Mundo curioso / 9 de septiembre de 2023

El poliamor da su fruto: niño podrá ser registrado como hijo de tres padres

Denis Ordovás, de 45 años, con sus esposas Leticia, de 51, y Keterlin, de 32, quien tiene hoy ocho meses de embarazo.

Miredvista.co

Juez de Brasil autoriza que el pequeño, que nacerá en octubre en el seno de un hogar poliafectivo, sea bautizado con tres apellidos, lo que constituye un triunfo legal para el trío de padres. “Las familias están cambiando”, aseguró uno de ellos.

La justicia de Brasil reconoció como legal la “unión estable poliafectiva” de tres personas que conviven desde hace 10 años y que pronto se convertirán en padres, en lo que constituye un hecho sin precedentes en ese país.

En efecto, en 2013 Denis Ordovás, de 45 años, y su esposa Leticia, de 51, decidieron desafiar las convenciones sociales del momento abriéndole las puertas de su hogar y de su corazón a Keterlin Keafer, de 32, con quien establecieron un compromiso poliamoroso que hoy suma diez años de convivencia y amor compartido.

El poliamor se define como la relación afectiva, emocional y sexual que establecen tres o más personas entre ellas. Todas conocen y consienten ese vínculo, que se produce de forma simultánea. Ser poliamoroso implica tener capacidad y deseo de querer a más de una persona a la vez, aceptando ese amor compartido, como en el caso señalado.

Denis, Leticia y Keterlin contaron que siempre quisieron tener hijos y que, por eso, cuando supieron del embarazo de Keterlin decidieron llevar su caso a los tribunales. “Estábamos muy contentos con la decisión; después de todo, han pasado diez años. Muchas relaciones ‘normales’ ni siquiera llegan a ese punto”, comparó.

En entrevista con el medio O Globo, el trío poliamoroso radicado en Novo Hamburgo, región de Porto Alegre, señaló que la búsqueda para que su relación sea reconocida surgió precisamente por ese deseo de expandir su familia.

Pero el camino hacia esta victoria legal no ha sido sencillo, pues los protagonistas de esta historia nunca han ocultado su vida a nadie. Cuando los esposos iniciales (Daniel y Leticia) intentaron oficializar su relación ante las autoridades, se les rechazó debido a que ya estaban casados desde 2006. El registro civil les exigió que se divorciaran antes de poder registrar la relación poliamorosa.

La reciente decisión judicial eliminó esta barrera y, por consiguiente, las oficinas de registro estarán obligadas a aceptar la inscripción en un registro multiparental del bebé por nacer –que será bautizado como Yan— con los apellidos de sus tres padres.

El juez Gustavo Borsa Antonello, magistrado que decidió aprobar el pedido, señaló que la unión de los tres está “revestida de notoriedad, continuidad, cariño y tienen el objetivo claro de contar con una familia feliz”.

Sin embargo, si bien es trascendental la batalla jurídica que han ganado estas tres personas, el Ministerio Público aún podría apelar a la decisión en un paso de 30 días.

+ Noticias


La decoración navideña marca desde ya lo que será tendencia este fin de año
¡Ojo al dato! WhatsApp eliminará los grupos que usen esta palabra
En ‘Sabor Barranquilla’ se busca la mejor receta casera
Bananitos al tequila