Entretenimiento / 22 de julio de 2023

A Sofía y Joe “se les rompió el amor de tanto usarlo”

Joe Manganiello y Sofía Vergara

Zoraida Noriega

Manganiello fue quien pidió el divorcio a la bella y célebre barranquillera, a través de su abogada, citando “diferencias irreconciliables”. Ambos tenían un acuerdo prenupcial y cada uno mantendrá sus propios bienes acumulados durante los 7 años de unión.

Alegre, extrovertida y con muchos sueños, así luce Sofía Vergara por estos días.

A raíz del anuncio público que hizo Sofía Vergara sobre su separación tras 7 años de matrimonio con Joe Manganiello, se ha dicho de todo: que hubo infidelidad, que él quería tener hijos pero que ella no; que él sufría de depresión, que siempre se veía forzado a asistir a grandes eventos porque se sentía opacado al lado de una gran estrella y hasta publicó una revista que Sofía consumía alcohol lo que afectaba el proceso que venía sometiéndose Joe para evitar una recaída.

Nada más lejos de la realidad. Como le suele suceder a muchas parejas, simplemente la relación entre Sofía y Joe (5 años menor)  se fue enfriando con el paso del tiempo. Hasta que “se les rompió el amor de tanto usarlo” como dice la canción en la voz de la inolvidable cantante Roío Jurado.  

En los mejores términos se produjo la separación, dio a entender en el comunicado la famosa actriz barranquillera que muy pronto la veremos otra vez en pantalla haciendo el papel de Griselda Blanco, ‘La madrina de la cocaína”.   

Fue Manganiello quien solicitó el divorcio a través de su abogada, citando “diferencias irreconciliables” en los documentos.

Algunas de las fotos que publicó en su Instagram en el día de su 51 cumpleaños.

«Cuando la vida te da limones, vienes a Italia y los exprimes», publicó ‘La Toti’ en Instagram junto a una foto suya cenando en Villa Cimbrone, en Salerno, Italia, con unos amigos.

Por el carrusel de fotografías que venía posteando en las redes en distintas partes de ese país, sin la compañía de su guapo marido, los cibernautas e inclusive las revistas de entretenimiento comenzaron a ‘olfatear’ que algo andaba mal.

Cuando la estrella de la exitosa comedia Modern Family (en la que trabajó durante 10 años) cumplió 50 años en 2022, compartió su celebración con amigos y varios familiares que llegaron especialmente de Miami y Barranquilla, pero en ninguna de las fotos figuró Manganiello, quien, al parecer, solo sacaba tiempo para posar cargando Bubbles, su mascota preferida.

Con su característico sentido del humor escribió: “vieja pero no pelleja”. El festejo por el medio siglo de vida no fue seguramente como ella hubiese querido.

El 10 de julio la también juez del reality ‘America‘s Got Talent escribió “Despertarme aquí el día de mi cumpleaños 51, todavía con salud, sueños, energía (ya me duelen las rodillas, eso sí) pero con mucha alegría de vivir!” publicó en Instagram desde la isla de Capri.

Joe siempre llevando en brazos a la mascota Bubbles.

Y es que vitalidad y alegría sí le sobran a Sofía, quien según Forbes es la actriz mejor pagada de la televisión estadounidense. Su belleza, sumada a su arrolladora personalidad, su chispa como buena caribeña, una mujer que no se deja echar vainas de nadie, hacen que sea única desde que emprendió su meteórica carrera.

Como se recuerda, la pareja contrajo matrimonio el 22 de noviembre de en Palm Beach y por medio de sus redes sociales -principalmente Instagram- los novios compartieron detalles de la pomposa boda con 400 invitados. Ella lució un espectacular vestido de princesa con un falda con cola que nacía a la altura de la cintura del diseñador Zuhair Murad.

Lo que no se sabía era que antes de casarse ambos habían firmado un acuerdo prenupcial, por lo que cada uno conservará los bienes que acumuló durante los siete años de matrimonio.

Hace siete años daban el «sí quiero» en una pomposa boda en Palm Beach.

En la boda, la pareja no aceptó regalos y pidió a los invitados hacer donaciones a instituciones de caridad, entre ellas el hospital St. Jude.

El mes pasado, se supo que la mansión  de siete habitaciones y 11 baños en Beverly Hills, que fue el nido de amor de una de las parejas más mediáticas, fue puesta en venta. Y como los cuentos de hadas: colorín colorado …

+ Noticias


“Ayyy… me duele la espalda”
“La pandemia no ha logrado que me quede quieto”: Agmeth Escaf
Y después del encierro…
¿Se pasó de tragos? 7 consejos para hacerle el quite al guayabo