesos en casa? Ojo con estos ‘tips’
“Todo lo que estoy haciendo en Tv son años de aprendizaje”: Jairo Martínez