La Buena Sazón / 21 de agosto de 2021

Una receta para cacarear

Un caldo de pollo elaborado con la receta que presentamos hoy, seguramente dejará a los comensales con ganas de repetir en el almuerzo.

Carmen Vásquez

Todos en nuestra historia de familia, tenemos a una mamá, una abuela o una encantadora tía que te ha dicho: «ven mijito tomate este caldito de pollo». Ya sea sopa o caldo, la receta es legendaria y el resultado es milagroso, el «mijito» se levanta con ánimos para cacarear todo el día.

Todo caldo o sopa tiene su historia escrita o contada, verdadera o falsa, pero esta del caldo de pollo debe ser de la época de Adán y Eva, porque las gallinas son patrimonio de esos territorios asiáticos y del oriente y de aquí a saltar a la olla con agua hirviendo solo hay un paso… el hambre.

Es un plato que puede llegar a tener muchísimas variaciones en su cocinado, depende del territorio de origen, de la cultura, de la herencia y de todo aquello que alrededor produzca la tierra.

De la gallina o del pollo no se pierde nada, ni las plumas, porque estas son adorno de sombreros, vestuario y hasta de plumas de escribir. ¿Y saben un secreto? uno de los caldos de pollo más exquisitos y saludables se hacen con las «patas» de esta ave. Las patas de gallinas y pollos  contienen un «colágeno» único. Claro que si usted va a servir en una elegantísima cena un caldo de pollo al jerez, no se le ocurra poner en los platos de los elegantes invitados las patas del pollo…

La receta de esta semana es un recuerdo de la revista «Mundo Cocina» que circuló en Medellín con el periódico El Mundo por más de 35 años, una receta con unos amables ingredientes que le dan un toque diferente. 

INGREDIENTES

Medio pollo cortado en presas pequeñas

3  –  zanahorias picadas en cuadrito

1  –  cebolla grande picada en plumillas

4  –  tallos de apio picado

2  –  dientes de ajo finamente picados

2  –  papas picada en cubos

1  –  taza de fideos menuditos

2  –  cucharadas de aceite de oliva

8  –  tazas de caldo de pollo (cocinado solo con las patas)

       tomillo fresco – cilantro fresco – sal – pimienta

PREPARACIÓN

Lo primero es salpimentar el pollo y ponerlo en una olla a presión con las dos cucharadas de aceite de oliva y dejarlo dorar. Después de unos minutos se saca el pollo.  En esta misma olla se  agregan los vegetales, la cebolla, el tomillo y se sofríen hasta que la cebolla este traslucida y se agregan las tazas del caldo de pollo y las piezas de pollo cortadas  que se tapan y se deja pitar.

Se pone el fuego en bajo, se le agrega los fideos, las papas y se cocina por unos diez minutos con la olla destapada. Por último se le pone el cilantro. Se sirve con aguacate. Y listo…. deliciosa, diferente, muy nutritiva y el secreto es esa sustancia del caldo hecho con las patas y huesos del pollo. 

NOTA: para un almuerzo de invitados la puede servir con un fresco vino blanco muy frío.

+ Noticias


Las mejores páginas web para encontrar trabajo en este comienzo de año
‘Arte con sentido’, el valor de las piezas vintage recuperadas con amor
Palabras largas, lindas, feas, raras… y que son marca registrada
Meme de la semana