Dolce vita / 27 de mayo de 2023

Bájele a la sal si quiere vivir mejor

Miredvista.co

La OMS recomienda un consumo máximo de 5 gramos al día (una cucharilla de café), pero el 75% de la población mundial consume el doble de la cantidad de sal considerada saludable.

Menos sal, más vida. Esa parece ser la consigna en estos días de calor intenso en el que todos estamos más preocupados que de costumbre por el efecto que este tiene sobre nuestra organismo, especialmente en la tensión arterial y en la salud cardiovascular.

En efecto, la reducción de la sal en la dieta es una de las medidas recomendadas por las Naciones Unidas y por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para prevenir las enfermedades no transmisibles y mejorar la salud de la población, que en general tiende a creer que el consumo habitual en exceso de este compuesto químico es inofensivo.

Hay sobradas evidencias de que el exceso de sal en la dieta incrementa la presión arterial causando aproximadamente el 30% de hipertensión. Pero no es solo eso: representa un posible carcinógeno para el cáncer gástrico y está asociada con la insuficiencia renal, la osteoporosis, los cálculos renales y la obesidad. 

La OMS recomienda un consumo máximo de 5 gramos al día, es decir, 2.000 miligramos de sodio o ,lo que es lo mismo, una cucharilla de café; sin embargo, el 75% de la población mundial consume el doble de la cantidad de sal considerada saludable, según lo estima la entidad.

La hipertensión es un riesgo de salud importante en las Américas, en donde del 20 al 35% de la población adulta ha incrementado su presión arterial. La población afrodescendiente es especialmente susceptible a los efectos adversos de la presión arterial debido al excesivo consumo de sal.

Las comidas preparadas comercialmente tienen por lo general un alto contenido de sal, que en muchos casos es un contenido oculto pues no es informado debidamente al consumidor. Sin embargo, cada vez son más los países que han entrado a regular más los alimentos ricos en sodio, grasas saturadas o azúcares añadidos y a exigir etiquetas informativas.

Se estima que cerca del 30% de las personas con hipertensión tendrían una presión arterial normal y que también quienes manejan una presión normal tendrían mejor control de ella si consumieran sal en una cantidad saludable. Una dieta bajo en sal evitaría hasta uno de cada cuatro ataques al corazón o accidentes cerebrovasculares.

Ahora bien, en las cantidades recomendadas, los beneficios de la sal también son numerosos, empezando porque es un condimento muy valioso y con minerales esenciales para un buen funcionamiento del organismo, siendo el sodio su mayor aporte. Además, regula el PH correcto, tiene propiedades antiinflamatorio y antihistamínico, fortalece el sistema inmune, reafirma estructura ósea, y desintoxica el cuerpo, entre otros.

ALIMENTOS CON MÁS SAL OCULTA

¿Cómo mejorar la ingesta de sal y con ello adoptar un hábitos saludables? Bueno, lo primero es controlar en extremo la sal que utiliza en casa: entre menos, mejor. Si va a comer por fuera, pida que su comida sea con baja sal. Y si compra alimentos procesados, tenga en cuenta este listado de los alimentos con más sal oculta entre sus componentes: Pan, quesos, embutidos, carnes frescas, salsas, sopas y cremas de sobre, los mecatos o paqueticos, los alimentos en conserva, alimentos preparados, pastelería en general. Y hay otros alimentos que parecieran que no, pero que sí tienen más sodio de lo normal: los quesos procesados, la comida congelada, los cereales del desayuno, las salsas preparadas y los enlatados.

+ Noticias


El rapero Pharrel Williams aterriza en la casa Louis Vuitton como director creativo
Luifer Cuello, de la ‘Nueva ola’ vallenata a la ‘nueva ola’ culinaria
La oferta de Disney+ para “pelear” audiencia
Conoce más sobre Game Jam, el concurso de videojuegos que combate el bullying