La Buena Sazón / 15 de abril de 2023

Una pequeña historia con pocas plumas

El pollo gratinado es uno de los platos más apetecidos por su condimentación a base de berenjena, champiñones y cabalabín, entre otros.

Carmen Vásquez

No esperen que yo comience esta historia con la cacareada pregunta de quién fue primero.

¿El huevo o la gallina? Por favor mis queridos lectores de MiRedVista, es lógico que en aquel hermoso e inmenso paraíso lo primero fue ver a las más hermosas plumíferas gallinas, perseguidas inocentemente de grandiosos gallos…y nomás historias.

Esas bellas gallinas no las teníamos aquí en nuestro territorio americano. Ellas vinieron encorraladas en los barcos de los españoles que ya tenían muchas recetas de caldos y pollos a las brasas.

Se cuenta en las historias de hace muchísimos siglos atrás, que el origen de las gallinas domésticas viene  de la China y que luego se expandieron a Europa occidental posiblemente por los fríos caminos de Rusia.

La gallina como animal es maravillosa, no es ninguna tonta, ni boba. En el mundo se puede decir existen más de 2.600 razas de gallinas y todas provienen de especies asiáticas. Aquí en Colombia se habla de unas 29 razas de gallinas criollas. Hay razas especiales de ponedoras y razas de gallinas de carne. En el departamento  del Huila, en el municipio de Timaná, se hace una fiesta para rescatar a las mejores en su raza.

Nada más delicioso que ese típico sancocho de gallina y en nuestro país hay lugares especializados en este plato. Mi receta de hoy es especial para una reunión con amigos. 

RECETA: POLLO GRATINADO

INGREDIENTES

4  –  pechugas de pollo sin piel.

1  –  berenjena.

1  –  calabacín.

200  gr de champiñones.

2  –  cucharadas de pan rallado.

50 –  gr de queso rallado para fundir.

1  –  vaso de salsa de tomate.

1  –  cebolla picada.

        hojitas de albahaca fresca.

        caldo de pollo – aceite – pimienta – sal.

PREPARACIÓN

Primero se pela y se corta en rodajas finas el calabacín, se sazona con sal y se ponen en una sartén con tris de aceite hasta que estén tiernas. Lo mismo hacemos con los champiñones. Y con las berenjenas. 

Vamos a sazonar las pechugas con sal y pimienta, las vamos a hervir en una olla con agua. Cuando estén tiernas  las sacamos y las llevamos a un sartén con aceite y las doramos por ambos lados. Luego, ponemos las pechugas en una fuente de horno, las cubrimos con las verduras, la albahaca y con la cebolla picada y un poco de caldo.

Al final le pones una capa de salsa de tomate, el queso rallado mezclado con el pan y ponlo a gratinar. Se saca y se sirve con una fresca ensalada de variadas lechugas. Esto es una delicia!!!!

NOTA: como estamos de sábado de amigos, lo mejor es abrir una buena botella de vino blanco.

+ Noticias


El perro más rico del mundo vende su casa por 32 millones de dólares
En este orden debes preparar tu piel antes de maquillarte
Coronación del rey Carlos III de Inglaterra será durante 3 días
Mesalovers: creatividad, buen gusto y mucha alegría