Lo último / 22 de mayo de 2021

“Barranquilla está en el radar como sede del Miss Universo”, dice Tatyana Orozco

La barranquillera Tatyana Orozco con las demás jueces de la edición 69 de Miss Universo luego de conocerse el nombre de la ganadora.

Zoraida Noriega

La presidenta de Arena del Río también cuenta detalles de su rol como jurado en tan importante certamen de belleza.

Tatyana Orozco, la única colombiana que hizo parte del panel del jurado en el Concurso Miss Universo, regresó a su natal Barranquilla muy complacida  por el deber cumplido en tan importante certamen y por haber tenido la oportunidad de promocionar la ciudad como destino turístico y el país en general.

Estaba en España visitando a los familiares de su esposo cuando la llamaron de la organización del concurso;  aceptar la invitación no lo pensó dos veces, empacó maletas y enseguida voló a Florida, EEUU, donde tuvo lugar el certamen. Su nombramiento como juez, dice que fue por el cargo que ejerce como presidenta de uno de los proyectos en materia de desarrollo urbano y entretenimiento que está en construcción en Barranquilla como es Arena del Río.

Tatyana, quien lució un diseño de Carolina Herrera, aprovechó la oportunidad para tomarse una selfie con la Miss Universo saliente, la sudafricana Zozibini Tunzi.

“Arena del Río se ha ido posicionando poco a poco. Como nosotros ya estamos mirando cuál sería la agenda en 2024 cuando esté listo,  dentro de esos eventos está el Concurso Miss Universo. La organización también se ha mostrado interesada en hacer ese reinado en Barranquilla. Estamos en esa conversación. Sería buenísimo para el turismo en Colombia”, dijo la economista y ex viceministra de turismo.

Con su esposo Mariano Marcos y Keltie Knitght, presentadora de Entertainment Tonight, que también hizo parte del jurado.

“Creo que la ciudad sí estará en condiciones para ser sede. Vamos a apostarle a eso. Desde la presidenta Paula Shugart y demás miembros de la organización, ya nos tienen en su radar”.

MÁS QUE BELLEZA

Tatyana  apunta entre risas que solo había sido jurado en el Reinado Intermunicipal de Santo Tomás y Festival de la Leyenda Vallenata, pero jamás en un torneo de belleza. Sin embargo, afrontó el reto informándose en todo lo referente al desarrollo del Concurso Miss Universo para desempeñar un buen papel junto con las otras 7 jueces internacionales, tres de las cuales también se desempeñan en el sector empresarial.

Una foto para el recuerdo: la nueva soberana Andrea Meza con quienes la eligieron como la más bella del universo.

 “Fue una experiencia muy enriquecedora conocer y escuchar a tantas jóvenes con culturas distintas”.

A diferencia de versiones anteriores, explicó que “desde un comienzo nos dijeron que el comité era el que iba elegir. Consideraron  que era mejor tener al mismo grupo todo el tiempo para que eligiera, porque había mucha ventaja en el sentido de que ya las veníamos conociendo”.

“Nos advirtieron que teníamos que valorar muchas cosas en una candidata, no solo sus atributos físicos. Porque hoy en día Miss Universo representa más que la belleza. Una reina tiene mucho trabajo, tiene que desenvolverse bien donde vaya”.

Tatyana quedó impactada con el nivel de madurez, inteligencia y el trabajo comunitario que realizan candidatas tan jóvenes. “Me impresionó gratamente que se trataran temas que antes no se tocaban, como la violencia intrafamiliar, abuso sexual y desórdenes alimenticios. Escuchar algunas de esas historias en la ronda de la entrevista privada me sorprendió”.

Uno de los detalles que aplaude, es que no hubo premios como la mejor compañera y otros estímulos; “se premió la que mejor impacto social ha tenido, que fue Miss Bolivia, y a Miss Vietnam, quien obtuvo la mayor votación del público” 

NOS TUVIERON APARTADAS

En cuanto al proceso de las preguntas Orozco comentó que este año todo cambió. Antes de la gran final, cada una de las 73 candidatas escribió una pregunta, de las cuales la organización del concurso escogió 10 para entregárselas a los jueces. El liderazgo de la mujer y la pandemia, fueron los ejes temáticos de la primera tanda de preguntas de los jurados para las cinco finalistas.

“Nos dijeron que de esas 10 cada una de nosotras tenía que elegir una pregunta, la que queríamos hacer. Pero que después cada finalista tenía que escoger un sobre que contenía un número que correspondía a cada juez. No todas tuvimos oportunidad de preguntar porque ellas eran 5 y en el panel del jurado éramos 8”.

Entonces, la suerte estaba echada en esos momentos. A la juez barranquillera le tocó el turno con Miss India, quien en su respuesta hizo un paralelo entre la salud y la economía, en el cual dejó claro que para tener una buena economía se necesita tener salud primero, por lo que le pidió al gobierno trabajar de la mano de la gente para lograr los objetivos.

Lo particular es que cada juez mantuvo en secreto la pregunta que habían escogido para el momento final. Durante el desarrollo del certamen ellas siempre estuvieron ‘escoltadas’ por chaperonas para evitar que no hicieran comentarios entre sí a fin de que la una no influyera en lo que pensaba la otra, y no las dejaban salir de su entorno, también por lo del Covid-19. La votación fue individual y con mucho hermetismo.

Sobre su compatriota Laura Olascuaga, confiesa Tatyana  que le dolió mucho que no hubiera llegado al top 10, pero destacó su buen desempeño.   

+ Noticias


¡No te vistas que no vas! Colombia no hará el Mundial femenino del 2023
Sigue el ‘moomy boom’ entre las famosas
La pareja de diseñadores que talla obras de arte en madera
La ‘Ruta de la Marimonda’, o el camino para vivir y sentir el Barrio Abajo