Nuestra Gente / 15 de agosto de 2020

Walter Molano, con el legado de los grandes estilistas de Barranquilla

Walter Molano con la ex Miss Colombia Catalina Robayo.

Miredvista.co

Por las manos de este profesional han pasado reinas, artistas y celebridades nacionales e internacionales.

«Uno de mis sueños son las novias lindas y
elegantes», dice. Aquí, con la exreina del Carnaval
Maqui Diazgranados en su boda.

A Walter Molano le enorgullece decir que fue asistente y después compañero de trabajo de Lino Fernando Andrade, uno de los más afamados estilistas de Barranquilla y del país, y que también aprendió secretos de peinado, corte color y maquillaje con grandes del ramo como Carlos Suárez, Alfredo Contreras, Carmelo Romero y Wilfrido Barraza, entre otros.

“Lino me enseñó muchísimo, al igual que todos ellos. Tenían una técnica impresionante, y de todos aprendí mucho. Fui muy buen alumno. He continuado ese legado de los buenos peluqueros de Barranquilla”, dice Walter, considerado hoy uno de los mejores estilistas de la capital del Atlántico, tras más de 30 años de bregar en este competido y exigente campo.

Por sus salas de belleza en el norte de la ciudad han desfilado reinas de belleza y del Carnaval; artistas locales, nacionales e internacionales; personajes de la política, la farándula y los negocios, celebridades en distintos campos y, como si fuera poco, las novias más lindas de Barranquilla.

Con Pilar Castaño.

Además, su habilidad en corte, color y peinados, así como su buen gusto y experticia en materia de maquillaje, son reconocidas a nivel regional, pues con frecuencia viaja a atender clientas en Valledupar, Santa Marta, Montería y Sincelejo. Y también ha hecho trabajos fuera del país, pues en dos ocasiones ha acompañado como estilista a la exreina del Carnaval Andrea Jaramillo, hoy presentadora de televisión, a realizar cubrimientos de Miss Universo en Las Vegas, EEUU, y Bangkok, Tailandia.

Walter Molano es barranquillero, bachiller del Instituto Pestalozzi. Su infancia y juventud transcurrieron en el barrio Carrizal, donde aún vive parte de su familia. Alcanzó a hacer dos semestres de ingeniería química pero no pudo seguir por problemas económicos en casa y además por la separación de sus padres.

Su conocimiento en el campo de la belleza en principio fue empírico, pero como quería llegar lejos empezó a estudiar y a especializarse, por lo que muchos reconocen hoy su técnica. Se especializó en corte y color en las afamadas escuelas de Vidal Sassoon, en Santa Monica, California, una de las mejores academias de peluquería en el mundo, donde se forman los técnicos de las grandes  marcas de belleza, como Wella y Loreal, y en la Escuela Pivot Point de Argentina.

Con Samer kouzami, uno de los mejores
maquilladores del mundo en una
especialización en Nueva York.

Tras acompañar a los grandes estilistas de la época, decidió independizarse en el 99 y abrir su salón en la 53 con 84, con el apoyo de Elí Piñeres. Fue creciendo y creando una identidad de marca, y posteriormente se mudó a la calle 82 con 55, su sede principal, y con el apoyo de Marceliano Escolar la hizo a su gusto: un salón espacioso, luminoso y de líneas limpias. “Es el salón de mis sueños”, dice y luego recuerda el gran apoyo que le brindaron tanto Samuel Tcherassi, fallecido, como Emilio Yidi, importantes fotógrafos de esta ciudad.

De él sus amigos destacan, primero su temperamento tranquilo, sus buenas maneras y nobleza. Y segundo, su disciplina, organización, calidad y pulcritud del servicio que brinda, así como su espíritu emprendedor y visionario. Esto último fue lo que lo llevó a abrir grandes peluquerías en centros comerciales, como en Plaza del Parque, Villa Country y Gran Boulevar, por ejemplo.

Además, Molano se ha esforzado por seguir estudiando además en temas administrativos: hizo un diplomado en Alta gerencia para peluquerías con la Universidad Javeriana y una casa cosmética, y cursos de marketing, publicidad y creación de marca, además de participar anualmente en los talleres de la feria Expomarketing, en Bogotá.

Con Marina, su mamá, y sus hermanas Carmińa, Sofía, Zully y Yennis.

Un aspecto realmente conmovedor en este maestro del maquillaje y el peinado es la hermosa relación que mantiene con su mamá, Marina Sarmiento, y con sus hermanos, cuatro mujeres y un varón. “Mi papá falleció. Mi mamá ha sido mi apoyo incondicional todos estos años. Ella y mis hermanas son mi vida, siempre andamos juntos, incluso cuando viajamos”, precisa al final.

Tendencias de temporada

El estilista en la transformación de Miss Sierra Leona, en una de sus idas a Miss Universo acompañando a Andrea Jaramillo.

El estilista Walter Molano dice que en esta temporada están de moda:

  • El corte de cabello cuadrado, entresacado, sobre los hombres –puede ser un poco más abajo o por encima—, estructurado y con algo de capul para personalizarlo a gusto de la persona.
  • Los tonos cobre, caramelo cobrizo, caramelo natural, marrón cálido, mandan la parada. Los rubios pasaron de moda, pero si ese es el tono que mejor le va procure darle un matiz más dorado. El cabello oscuro, negro, de ninguna manera. “No hay que olvidar que el cabello es el marco de la cara y que habla de nuestra personalidad. Un cabello oscuro da un aire hosco, fuerte; uno con iluminaciones y balayage te muestran como una mujer moderna”, dice.
  • Y en cuanto al maquillaje de los ojos, que es lo que se luce ahora por aquello del tapabocas, recomienda sombras livianas, muy difuminadas y más glow, de apariencia brillosa e hidratada.
  • Las cejas siguen llevándose más pobladas, gruesas, definidas. Junto con las pestañas son las grandes protagonistas de la temporada.

+ Noticias


Para que los vidrios queden relucientes
Mónica Lindo, traspasando fronteras
¿Llega el final de ‘Julio IX’ en Junior?
“Soy Jesucristo”, el videojuego que genera expectativa