Personaje / 23 de marzo de 2024

“A los actores adultos ya no nos quieren contratar”: Mauricio Figueroa

Mauricio Figueroa es un actor de amplia trayectoria en el teatro y la televisión. Ha protagonizado y desempeñado otros relevantes papeles en telenovelas y seriados, lo que le han valido reconocimientos.

Zoraida Noriega

El artista bogotano de raíces antioqueñas asegura que, como él y muchos de sus colegas, ya no los llaman a  trabajar en la televisión por su avanzada edad. Dice que lo que más rabia le da es que a sus 70 años está lúcido, no tiene arrugas y se mantiene en forma, y por eso se pregunta: “¿cuándo me irán a llamar? ¿cuando esté decrépito y sin memoria?”

Mauricio Figueroa Restrepo comenzó su carrera actoral hace 54 años durante los cuales ha desempeñado papeles importantes en seriados y telenovelas en los canales nacionales que le han valido muchos reconocimientos, aunque antes fue modelo de pasarela.

¿Quién no recuerda telenovelas como ‘Piel de zapa’, ‘Francisco el matemático’, ‘La caponera’,  ‘Diomedes, el Cacique de la Junta’ o ‘La venganza de Analía’? Esos son algunos de los dramatizados en los que Figueroa hizo parte del reparto, seguido de ‘La dama de Troya’ y  ‘Escobar, el patrón del mal’, solo por mencionar algunos.

Como Don Ezequiel de la exitosa serie juvenil ‘Francisco el matemático’, uno de los papeles más recordados.

En la época dorada de las buenas producciones colombianas, además de protagonizar más de 26 proyectos actorales, por su versatilidad hizo muchos papeles relevantes que marcaron huella en la historia de la televisión.

Aunque no ha dejado “de hacer cositas” para la televisión, como dice él, “porque no son nada estables”, desde hace 8 años, cuando decidió dejar la fría Bogotá para radicarse en Medellín (la tierra de su mamá)  Figueroa sigue con los brazos cruzados esperando ansioso regresar a la pantalla chica.

“Lo que necesito es un proyecto sólido, algo que valga la pena, porque ya mis ahorros están expirando. Yo porque he sido muy organizado en la vida, pero del resto estuviera en otras circunstancias”, dice.

“A mis 70 años me conservo,  sigo teniendo buena memoria, porque la practico con juegos mentales, manuales y leo mucho. No tengo arrugas,  mi pelo sigue igual, no se me ha caído y me cuido en la alimentación, lo que no le ha pasado a muchos compañeros míos menores que yo, ¡se ven más viejos!. Si tengo tan en cuenta mi buen estado de salud, me da rabia y pienso ¿cuándo me van a contratar?, ¿cuándo voy a trabajar? ¿cuándo esté decrépito, que no tenga memoria y que ya no me pueda mover?. Es más, la gente se sorprende cuando me ve y  me reclama en la calle que cuándo es que regreso a las telenovelas”.

Como en sus viejas épocas, así luce hoy Mauricio Figueroa, pero con el cabello canoso.
Compartió créditos con María Eugenia Dávila y Camilo Medina (hoy fallecidos) en telenovela ‘La mala hierba’ basada en el libro de Juan Gossaín.

Además de los canales nacionales, se supone que con la aparición de plataformas digitales como Netflix, Amazon o Sky los actores colombianos tienen más oportunidades, sin embargo para Mauricio “siempre son los mismos con las mismas, los canales tienen sus propios grupos y no salen de ahí”.

“Es que ya para los actores mayores es muy complicado. Y eso no solo me pasa a mí sino a muchos colegas con experiencia. Prefieren contratar a jóvenes, que los transforman con maquillaje, para que hagan de adultos. Pero si tu miras  las novelas mexicanas, venezolanas y hasta las turcas, hay cantidades de actores mayores.  Entonces cualquier papel pequeño para adultos se los dan a los amigos, parientes…es pura mermelada lo que funciona en la actuación”.

PAPELES INOLVIDABLES

Sobre los casting dice que “ese proceso de selección del reparto o elenco de un dramatizado, es un requisito indispensable así el actor tenga mucha experiencia. Eso hablaba hace algunos días con María Cecilia Botero. A ella la llamó su hijo Mateo, quien es actor y productor,  para una novela. A ella  le tocó hacer casting y no la escogieron los productores. Es que ese departamento se ha vuelto muy complicado”.

En ‘Escobar, el patrón del mal’, encarnó al coronel Oswaldo Quintana Quintero.

Mauricio dice que viendo el medio actoral desde otro ángulo, sobre todo en las producciones, “hay mucha ordinariez en el lenguaje, utilizan un lenguaje grotesco. Eso me golpea mucho. Porque si en algo nos caracterizó a los colombianos fue ver la buena producción de Tv, pero ya todo ha cambiado. Por ejemplo, no se ven historias bonitas como fueron ‘Café con aroma de mujer’, ‘Betty la fea’, ‘Francisco el matemático’ o  ‘Dejémonos de vainas’.”

Entre los personajes que ha caracterizado y que más le han marcado durante su carrera en la televisión dice que el de  Don Ezequiel, en la serie ‘Francisco el matemático’ , una de las producciones familiares más exitosas a finales de la década de los 90 y comienzos del 2000 que también fue la puerta para muchos actores que alcanzaron popularidad.

Ante el busto del Divino Niño que tiene en su habitación reza dos veces al día.

Fueron seis años dándole  vida Don Ezequiel, como director de una escuela llamada escuela  Jim Carter. “Fue un personaje difícil”, apunta el actor sin dejar de mencionar  ‘La venganza de Ana Lía’, en la que hizo de pareja de María Cecilia Botero; ‘Escobar, el patrón del mal’, del que dice fue un trabajo maravilloso que le encantó, y  el de ‘Diomedes Díaz’, como un empresario que quería ver triunfar a sus pupilos.

“Son cuatro  personajes inolvidables hechos por mí. Y eso me da mucha satisfacción cuando los vuelvo a ver en pantalla,  ya relajado,  me doy cuenta entonces el buen trabajo que he hecho. Me hace sentir orgulloso”.

DEVOCIÓN POR EL DIVINO NIÑO

Figueroa Restrepo vive solo en un sector residencial en Medellín y su día a día transcurre con normalidad.

Su abundante cabellera está cubierta de canas, pero confiesa entre risas que “si necesito teñirme para algún papel, lo hago. ¡Así me quito 20 años de los 70 que tengo!”.

Como devoto del Divino Niño reza apenas se levanta y por las noches antes de acostarse. Dice que ora por su salud, el bienestar de su familia y por la paz de Colombia.

Su soledad lo obligó a aprender a cocinar. Es de los que va al supermercado, prepara su desayuno, almuerzo y cena, y así se le va el día, para en la noche disfrutar viendo una buena película; le encanta ese plan.

Como su deseo por la actuación sigue latente y sin perder las esperanzas, hace poco recibió una oferta de trabajo. Se trata de un proyecto sobre las pasarelas que se llama ‘Modelos’. Contó que las grabaciones se realizarán muy pronto en Medellín, Miami y México. En esa producción estarán María Cecilia Botero y Aura Cristina Geithner, entre otras. Ya Mauricio tiene los libretos, pero aún no se ha metido de lleno a leerlos.

+ Noticias


Meme de la semana
La alfombra roja de los Latin Grammy
Barranquilla se alista para los 20 años de la Catedratón
Carnaval de la 44: del pueblo y para el pueblo